miércoles, 31 de marzo de 2010

Revuelto "de la casa"


   Si tuviera un restaurante, esta cosa tan feucha sería el "revuelto de la casa". Revueltos se hacen en todas las casas. Para aprovechar unas sobras, para preparar algo rápido, porque están buenos... Pero esta combinación me ha enganchado. Hay que ver como una cosa tan tonta se te antoja una temporada...

Ingredientes (por persona):
   - 3 o 4 espárragos trigueros
   - 1/2 cebolla
   - 1/2 tomate (o 1 si es pequeñito), también valen un puñado de tomates cherrys
   - Un par de lonchas de jamón
   - 1 o 2 huevos (dependiendo del hambre...)
   - Un chorro de leche o nata
   - Queso rallado (opcional)
   - Pimienta molida

Preparación:
   Limpiamos y troceamos los espárragos y los ponemos a fuego medio en una sartén con un chorrito de aceite. Picamos la cebolla en juliana y añadimos. Salamos un poco y cocinamos un par de minutos.
   Picamos el tomate en daditos y lo mezclamos con lo anterior. Enseguida incorporamos el jamón en tiritas.
   Damos un par de vueltas y añadimos el huevo batido con un chorrito de leche o nata y un poco de queso rallado. Ahora ya viene el gusto de cada uno, más o menos hecho el huevo. 
   Servimos espolvoreado con un poco de pimienta y acompañado de algunos biscotes, pan frito...

A mi me encanta así, pero un revuelto... ¡de cualquier cosa está rico!

   Disfrutad de las vacaciones, nos vemos a la vuelta.

martes, 30 de marzo de 2010

¡Sushi!


   Para ir abriendo boca, y daros un poquito de envidia: makis de salmón-aguacate-philadelphia, cangrejo-pepino-zanahoria, y pollo tori no karaage-pimiento rojo-espárragos. Y algo más de estos deliciosos nuggets de pollo macerados...

    Lo regamos todo con una buena cerveza japonesa, ¡Kampai!


   Paciencia... la receta y el paso a paso llegarán... tuvimos mala pata con las fotos, así que seguid atentos...

lunes, 29 de marzo de 2010

Pasta casera (Tallarines Pomodoro e Mozzarella)


   Tanto visitar blogs... al final me piqué, claro. Y como no me puedo estar quieta, vi una oferta en el Makro y me compré la máquina de pasta. No tiene rodillos intercambiables, no es la mejor máquina del mundo... pero para comenzar a experimentar me sobra.


    Y ahí estaba esperando en un armario... y por fin, este fin de semana llegó su gran estreno! ¿Trabajo? Si, da trabajo, no tiene nada que ver con abrir el paquete de macarrones y cocerlos. Pero el resultado tampoco tiene nada que ver, por supuesto. Nosotros hicimos la masa en 15 minutos, nos fuimos a dar un paseo, y a la vuelta, a estrenar la máquina! Es muy divertido, y si teneis niños, no dudeis que les encantará hacer sus propios espaguetis, ¡es como jugar con la plastilina! Nosotros, que somos como dos niños grandes, lo pasamos como enanos.

   Esta vez hice para comer en el momento, pero la próxima vez pienso hacer de sobra. Luego se congela en paquetitos individuales y tenemos pasta casera cuando queramos!


   La receta, la clásica que he encontrado en un montón de sitios. 

Por persona:
   - 100g de harina
   - 1 huevo
   - Una pizca de sal
   - Un chorrito de aceite de oliva

Preparación:
   Colocamos la harina haciendo un volcán y ponemos en el centro los huevos batidos, la sal y el aceite. Comenzamos mezclando con un tenedor, para acabar amasando con las manos. En unos 10 minutos tendremos una masa nada pegajosa y muy bien integrada. Tapamos con un film y dejamos reposar una media hora. 


   Una vez pasado este tiempo, partimos la masa en 3-4 trozos, que espolvoreamos con un pelín de harina. Colocamos la máquina en la posición más abierta (el nº 1 en mi caso) y pasamos uno de los trozos. Tenemos que pasar unas 6 o 7 veces cada trozo. Para ello, cada vez, doblamos la masa a lo largo y cambiamos la dirección en que lo pasamos por el rodillo. 



