lunes, 26 de marzo de 2012

Crema de espárragos blancos frescos


   Que alegría cuando empiezan a aparecer los primeros espárragos blancos frescos... hasta el año pasado no los había probado, pero no por ganas, si no por no encontrarlos. Ahora que durante toda la primavera están tan a mano en el super, no puedo resistirme y repetimos cena una y otra vez, nos encantan.

   Aunque otro día os enseñaré cómo suelo prepararlos, hoy os traigo una crema de espárragos muy fácil y ligera que he sacado de una revista de recetas que me han regalado con la compra. Ideal para tomar templada, está riquísima, y además de ser muy sana, tiene un sabor muy suave que nos ha encantado.

   Las yemas de espárrago fritas ha sido otro descubrimiento. Con un sabor más parecido a los espárragos verdes a la plancha, le dan un toque estupendo a la crema, que también podemos acompañar de unos trocitos de jamón.

jueves, 22 de marzo de 2012

Ensalada de tallos de brócoli con aliño de soja y jengibre


   No, no me he vuelto loca. No, no estoy en operación biquini. Seguro que pensáis algo así después de ver la receta de Pak choi salteado con miso y vinagre balsámico y ahora una receta de ¿tallos de brócoli? Pues si. Es que en casa comemos raro, qué vamos a hacerle...

   Mi nevera y despensa son una mezcla de salsas (soja, teriyaki, otras salsas japonesas...), jamón del güeno, chorizos, jengibre, pastas asiáticas distintas, verduras extrañas... seguro que más de uno de los que pasáis por aquí me entendéis. Otros seguro que no. 

   La idea de guardar los tallos del brócoli (si, el troncho verde) para comerlo crudo en ensalada me la dio mi padre. No se si estas ideas se las inventa, le vienen de siempre de cuando mi abuelo tenía la huerta, o es que se dedica a investigar técnicas de nueva cocina. Lo que se es que él aprovecha todo. Es de los que se come las cabezas del pescado, las cosas que llevan mucho tiempo en la nevera... y los tronchos del brócoli.

   Y algo se tenía que pegar, claro. La verdad es que cuando lo preparó en casa me gustó mucho. Sólo para amantes de lo verde. Sabor a huerta, suave, crujiente... desde entonces en mi casa no se tira nada del brócoli, y eso que comemos mucho. Mi pinche hasta ahora se niega a probarlo, algún día le picará la curiosidad y ya veréis cómo le gusta.

   Normalmente lo preparo con un aliño normal y unos ajitos picados, como la escarola, si acaso con unos tomatitos cherrys. Pero hoy quería darle un toque más especial y enseñaros este aliño de soja y jengibre. Ideal para este tipo de ensaladas de brotes crujientes. Pero suavizado con un poco de aceite está también muy bueno con una ensalada más normal. A esto sí le ha dado el pinche el visto bueno. Está inspirado en una receta del libro La Dieta de los palillos

   Espero que os guste tanto cómo a mi. Porque además más sano no puede ser. Si el brócoli tiene muchísimas propiedades, además de ser ligero y estar cargadito de vitaminas, comiéndolo crudo estoy segura de que todas estas bondades se multiplican por 100, ya que no se pierde nada de nada por el camino. 

martes, 20 de marzo de 2012

Mini quiches de brócoli, tomatitos cherry y sobrasada



   Me encantán las quiches. Se preparan rapidísimo, se pueden dejar listas con antelación, son ideales para llevar de picnic o a una merienda... y se pueden hacer de los ingredientes que más nos apetezcan. Aquí en el blog hace tiempo ya publiqué una de salmón, brócoli y queso azul, pero también en I Love Tapas y Mumumío he publicado alguna distinta, como este original de zanahorias, jengibre y cilantro o este de tres quesos con cebolla caramelizada. ¡Siempre están buenas!

   En casa había hecho alguna vez quiche con sobrasada. Y la receta es tan sencilla que me daba hasta cosa publicarla. Pero hace poco me compré unos moldecitos desmontables individuales y estaba deseando estrenarlos. Así que he repetido receta y os traigo esta quiche de brócoli, cherrys y sobrasada, que está buenísima, con el dulce de las verduras y el picante de la sobrasada, nos encanta.

   Además, si la sobrasada viene directamente desde Mallorca, (gracias una vez más Teresa, estaba buenísima, la hemos aprovechado hasta el final) el resultado es espectacular.

