sábado, 27 de noviembre de 2010

Un año de Anita Cocinitas. Gracias



   Hace un año, abrí un blog. Tenía tiempo libre, me apetecía hacer algo diferente, me estaba aficionando a visitar otros blogs que me parecían maravillosos...

   No se lo dije a nadie. Al principio ni a mi pinche. Y luego llegó un comentario. Y otro, y seguidores, y visitas... Todos los que me leéis y tenéis un blog sabéis de lo que hablo.

   Un año después, he publicado más de 160 recetas, tengo más de 250 seguidores del blog, más de 520 en Twitter, y en Facebook 665 amigos (si a muchos de ellos les puedo considerar amigos de verdad) y más de 250  seguidores del grupo del blog

   He conocido a gente fabulosa, he aprendido muchísimo más de lo que podía imaginar, estoy colaborando en los blogs de Mumumío y I Love Tapas, y sobretodo, he conocido una nueva afición que me encanta y me tiene enganchada, y no dejo de sorprenderme cada día, con que vengáis hasta aquí, a veces atraídos por una receta, pero otras a consultar, o a ver si hay algo nuevo, ¡con eso sí que me sorprendéis!

   Así que sobretodo lo que os quería decir con esto es: Gracias. Había pensado hacer un sorteo entre todos los seguidores del blog, pero no sería justo porque sé que muchos me seguís sin que sea público en Blogger, o a través de Facebook... así que entre todos aquellos que dejeis un comentario en este post hasta el próximo martes 30 de noviembre, sortearé un detallito. No os espereis nada importante, que nadie llegue aquí a través del sorteo y se piense que le va a tocar algo bueno! Más que nada será algo personal como agradecimiento a todos los que estais ahí.

   (Hoy no hay receta, sólo un pastelito de cumple-blog...)




jueves, 25 de noviembre de 2010

Brochetas de pollo al ras el Hanout y AIG2010


   Van pasando los días y poco a poco voy estando más instalada en la casa nueva. Ayer llegaron unas cuantas cosas que había dejado en Bilbao para que nos las mandaran mis padres. Y al ir abriendo cajas, me encontré con un montón de cosas de las que no me acordaba (madre mía, parece que ha pasado un montón de tiempo desde que hice las cajas), así iba dándome pequeñas sorpresas: platos para las fotos del blog, todos mis libros de cocina (que no es que sean muchos, pero los echaba de menos), y de pronto... ¡mi regalo del Amigo Invisible Gastronómico!

   Cuando tuve que dar a Bea la dirección para que se la enviara a mi AIG aún no había encontrado piso, así le dí la dirección de Bilbao, pensando en abrirlo en Navidades y rabiar hasta entonces. Así que doble ilusión al encontrarlo en las cajas. Sabía que igual venía en una de ellas, pero la verdad es que no me acordaba, ¡que ilusion!

   Mi amiga invisible ha sido Ana Rosa, de Hadas en la Cocina y la verdad es que me ha mandado un montón de cositas preciosas. Empezando por la caja, que tenía una postal monísima. Unos licorcitos de Liébana de los que daremos buena cuenta recordando el fin de semana que pasamos allí en agosto, ¡como me gustan Cantabria y Asturias!


   Una taza con tapita para el té, unas velas con forma de mariposa, un montón de moldes de silicona de formas y colores para muffins, un cartelito para la cocina y una lata con recetas de postres. Muchas gracias Ana por todo, ¡me encanta! A las recetas ya les he hechado un ojo, y me gutsan mucho: son postres fáciles y originales, sin horas de amasado ni cocción, ¡justo como me gustan a mí! Así que dentro de poco tendréis recetilla dulce para celebrarlo...

  Y bueno, como hoy me he vuelto a enrollar un montón, os traigo una receta fácil y rápida: unas brochetas de pollo marroquíes al Ras-El-Hanout. La única dificultad que tiene es encontrar las especias. Yo las ví en el Natschmarkt aquí en Viena y me lancé a por ellas, les tenía muchas ganas desde hacía tiempo. Ese mercado merece un post aparte, ya os lo enseñaré.

   Ras el Hanout es una mezcla de especias marroquíes sin receta fija. Significa la cabeza de la tienda, y tradicionalmente es la mejor mezcla de especias que cada tendero puede ofrecer, lo mejor de cada casa. 


   Como tantas otras de las que podeis encontrar en este blog, esta receta es una variante simplificada de unas estupendas brochetas marroquíes, que pueden ser de pollo, o mejor aún, de cordero.

  Pero hoy os las traigo en su versión rápida y fácil, otro día veremos una elaboración (un pelín) más elaborada.