   Cuando hemos amasado todos los trozos, le damos el grosor que queramos: vamos pasándolo por todas las medidas del rodillo hasta alcanzar el grosor deseado. Primero por el 2, luego 3, 4... yo lo dejé en el 7, aunque también probé a la medida más fina a ver cómo quedaba! Durante todo el tiempo, iremos viendo cuando la masa nos pide que la espolvoreemos con harina.


   Al final nos quedarán unas láminas rectangulares muy largas. Las podemos cortar por la mitad para que sean más manejables. Sólo queda pasarlas por el rodillo de corte que elijamos, en nuestro caso, tallarines. 

   
   Cocemos de la manera tradicional, que será suficiente con 4-5 minutos... ¡y a disfrutarla!


Salsa Pomodoro e Mozzarella:

Ingredientes:
   - 2 tomates maduros
   - Mozzarella en trozos
   - Albahaca fresca
   - Sal, pimienta negra, aceite de oliva

Preparación:
   Pelamos los tomates, los cortamos en taquitos y los ponemos en una sartén con un chorrito de aceite a fuego medio. Salamos y cocinamos un par de minutos. Añadimos la albahaca picadita y en el último momento la mozzarella. Mezclamos con la pasta y servimos inmediatamente, espolvoreando con pimienta negra recién molida.

jueves, 25 de marzo de 2010

Concurso Lazy Blog - Come Mai?


   Hoy va de premios y regalos. Y es que por alguna extraña razón que no termino de entender, de entre 40 maravillosas recetas, mis Gnochis di Zucca han sido elegidos como parte de las ganadoras del concurso Lazy Blog - Come Mai? que organizó Futuro Bloguero. 


    No dudeis en pasaros por su blog, que aparte de las estupendas recetas a las que nos tiene acostumbrados, podreis ver todas las recetas participantes y descargaros el librito pdf que ha realizado. ¡Me encanta! 
   Gracias una vez más por la iniativa, que ha sido todo un éxito, y por elegir mis gnochis, no sabes la ilusión que me hace. El premio es asistir a un seminario de cocina italiana impartido por Come Mai? el día 16 de abril, junto a él y el resto de blogs ganadores:
   
   - Futuro Bloguero, Lazy Blog
   - Lolah, Lola en la cocina

  ¡¡Y nuestr@ acompañante respectivo!! Me hace mucha ilusión poner cara a todos ellos, sobretodo después de la experiencia del IV Encuentro Tapas&Blogs del que salí tan contenta!

   Se abre el plazo de solicitudes para venir conmigo... ¿Alguien se apunta?

Club Comida


   ¡Por fin tengo mi bolsa de Club Comida! Por si no lo conoceis, es una comunidad de blogs de cocina en castellano, donde podeis encontrar páginas estupendas, ¡y cada día somo más!

   Cuando llegamos a los 50 blogs (ya va por 198) sortearon 5 bolsas como la de la foto, y una me tocó a mi. ¡A mi que nunca me toca nada! ¡que ilusión!

   Con lo chula que voy yo con mi carrito de la compra, ya vereis ahora con la bolsa...

   Las otras 4 que pueden presumir de bolsa son:
   - Eva de El blog de Eva
   - Palmira de Come Conmigo
   - Chary de Mi Cocina y Otras Cosas
   - Norellys de Las Recetas de Norellys

   (A la piña le dije que sonriera para la foto, pero estaba enfurruñada, por eso sale tan feucha, ella se lo pierde)

miércoles, 24 de marzo de 2010

Brochetas de salmón Teriyaki


   Estaba pensando como preparar un estupendo lomo de salmón que tenía esperándome cuando la última entrada de Pintxo en Directoalpaladar me inspiró: ¡¡Brochetas Teriyaki!!

   Más fácil imposible, y una forma diferente de comer salmón, y con la verdura que tengamos más a mano irá perfecta.


Ingredientes:
   - 300g de un lomo hermoso de salmón
   - 1 calabacín
   - 1 cebolla
   - Salsa teriyaki
   - Palillos de brocheta
   - Aceite de oliva

Preparación:
   Quitamos la piel y las espinas del salmón y lo cortamos en tacos más o menos grandes. Los ponemos en un bol, añadimos salsa teriyaki y dejamos macerar por lo menos una hora. Introducimos en agua los palos de las brochetas para que luego no se quede en salmón muy pegado.
   Cortamos las verduras en tacos. Yo he puesto calabacín y cebolla, podeis poner las que más os gusten. Podemos ponerles un poco de sal. Al salmón no le hará falta, con la salsa teriyaki será suficiente.
   Preparamos las brochetas insertando los ingredientes salteados, y las cocinamos a la plancha. Si los tacos de salmón son gruesos quedará más jugoso, pero hay que hacerlo a fuego suave para que se haga bien por dentro.