   Para la base, lo que más os guste. Masa quebrada casera es lo mejor. Si no, a mi me gusta mucho cómo queda con hojaldre comprado. También otro tipo de masa, como una tipo brisa que he utilizado yo esta vez (ya que mi pinche me hizo el favor de bajar a comprar "hojaldre" al super... Pinche, apunta: hojaldre, en alemán, Blätterteig) también queda buenísimo.

jueves, 15 de marzo de 2012

Pak choi salteado con miso y vinagre balsámico


   Desde que estoy en Viena, como hay algunas verduras a las que estoy acostumbrada que no encuentro por aquí, me he ido animando a probar todo lo que veo en el mercado. Lo último, una que compré en Italia que no sabía lo que era... una especia de borraja que resultó ser achicoria y que simplemente rehogada con ajos estaba buenísima.

   Pero la col china y el pak choi tienen ya un hueco permanente en mi nevera. Hoy os quiero mostrar una manera facilísima de preparar esta última a la que nos hemos enganchado. Simplemente rehogada y con un aliño de pasta miso, vinagre balsámico y aceite de oliva. 

   Los pak choi son como una acelga pequeñita, muy común en los países asiáticos. Es donde la compro yo, en las tiendas de productos asiáticos, en la zona de neveras, donde a veces también compro otras verduras más corrientes, que son bastante buenas. Empecé a comprarla para utilizarla en salteados con más cosas, tipo wok de verduras. Ahora las compro en bolsas de 1 kilo y las comemos solas... que ricas.

   La idea de prepararlo así, tanto la forma de cocinarlo como el aliño, lo saqué de The stone soup, un blog vegetariano de recetas super sencillas que me gusta mucho, y del que suelo sacar algunas buenas ideas. Me gusta porque cocina siempre con 5 ingredientes, siempre busca respetar el sabor de cada alimento y da muy buenas pautas para comer más verdura, y sobretodo verduras distintas o utilizadas de distinta manera.

viernes, 9 de marzo de 2012

Pechugas de pollo hawaianas


   ¿Os gusta la pizza hawaiana? Si, esa que lleva jamón y piña. A mi pinche le encanta. Por eso, cuando vi en el blog Comer y Cantar esta receta de pollo hawaiano supe que le encantaría. Y así fue. Es una receta super fácil, de esas que llegas cansado de trabajar y te apetece cenar algo rico, fácil y que no sea una guarrería.

   O eres un super fans  de la pizza hawaiana como mi pinche, que ya está deseando repetir cena. O no has cocinado nunca y quieres hacer un plato rico rico. O cualquier cosa. ¿Hace falta escusa para prepararlo? No, y encima con ingredientes que, en mi casa al menos, no faltan nunca. Me recuerdan a estos libritos de pollo con bacon que hace un montón que no hago...

miércoles, 7 de marzo de 2012

Pizza 5 quesos y pizza ibérica


   No solemos hacer pizza muy a menudo. Por eso cuando nos ponemos, la hacemos con muchísimas ganas. La masa siempre es la misma, y normalmente no planeamos mucho los ingredientes, lo que haya en la nevera o se nos ocurra sobre la marcha.

   Como anoche. La semana pasada pensamos en la pizza, y por una cosa o por otra no llegaba el momento de ponerse a amasar. Por eso ayer nos supo tan rica...

   Desde que hice por primera vez la pizza caprichosa, mi primera masa casera, he ido mejorando mucho. Casi un año utilizando harina de espelta en vez de harina de fuerza (si, el alemán es difícil y yo a veces muy tonta), pero ahora ya la hago con harina normal, y sale fantástica. Y además, he conseguido darle la forma que quiero yo, y no la quiere el rodillo.

   Con estas cantidades de masa me da para exactamente la forma y tamaño de la bandeja del horno. Dividimos en dos y ¡a rellenar! En este caso, una de todos los quesos que había en la nevera y otra con tomate, jamón y cebolla, ¡ñam!

jueves, 1 de marzo de 2012

Ternera guisada con cerveza negra


   Reconozco que con todo lo que me gusta experimentar en la cocina, con los guisos de carne varío muy muy poco. Antes siempre la hacía con la receta que me dio mi madre, la de toda la vida. Un día descubrí el goulash y ya lo preparo siempre así.

   Pero el otro día mi querida Núria de Estoy en ello preparó una receta de Ternera a la cerveza negra que me estaba llamando a gritos. Una vez encontrada la cerveza (que me costó un poco en este país de cerveceros fieles a sus clásicos) me ha faltado tiempo para prepararla.

   Y está buenísima. Tanto que repetiré de vez en cuando: es muy fácil de hacer y la salsa queda... ¡cómo queda esa salsita! Lo hemos acompañado de unas patatas fritas para deleite del pinche (nunca se las hago) pero como siempre, se puede servir con un poco de arroz, o pasta. Y pan para mojar...

   Os dejo con mi versión de la receta de Núria, espero que os guste tanto cómo a mi.

Related Posts with Thumbnails

  © Template Recipes by Emporium Digital 2008. [Modified by Anita Cocinitas ]

TOP