miércoles, 23 de noviembre de 2011

Chutney de calabaza


   Hace tiempo que de vez en cuando preparo chutney de mango. Lo suelo hacer en bastante cantidad y lo congelo o envaso para poder disponer de él para acompañar una carne, o preparar un coronation chicken. Sabía que se pueden hacer un montón de versiones de chutney: pimiento, tomate... y siempre van quedando en pendientes y no termino de hacerlos.

   Pero hace poco comiendo con unas amigas nos sirvieron acompañando a un jamón asado una especie de chutney de calabaza que me encantó. Así que me puse a buscar una receta para hacerlo en casa, con alguna de las calabazas que había comprado para Halloween. Y desde luego ha sido todo un descubrimiento.

   Da un poco de trabajo, sobretodo por picar la calabaza y todos los ingredientes, pero el resultado merece mucho la pena. Igual 1kg de calabaza es demasiado, pensaba que se reduciría bastante y casi no lo hace. Pero la verdad es que una vez que te metes en faena cuesta casi lo mismo, y así tenemos chutney siempre que queramos.

   El chutney es una especie de mermelada agridulce que combina genial con carnes (sobretodo de cerdo) y pescados. Este que hemos hecho hoy con calabaza tiene un sabor dulce y ácido con un toque picante que nos ha encantado Es una guarnición diferente, que también podemos utilizar para tostas, con un poco de queso por ejemplo. Cuando vaya encontrándole usos ya os iré contando, de momento os dejo con la elaboración, y pronto os contaré como lo hemos estrenado, os va a gustar.

-------------
   Pero antes quería utilizar esta entrada para hablaros de la picadora Fresh Express de Moulinex. Hace unos meses ya que me la mandaron a casa para que la probara y diera mi opinión, y entre vacaciones, líos y otros asuntos varios, ha ido pasando el tiempo sin que haya tenido ocasión de enseñarosla y contaros qué me ha parecido.

   
   Seguro que a estas alturas todos la conocéis, por haberla visto en otros blogs o en alguna tienda de electrodomésticos. Es una maquinita roja y de colores con aspecto psicodélico que llama mucho la atención. La verdad es que cuando me llegó lo primero que pensé es que era un trasto bastante grande para mi pequeña cocina, y que además no lo iba a usar mucho. Pero la verdad es que una vez cogido el truco lo utilizo muchísimo.

   Tiene 5 cuchillas distintas: para rallar grueso y fino, para hacer rodajas más y menos gruesas y para rallar queso o pan... (polvo). Las cuchillas, que son circulares se cambian muy fácil junto a toda la parte que se mancha, se retira muy fácil para limpiar. Además se llega muy bien al fregarla, no tiene esquinas ni rincones complicados, con lo que aunque quiera rallar tan sólo una zanahoria para ensalada lo utilizo, se tarda lo mismo en limpiar la maquinita esta que mi rallador manual de Ikea.

   Os voy a hacer un resumen de mis impresiones:

A favor:
- Funciona muy bien y muy rápido, ralla o corta lo que sea en un momento.
- Es muy fácil de desmontar y limpiar
- Si tienes dónde "exponerla" en la cocina, tiene un diseño bonito, aunque aparatoso. Todos los accesorios se apilan y guardan todos juntos, sin que tengas que tener piezas sueltas por los cajones
- El cable se recoge dentro, de manera que no queda "colgando"
- Es muy seguro: No hay manera de meter un dedo y cortarte (tiene el mismo funcionamiento que una licuadora). Esto es bueno para familias con niños y para manazas como yo...

En contra:
- Me parece muy grande para el uso que se le da. Mi cocina es pequeña y me resulta un poco armatoste.
- Al funcionar a veces huele un poco a quemado. No me ha dado ningún problema, pero no me parece que vaya a durar muchos años...
- En línea con lo anterior: si picas mucha verdura, a veces se atasca en los bordes. Pero entiendo que es un problema normal, para con cualquier tipo de rallador y el trozo final de las verduras. Esto no es un fallo gordo, pero es simplemente algo que no este rallador
- Como da vueltas muy rápido, a veces las virutas salen disparadas. Es como un error de diseño: la boca por la que salen las verduras troceadas está un poco alta y con cualquier cuenco o plato que ponga debajo me pasa lo mismo: salen trocitos disparados, como se ve en la foto


- Sobretodo, el precio. Cuesta en el mercado sobre unos 70€, precio que yo no pagaría por un aparato para rallar. Pero entended que yo también soy un poco así con estas cosas. No me gusta gastarme mucho dinero en diseño, prefiero funcionalidad... y comprarme más cosas más baratas. En cualquier caso me parece mucho dinero para un aparato que en el fondo sólo ralla. Eso sí, ¡ralla de maravilla!