   De esta misma manera podemos hacer brochetas de pollo, como nos sugería Pintxo, o sólo de verduras...
Lo podemos acompañar de arroz  basmati para tener un plato más completo.

lunes, 22 de marzo de 2010

IV Encuentro tapas&Blogs - Taller de Sushi por Gastromaniac

    Tal y como adelantaba en el último post, el pasado miércoles tuve la suerte de poder asistir al IV Encuentro Tapas & Blogs. 
 
   Esta vez consistió en un genial curso de Sushi de la mano de Gastromaniac


   Nunca había hecho sushi, me daba “miedito”. Nunca había asistido a un curso de cocina, no me había decidido. No conocía en persona a ninguno de los bloggers que he ido conociendo en el tiempo que llevo enganchada al mundo de los blogs… y ¡¡me ha encantado la experiencia!!

Foto: Elena Fernández Martín

   Rocío nos dio una estupenda clase de la historia, preparación, variedades y “fusión” del sushi. Aprendimos un montón, descubrimos que no todo el sushi tiene que ser pescado crudo, nos reímos mucho, Rocío nos contó un montón de anécdotas geniales… y luego nos dimos un atracón a sushi!!! Creíamos que podríamos con todo, por supuesto, pero no fue así, que pena, con lo ricoricorico que estaba!!


   Más que recomendable asistir a este curso, no dudéis en contactar con ellas.

 Foto: Elena Fernández Martín

   Y por supuesto, un placer haberme podido unir a Tapas&Blogs, y conocer a todos los asistentes! Al estar sentados alrededor de la mesa, no tuve mucha oportunidad de charlar con todos ellos, pero espero la próxima ocasión porque son gente estupenda! Asistimos:

Foto: Elena Fernández Martín

   - Rocio y Rocio, de Gastromaniac, las anfitrionas,
   - Alfonso, De rechupete,
   - Carlos, A ver que cocinamos hoy,
   - Mercedes, Honey Bunny Flying Free
   - Rosa, Velocidad Cuchara,
   - Marta, Directo al Paladar,
   - Lua, Trends People, e Iria,
   - Celina, Celina Catering
   - Damian, Estoy hecho un Cocinillas
   - Raquel, Sinestesia Gastronómica
   - Gabriel, Eating Madrid
   - y yo, Ana, Anita Cocinitas

Foto: Elena Fernández Martín

   Y no podemos olvidar a Elena Fernández, que nos hizo unas estupendas fotos, ya que estabamos todos "con las manos en el arroz!"


   Muchas gracias a todos, fue una velada magnífica... y ya tengo en mente la próxima "Sushi Party" que voy a organizar!!

jueves, 18 de marzo de 2010

Rollitos de col


   Nos vamos de puente con estos rollitos... ¡Directamente de los fogones de Eva!

   Tenía media col china que me había sobrado de hacer rollitos de primavera. Y cuando vi la receta de Eva sabía para qué iba a usarla. La próxima vez los haré con col normal, porque la mayor parte de la hoja de la col china es tallo, que para estos rollitos no es lo ideal. ¡Pero estaban riquísimos! Como la otra vez, el relleno con lo que había en la nevera: en vez de carne picada usé unas salchichas desmenuzadas sin la piel, por ejemplo. Así lo he hecho yo:

Ingredientes:
   - 1/2 col china (lo de dentro, o lo de fuera... ¡no vale partida por la mitad!)
   - 150g de carne picada
   - Verduras al gusto: zanahoria, puerro, cebolla...
   - Un chorrito de salsa inglesa
   - Salsa de tomate
   - Queso rallado
   - Sal, aceite de oliva

Preparación:
   Separamos tantas hojas de col como rollitos queramos hacer. En mi caso 8. Y las hervimos enteras en abundante agua con sal durante 5 minutos. Escurrimos con cuidado de que no se rompan y reservamos.
   El resto de la col la picamos en tiritas finas, al igual que el resto de las verduras. Pochamos todas ellas en una sartén a fuego medio con un poco de sal hasta que esté bien hecho.
   Cuando estén listas, subimos el fuego y añadimos la carne y un chorrito pequeño de salsa inglesa. Cocinamos hasta que se haga la carne y se reduzca todo el caldito que haya soltado.