Ingredientes:
   - 2 pechugas de pollo
   - Sal
   - 1 limón
   - 1 cucharada de Ras-El-Hanout
   - Aceite de oliva
   - Palillos de brocheta

Preparación:
   Cortamos el pollo en tacos no muy grandes, si son un poco planos mejor, para que al montarlos en la brocheta, esta nos quede algo más plana. Salamos y las mezclamos con el zumo de limón y las especias. Las dejamos macerando al menos 1 hora, pero mucho mejor si es de un día para otro.

   Un rato antes de montar las brochetas, ponemos los palillos en agua, vale con unos 10 minutos. Esto evitará que el pollo se quede muy pegado al palillo.

   Insertamos el pollo en los palillos, intentando que queden brochetas uniformes y las hacemos a la plancha, a fuego medio para que se hagan por dentro sin quemarse por fuera. Si tuvieramos barbacoa para hacerlas, mucho mejor, por supuesto.

   Nosotros no teníamos mucha hambre y las acompañamos con un poco de ensalada, pero un poco de cuscús con verduras les va estupendamente.

viernes, 19 de noviembre de 2010

Strudel de manzana



   Madre mía, no paso por aqui, ni por vuestros blogs... Es que sigo organizándome y además sin internet en casa.

   Pero hoy os traigo ¡mi primera prueba de receta austriaca! Estaba de estreno de horno, por lo que tengo que pillarle aún el punto, y la masa comprada resultó no ser tan buena como esperaba. Pero aún así estaba buenísimo, así que os dejo la receta, sacada del libro de recetas de cocina austriaca que me compré nada más llegar. 

   ¡Y prometo repetir post con la receta de la masa casera! 

Ingredientes:
   - 1 masa para Strudel: masa filo
   - 500g de manzanas peladas y despepitadas. El libro recomienda de la variedad Cox.
   - 30g de pasas
   - 30g de azúcar
   - 30g de pan rallado
   - 30g de mantequilla
   - 1 cucharada de canela en polvo
   - Más mantequilla para pintar la superficie
   - Azúcar glasé
   
Preparación:
    Picamos muy pequeño las manzanas y las mezclamos con las pasas, la mantequilla, el azúcar, la canela y el pan rallado. Precalentamos el horno a 200º.


   Mi masa era bastante gordita, así que tuve que extenderla con el rodillo para que quedase más fina. Una vez bien estirada, la colocamos sobre un paño de cocina limpio.

   Colocamos el relleno (yo utilicé sólo unas 3/4 partes) en un extremo de la masa, y con un pincel, pintamos los bordes con mantequilla, para que se peguen al doblarlos.

   Doblamos los laterales hacia dentro, y después el extremo más cercano a nosotros sobre el relleno. Luego, con ayuda del trapo, vamos dándole la vuelta sobre el resto de la masa, para que se cierre sobre sí mismo. En las fotos podéis ver el procedimiento.


   Cuando lo tengamos bien cerrado, lo colocamos sobre una fuente de horno y lo volvemos a pintar con mantequilla. Horneamos a 200º unos 25 minutos. La masa tiene que quedar crijiente y la manzana blandita. Mi manzana quedó muy entera, pero en realidad estaba bien hecha, es sólo que no usé un tipo de manzanas adecuado.


    Lo colocamos sobre una fuente, volvemos a pintar con mantequilla, y espolvoreamos con azúcar. Se sirve templado, y se puede acompañar con helado de vainilla. Aquí lo típico es servirlo con una crema templada de vainilla.


viernes, 12 de noviembre de 2010

Coles de bruselas a la mostaza

    Como sabéis, colaboro desde hace más de un mes con el blog de Mumumío, y me han pedido que os cuente lo siguiente: Están elaborando una encuesta sobre la compra de alimentos por internet.

   Entre todos aquellos que participen, se sorteará un lote de productos de Carmen y Lola, consistente en: Una botella de aceite Arbequina, otra de vinagre de Jerez al Pedro Ximenez, sardinillas, berberechos, mejillones, un loncheado de jamón ibérico, unas alcachofas, unos espárragos y un verdejo de Carmen y Lola. Este lote tiene un valor de 50,79 €. Interesante, ¿no?


   Para ir a la página y hacer la encuesta, pinchad aqui.

   Además os aconsejo que paseis por la página web de Mumumío. ¿Publicidad? Si, pero ya sabeis que me gustan las cosas bien hechas, y creo que en Mumumío están haciendo lo realmente bien. Ya tienen activo su servicio de venta, con lo que puedes adquirir distintos productos de distintas tiendas haciendo tan sólo una compra.