Resumen:
   Funciona muy bien y yo lo utilizo muchísimo, estoy encantada, pero me parece muy grande y muy caro para mis necesidades. Puede ser un buen regalo para alguien que estrene cocina y le gusten los cacharritos

-------------
Receta de Chutney de calabaza:

Ingredientes:
   - 1kg de calabaza pelada y limpia (1 calabaza Hokkaido de 1'5kg)
   - 3 peras no muy maduras
   - 3 tomates
   - 2 limones ecológicos pequeños de piel fina o 2 limas
   - 1 cucharada de mostaza en grano o en polvo
   - 1 cucharadita de pimienta blanca molida
   - 3 cayenas
   - 1 vaso de vinagre suave
   - 2 cucharadas de sal
   - 200g de azúcar (la receta original decía 250g, yo he puesto 200 y se podría poner incluso menos)

Cómo preparar chutney de calabaza:
   Comenzamos pelando y limpiando la calabaza. La receta original la trocea en cubos, pero yo la había probado rallada y me gustaba mucho el resultado, así que la he rallado. Da más trabajo, pero el resultado merece la pena. Y teniendo la Fresh Express la verdad que no me ha costado nada.


   Lavamos y pelamos las peras y las picamos muy fino o las rallamos. Pelamos los tomates (lo más fácil es escaldarlos) y los cortamos en dados pequeños. Lavamos bien los limones (o limas) y los cortamos en 4 trozos a lo largo. Luego cogemos cada uno de los gajos y los cortamos en láminas finas, de forma que queden mini-gajos de pulpa y piel.


   Ponemos en una cazuela grande a fuego medio-bajo la calabaza, el tomate, los limones, las peras, las especias, el azúcar, la sal y 1/4 de vaso de vinagre.

   Tapamos y cocinamos a fuego suave durante aproximadamente 1 hora, removiendo de vez en cuando.

   Pasado este tiempo, añadimos el otro 1/4 vaso de vinagre y cocemos 5 minutos más. Por último destapamos y seguimos cociendo otros 20 minutos más o menos, para que se vaya evaporando el líquido y nos quede un chutney más espeso. Hay que mover bastante, ya que al ir reduciéndose se puede quemar más fácil.

   Cuando alcance la textura que queramos (sería algo similar a un risotto) el chutney de calabaza ya está listo. Se conserva bien en el frigorífico unos días y sirve para acompañar a todo tipo de carnes y pescados, está buenísimo.

   También podemos congelar el chutney en pequeñas porciones, o envasarlo en botes de cristal esterilizados. Dura varios meses sin problema si hacemos bien el vacío. Para no alargar más el post, os explicaré pronto cómo lo hago yo, que es como se ha embotado en mi casa de toda la vida.

Fuente receta: Libro Wunderbare Kürbisküche, Ed. Bassermann

11 comentarios:

  1. que buena recetilla,la maquina muy chula a mi me encanta pero la encuentro cara jejej si no ya la tendría en casa,un beso

    ResponderEliminar
  2. Nunca he hechob chutney de calabaza. ¡Tomo nota que me ha gustado mucho! La máquina la tengo como algo pendiente. A ver si un día de estos cae. Besos y feliz día.

    ResponderEliminar
  3. Interesante la receta... y la maquinita esto un pinche...

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. La verdad es que no suelo cocinar apenas con calabaza. Supongo que será por costumbre familiar, pero hace poco la probé en una coca y me gustó! La idea de probarla en un chutney me gusta. A ver si me animo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Rica guarnición para cualquier carne. Besos!

    Ana de: 5 sentidos en la cocina

    ResponderEliminar
  6. QUe chulada de máquina, la receta bien rica

    ResponderEliminar
  7. me encanta ademas el color que ha quedado,q intenso!

    ResponderEliminar
  8. Yo no he probado todavía la calabaza, no me parece que tenga mucho chiste, aunque luego lo mismo me hago la fan número uno, a saber.

    Si dices que va bien con cerdo, seguro que va bien con pato, que combina muy bien con lo dulce.

    Lo del cacharrito, a mí 70€ no me parece demasiado por una máquina que hace todas esas cosas, pero que desparrame lo picado ya me hace menos gracia...

    Un besote

    ResponderEliminar
  9. De buen comer: Gracias guapa. A mi me pasa lo mismo, me parece muy cara! Pero me encanta :) Un beso

    Rous: Me alegro de que te guste! Si lo pruebas ya me contarás! Ya sabes, los reyes magos vienen prontito... jeje

    Maria Begoña: Gracias guapa! Un besote

    Núria: La base para esas tostas ricas :) Muak

    Dulce: Gracias guapa! Un beso

    La sopa boba: En mi casa siempre se ha hecho en puré y la verdad es que ahora estoy descubriendo muchísimas posibilidades nuevas. Prueba en risotto que está buenísima! Un beso

    Ana: Si, me encanta. Alegra cualquier plato! Un beso

    Maria: La maquinita es una gozada, pero para gustos :) Un beso

    Espe: Es verdad, además del sabor diferente el color es una alegría! :) Un beso

    Su: Dale a la calabaza!!! Jajaja... La maquinita va para gustos. Yo es que tiro siempre a lo económico, y en el fondo este chisme ralla y pica :) Un beso!

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails
 

Anita Cocinitas Template by Ipietoon Cute Blog Design