   Colocamos las hojas de col extendidas, ponemos una cucharada grande de relleno en cada una de ellas (dependerá del tamaño de la hoja) y enrollamos. Si hace falta se puede sujetar con un palillo. Las colocamos en una fuente de horno, y le ponemos por encima la salsa de tomate y queso rallado.


   Lo metemos a gratinar hasta que se derrita el queso.

   Rico, ligerito, rápido... ¿Que más queremos?

    Por otro lado, ayer fue el IV encuentro Tapas&Blogs. Consistió en un estupendo curso + degustación de sushi de la mano de Gastromaniac. Lo pasamos estupendamente, aprendimos un montón y conocí a un montón de gente estupenda... Pero os lo cuento mejor en el siguiente post, que bien se lo merece!!!

martes, 16 de marzo de 2010

Gnocchi di zucca - Ñoquis de calabaza



   Tenía muchas ganas de probar los Ñoquis de calabaza desde que los ví por primera vez. Así que cuando comenzó el concurso Lazy Blog-Come Mai? que organizaba el Futuro Bloguero, en su blog Lazy Blog, sabía que había llegado el momento. Pero como siempre, ¡lo dejo todo para el último momento!

 
   Quería una salsa que no tapara el sabor de los ñoquis, así que he optado por una acomapañamiento de salvia y poco de gorgonzola... ¡riquísimos!

   La receta para la masa, una adaptación/mezcla de la que tenía apuntada hace tiempo y esta de Canella del estupendo blog  La Zuccheriera. ¡Auténtica cocina italiana!

Ingredientes:
  Para los Gnocchi:
   - 400 g de calabaza pelada
   - 1 huevo
   - Sal, nuez moscada
   - Harina, sobre 400g. Yo he necesitado algo más.
  Para la salsa:
   - Una o dos nueces de mantequilla salada
   - Hojas de salvia fresca
   - Queso gorgonzola desmenuzado

Preparación:
  Gnocchi:
   Ponemos la calabaza troceada en una fuente de horno y horneamos a 180º unos 30 minutos. Cuando esté blanda, la trituramos con la batidora. Añadimos 1 huevo, sal y nuez moscada y mezclamos bien. Añadimos unos 200g de harina y hacemos con ello una masa. Vamos añadiendo más harina y cuando se pueda, la trabajamos con las manos sobre una superficie enharinada. Notaremos que está lista cuando tengamos una masa que no se pega a las manos.


   Hacemos unos rollos de unos 2cm de ancho y los cortamos como vemos en la foto. Aquí me han quedado demasiado grandes, sobretodo los que estoy cortando en ese momento, es mejor más pequeñitos. Siempre tenemos que trabajar sobre harina, para que no se peguen a la superficie, ni entre ellos.
   Se pueden dejar así, o darles forma aplastándolos para que se curven con las púas de un tenedor. En realidad se hace con un peine para gnocchis, pero podemos apañarnos así.


   Los cocemos en abundante agua hirviendo con sal y un chorrito de aceite. Tardan muy poquito, en cuanto floten en la superficie estarán listos.

   Si hemos hecho muchos, podemos congelarlos. Los tenemos que poner separados en una bandeja y cuando se congelen los podemos guardar en una bolsa o recipiente hermético. Luego se echan directamente al agua hirviendo, sin descongelar. A mi, con las cantidades que he puesto, me han salido para 4 platos hermosos.

  Salsa: 
    En una sarten, derretimos dos nueces de mantequilla (yo he usado mantequilla salada) y añadimos hojas de salvia troceadas. Le damos unas vueltas para que suelte todo el aroma y añadimos los ñoquis. Mezclamos hasta que cojan temperatura.

   Servimos caliente y ya en el plato mezclamos con cachitos de gorgonzola, que se irá derritiendo con el propio calor de los ñoquis... ¡a disfrutar!

lunes, 15 de marzo de 2010

Fin de semana gastronómico en Asturias


   Lunes después de un estupendo fin de semana en Asturias.

