jueves, 3 de diciembre de 2009

Berenjenas rellenas

Es laborioso, pero están taan buenas, ¡que no me da nada de pereza hacerlas! Para invitados quedas estupendamente, como yo la última vez, ¿verdad?

Ingredientes (para 2):
   - 2 berenjena
   - 2 zanahorias
   - 1 cebolla
   - Un puñadito de tomates cherrys
   - Algunos champiñones frescos (a mi en casa no me dejan echarlos...)
   - 200g de carne picada (yo suelo hacerlo cuando tengo restos en casa de filete, lomo... ¡hasta salchichas!) También vale pollo en taquitos.
   - Leche, harina, mantequilla (para la bechamel)
   - Sal, nuez moscada, pimienta negra
   - Queso rallado o en polvo, para gratinar

Preparación:
   Partimos la berenjena por la mitad, y con ayuda de un cuchillo y una cuchara, la vaciamos. Hay que dejarla de entre medio y un cm. de grosor. Reservamos la carne.
   Ponemos las dos mitades a hervir en agua con sal. Unos diez minutos, no tienen que quedar muy flácidas. Cuando estén listas, las dejamos escurriendo en un escurridor (¿dónde sino?).
   Mientras tanto, picamos pequeñito la zanahoria y la cebolla y la ponemos a pochar en una sartén grande, echamos sal.
   Picamos la carne de las berenjenas. Desechamos la parte que tenga más pepitas y el resto lo picamos en daditos de medio centrímetro aproximadamente. Lavamos y picamos los champis.Ya podemos añadir estas verduras también a la sartén, con un poquito más de sal.
  Cuando esté todo pochadito, subimos el fuego y añadimos la carne picada. La rompemos mucho para que quede bien mezclada y se vaya haciendo, y enseguida incorporamos los tomatitos cortados en 4 (o por la mitad si son muy pequeños). Un par de minutos y retiramos del fuego.
   Hacemos un poco de salsa bechamel y la revolvemos bien con el relleno.
   Sólo queda colocar las berenjenas en una fuente de horno, rellenarlas (¡que queden bien llenitas!) y ponerles queso por encima.
   Ponemos a gratinar unos 10-15 minutos, o hasta que coja en punto que queremos: ya está todo cocinado, sólo tiene que dorarse.

   Siempre sobra relleno. Yo lo pongo en una fuente o cazuela de barro, y lo hago al horno igual que las berenjenas, gratinado con queso. Para insaciables, ¡o para mañana! Otra opción es retirarlo antes de echar la bechamel y guardarlo para comer con pasta, por ejemplo.


  

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails
 

Anita Cocinitas Template by Ipietoon Cute Blog Design