   Ha sido el regalo de cumpleaños de mi madre, un fin de semana los cuatro juntitos en Asturias. Pintaba todo estupendamente, y así ha sido. Empezando por el hotel rural, La Ablaneda, cerca de Cangas de Onís. Una casita recién reformada, con todo lujo de detalles... habrá que volver en verano, para poder disfrutar de el jardín y el porche, que relajan sólo de verlos. Gracias Elena, Batu y demás familia por tratarnos como si estuvieramos en casa. 


   Hemos paseado, hemos comido, nos hemos mojado y no nos ha importado, hemos comido, hemos bebido mucha sidra, hemos comido, nos hemos relajado, hemos comido...


   Mi hermana nos llevó a cenar el viernes a El Molín, en Cangas de Onís. Por si fuera poco, Batu antes de salir del hotel, también nos lo recomendó. Un sitio para repetir, desde luego. Sus crujientes de cabrales con avellanas son de esas cositas que se recuerdan durante mucho tiempo. Y la morcilla (boronchu), y el picadillo con cabrales, y la ensalada templada de queso cabra y jamón de pato... y para terminar una tabla de quesos, todo ello regado con una buena sidra de mesa... No empieza mal el fin de semana, ¿verdad?

   El sábado no amaneció muy sugerente, pero nos pusimos las botas (de monte, ¡la fabada vino después!) y nos dimos un agradable paseito hasta la Olla de San Vicente. La primavera está deseando llegar de una vez, y se notaba a cada paso. Aunque las prímulas ya habían encontrado su momento, ¡había miles!



   Nos llovió. Y no nos importó. Cuanto tiempo hacía que no paseaba bajo la lluvia sin preocuparme, simplemente disfrutando...

   Además sabíamos que entraríamos en calor rápido después. Como el día tenía tan mala pinta, fuimos hacia la costa. Mis padres habían estado hace unos años en la sidrería Casa Poli, en Puertas de Vidiago, otro de esos sitios que te dejan ganas de volver...


   Unos entrantes (croquetas de cabrales, choricito a la sidra...) y una buena fabada, que la necesitabamos. Elena prefirió unos escalopines al cabrales, y tampoco le decepcionaron. Vimos sacar carnes, y sobretodo pescados con una pinta excelente también...

   Después, paseitos por Llanes y alrededores. Una tarde de lo más agradable.


   Y para terminar, a tomar unas sidritas a Gijón, ¡¡que a nosotros no nos da pereza nada!! El sitio elegido, el Lavaderu, ¡otro obligado! Y tampoco cenamos mal: chopitos, zamburiñas (deliciosas), bocartes (anchoas)... y mi padre (los demás no nos atrevimos) los típicos oricios (erizos de mar). ¡Y mucha sidra!

   El día siguiente el tiempo andaba parecido. Queríamos subir a los Lagos de Enol, pero la carretera estaba cortada por hielo. Así que aprovechamos para pasar por el mercado de los domingos de Cangas. Queso, sidra, fabes, bollos preñaus, más queso... no tenemos fin.

   Y fuimos volviendo hacia Bilbao disfrutando del paisaje... no sin antes comernos un arrocito caldoso con bogavante y almejas en San Vicente de la Barquera. ¿¿¿¿Os podeis creer tanto vicio????

viernes, 12 de marzo de 2010

Salmón en salsa de espinacas



   El otro día me emocioné haciendo salsa de espinacas para los Chupachups de albóndigas... así que había que buscarle una solución. Tenía 200g de espinacas más, pero así solitas me aburren. Así que opté por un plato único con salmón, que combina perfectamente.

Ingredientes: 
   - 300g de espinacas
   - Media cebolla
   - 4 trozos de lomos de salmón fresco
   - Pasas, piñones
   - Harina, leche
   - Aceite de oliva, sal

Preparación:
   Cocemos las espinacas en trozos pequeños en abundante agua con sal unos 7 minutos. Cuando estén listas, escurrimos y reservamos.
   Limpamos los lomos de salmón y les quitamos la piel. Los salamos.
   En una cazuela ancha, con un chorrito de aceite, los freimos un poco: que tomen algo de color por los dos lados. Los retiramos, y en esa misma cazuela, añadiendo un poco más de aceite si hace falta, ponemos a pochar la cebolla con una pizca de sal. Enseguida añadimos unas pocas pasas y algunos piñones, rehogamos e incorporamos 2/3 de las espinacas cocidas.
   En un cazo aparte, preparamos una bechamel ligera. Añadimos el resto de espinacas y pasamos por la batidora (este es el paso que tenía yo hecho ya). 
   Incorporamos esta crema de espinacas a la cazuela, mezclamos bien y ponemos sobre ello los lomos de salmón. Movemos un con fuerza la cazuela para que se cubran un poco con la salsa, tapamos y dejamos cocer a fuego medio,con cuidado que no se queme, unos 10 minutos, hasta que el salmón se haga bien por dentro.

   ¡En un momentito tenemos un plato de lujo bien barato! Espero que os guste, a mi me encantó! Feliz fin de semana a todos...

martes, 9 de marzo de 2010

Rollitos de... ¡Primavera!


   Tengo suerte. Siempre veo el vaso medio lleno (o casi siempre por lo menos). 

   Siempre que llega una nueva estación pienso que es lo más maravilloso del mundo. Cuando se empiezan a poner marrones las hojas de los árboles... ay, ¡que bonito el otoño!. Y cuando caen los primeros copos de nieve, ¡me encanta el invierno!

   Pero creo que la primavera me hace mucha más ilusión, porque un día, llega. De pronto, un día, ves desde el coche un almendro con unas pequeñas florecillas asomando. Una mimosa tímida que de pronto te das cuenta  de que ha cambiado de color... ¡Y ya no hay marcha atrás! ¡Empieza la fiesta! 

   Este fin de semana hemos hecho un montón de kilometros en coche y ahí estaba yo, con cara de boba, observando cada árbol y cada cambio en el paisaje. Necesitaba este revivir de la naturaleza este año, creo. 

   Y mis tulipanes asomando de la tierra en la terraza :D

   Así que ¿como lo festejamos? ¡¡¡¡Con rollitos de primavera!!!!

   Tenía unas obleas de arroz en el armario y por fín veía el momento de usarlas. Los ingredientes que he puesto son los que indico, pero os los pongo sin cantidades, porque puse un poco lo que había por casa. Eso sí, la col china que no falte! Para acompañar, salsa agridulce. Se la he copiado a Lore, de su blog Cocinándotelo Light. ¡¡Tiene unas ideas buenísimas que no puedo dejar de probar!!

Ingredientes:
   - Obleas de arroz
   - Col china
   - Zanahoria
   - Cebolla o cebolleta
   - Pimiento verde
   - Calabacín (medio, el pobre estaba huérfano en la nevera...)
   - Puerro
   - Carne picada
   - Salsa de soja
   - Aceite de oliva, sal

  Para la salsa agridulce:
   - 3 cucharadas de azúcar
   - 3 cucharadas de vinagre
   - 2 cucharadas de salsa de soja
   - 1 cucharada de ketchup
   - 250 ml de agua fría
   - 1 cucharada de Maizena

Preparación:
   Picamos todas las verduras en juliana, y las vamos poniendo en una sartén o wok a fuego suave de las más duras a las que menos tardan en hacerse. Añadimos un poquito de sal y cocinamos hasta que estén bien pochadas. Añadimos un chorrito de salsa de soja e incorporamos la carne picada. Cuando esté hecha, apartamos del fuego y reservamos.
   Introducimos las obleas de una en una en agua tibia, hasta que se ablandan, unos 15-20 segundos. Con un papel de cocina las secamos un poco (ojo, que se pegan!) y las ponemos sobre una superficie lisa. Ponemos el relleno, y cerramos el rollito. Yo lo he hecho doblando primero los laterales, luego la parte más cercana a mí y terminando por el otro borde.
   Se pueden comer así directamente, como hace Lore, o al vapor, como Marhya (la próxima vez probaré esta última forma). 
   Yo... decidí freirlos. ¡Fracaso absoluto! Al contacto con la espumadera se quedan pegados y se deshacen, y claro, todas las verduras se llenan de aceite...  Eso sí, de sabor estaban deliciosos, así que repetiré seguro, pero sin freirlos. O sino con pasta filo, deben quedar perfectos.


   Salsa agridulce:
   El un cazo ponemos el azúcar, el vinagre, la salsa de soja y el keptchup. Añadimos 2/3 del agua y ponemos al fuego. Cuando hierva añadimos el resto del agua, en la que habremos disuelto la maizena. Removemos hasta que espese y dejamos enfriar. Está buenísima!!!

lunes, 8 de marzo de 2010

Chupachups de albóndigas a las tres salsas


    Estos días estoy liadísma. Entre trabajo, más trabajo, viajes, compromisos... no paro un segundo, por eso tengo el blog un poco abandonado:  la semana pasada sólo comida "de batalla"!

    Pero me invitaron a participar en el concurso de recetas de Yemas de Santa Teresa y me apetecía muchísimo. Para ello, había que hacer una receta entre varias propuestas, bien de la forma convencional, bien de una forma diferente.

   Así que yo elegí la de Albóndigas de Ternera, pero dándole un toque personal:
En forma de Chupachups, con tres salsas distintas para mojar, una propuesta perfecta para una cena de picoteo. Las albóndigas van rellenas de queso, para un punto más de sorpresa. Y las salsas son:
   - Crema de manzana y cebolla
   - Salsa de espinacas
   - Salsa de piquillos (la he cogido del blog de Lore, Cocinándotelo Light, que tiene unas ideas fantásticas)

 

Ingredientes:

  Para las albódigas:
   - 500g de carne picada de ternera
   - 1 diente de ajo
   - Sal, nuez moscada, leche, pan rallado, perejil, pimienta
   - Queso en daditos. Uno que funda bien. Yo he usado mezcla de Cheddar, Edam y Emmental
   - Aceite de oliva
   - Palillos de brocheta u otro tipo de palillo largo

  Para la crema de manzana y cebolla:
   - 1 cebolla pequeña
   - 1 manzana golden
   - Un chorrito de vino blanco, un chorrito de whisky
   - Sal, aceite de oliva

  Para la salsa de espinacas
   - 100g de espinacas
   - 1 quesito
   - Aceite, sal, harina

  Para la salsa de piquillos:
   - 1 calabacín pequeño
   - 1 cebolla
   - 1/2 lata de pimiento piquillos asados
   - Leche

Preparación:

  Albóndigas:
   Primero preparamos la carne. Le añadimos sal, nuez moscada, pimienta molida, un diente de ajo muy picadito, perejil muy picado también, un par de cucharadas de pan rallado y un chorro de leche. Lo dejamos reposar media hora. De mientras podemos hacer las salsas.
   Hacemos albóndigas. Tienen que ser pequeñitas, para que sean cómodas de comer. Primero hacemos una bolita con las manos. Luego hacemos un hueco para el queso con los pulgares. Introducimos 1 o 2 taquitos pequeños de queso y volvemos a cerrar la albóndiga y le damos forma de nuevo. Tiene que quedar bien  tapado, muy uniforme, porque si no al freir se abrirán y se saldrá el queso.
   Las freímos en abundante aceite. No debe estar muy caliente, para que se hagan bien por dentro sin quemarse. Les vamos dando vueltas constantemente.
   Las depositamos sobre un papel de cocina para que suelten el aceite, y les ponemos el palito. Yo he usado palos de brocheta partidos a la mitad. 
   Esta vez las he puesto sobre una fuente, pero otra buena forma de presentarlos sería pinchándolos en un pan, por ejemplo.




 

  

  Crema de manzana y cebolla:
   Pelamos y picamos la manzana y la ponemos a fuego medio junto a la cebolla picadita con un chorrito de aceite. Añadimos sal y un chorrito de vino blanco para que no se queme. Cocinamos hasta que esté todo bien blandito y doradito. Por útimo rociamos con un poco de whisky y dejamos que este se consuma.
   Pasamos por la batidora añadiendo un poco de agua si es necesario para lograr la densidad que queramos.

  Salsa de espinacas:
   Cocemos las espinacas en abundante agua hirviendo con sal. Escurrimos bien y reservamos.
   Hacemos una bechamel ligera, y derretimos en ella el quesito. Añadimos las espinacas y pasamos por la batidora hasta lograr una cremita fina.

  Salsa de piquillos:
   Ponemos a pochar en una sartén la cebolla picadita, junto al calabacín pelado y troceado, con un chorrito de aceite y sal. Cuando esté todo bien blando, añadimos los pimientos escurridos y lo dejamos cocer un par de minutos.
   Pasamos por la batidora, añadiendo leche hasta conseguir la textura que queramos.


 
      Lo servimos con las albóndigas calentitas y las salsas templadas. 
   Cada comensal coge su Chupachups, lo moja en la salsa que más le guste... y a disfrutar!

Related Posts with Thumbnails

  © Template Recipes by Emporium Digital 2008. [Modified by Anita Cocinitas ]

TOP