   ¿Sabíais que se pueden comprar empanadas por Internet? Yo no las he probado, pero dicen que salen realmente buenas. Y mariscadas, y productos ecológicos, y carnes, y todos esos productos que no sabes donde encontrar... de verdad, pasaros y echad un ojo, os va a gustar seguro. 

   Y bueno, aprovechando que en el post de hoy en Mumumío he hablado de verduras de otoño/invierno, os traigo la receta de unas coles de bruselas a la mostaza que me encantan.

   Mi pinche, que no es muy fan de esta verdura (yo si...) dice que están buenísimas, y ya sabeis que es mi crítico de cocina, habrá que hacerle caso. Están muy buenas como primer plato, pero como tienen el toque de la mostaza se pueden poner también como guarnición, de pollo o carne, por ejemplo.

Ingredientes: 
   - 300g de coles de bruselas
   - 1 diente de ajo
   - 2 lonchas de jamón serrano o jamón ahumado
   - 1 cucharadita de mantequilla
   - 1 cucharada de mostaza
   - Aceite de oliva, sal

Preparación:
   Limpiamos las coles de bruselas quitando las hojas exteriores más feas y las partimos por la mitad, a no ser que sean pequeñitas. Las cocemos en abundante agua hirviendo con sal unos 15 minutos. Si os gustan más o menos hechas podéis adaptar el tiempo. Cuando estén listas las escurrimos.

   En una cazuela pequeña, con un chorrito de aceite, ponemos a dorar el ajo cortado en láminas. En cuanto empiece a tomar color añadimos unas tiritas de jamón serrano. Yo lo hago también con una especie de jamón york ahumado que encuentro aqui que le van también muy bien porque es más suave.

   Añadimos la mantequilla y en cuanto se derrita, incorporamos las coles de bruselas. Damos vueltas con cuidado de que no se rompan mucho y añadimos la mostaza. En cuanto demos un par de vueltas y la mostaza se reparta bien ya lo tenemos listo para servir.

Editado: Si al final del todo le añadimos un buen chorro de nata, además de convertirlo del todo en un plato poco ligero ¡queda totalmente irresistible!

   El primer día que hice esta receta, creía haber sacado la idea de Mikel, El Comidista, pero más tarde me dijo que no, que no le gustan las coles. Así que si a alguien le suena, por favor, ¡que me diga de donde me vino la inspiración!



  

miércoles, 10 de noviembre de 2010

Empanadillas de espinacas y queso de cabra


   ¿Os acordais de que cuando hice los bocaditos de sobrasada y miel puse demasiado relleno y me sobraron obleas? Pues como estabamos a punto de mudarnos, aprovechamos para hacer una variedad distinta de empanadillas, no tirar nada de nada y hacer aprovechamiento de nevera.

   La verdad es que estaban buenísimas, así que se han convertido en receta clásica en casa. Además, comprando las espinacas de bolsa, que vienen limpias y partidas se tarda nada en hacerlas.

Ingredientes:
   - 12 obleas pequeñas de empanadillas
   - 1 bolsa de espinacas limpias y troceadas
   - 1 rulo de queso de cabra para ensaladas. Es como más fresco, no tiene corteza y viene troceado
   - Unas pasas, unos piñones
   - 1 huevo batido para pincelar
   - Sal, aceite de oliva

Preparación:
   Ponemos a precalentar el horno a 180º.

   En una sartén con una pizca de aceite, añadimos los piñones y las pasas, y damos vueltas hasta que cojan un poco de color. Entoces añadimos las espinacas. Parece que se van a salir, pero vamos dándoles vueltas poco a poco y enseguida encogen, y podemos añadir las que no cupieran al principio.

   Yo en este caso tenía las espinacas congeladas. Es un truco que os cuento. En casa solemos comprar las espinacas así limpias en bolsa, sobretodo porque mi pinche si se pone a la cocina, cuanto más fácil sea, mejor. Y porque, para que engañarnos, para unas prisas vienen fenomenal. Pero a veces nos pasa que van a ponerse malas y no las hemos comido. Pues al congelador y listo. Sin abrir la bolsa siquiera, si acaso para sacar el aire y la cerramos bien. Si las vamos a cocinar, como esta vez, salen estupendamente.

   Añadimos una pizca de sal y sofreimos las espinacas a fuego medio unos 5 minutos. Si han soltado mucho caldo, como en mi caso al ser congeladas, lo escurrimos un poco con cuidado. Añadimos el queso de cabra en trozos. El queso de cabra que utilicé yo es uno que venden en packs de dos, no tiene corteza. A mi me gusta mucho para ensaladas o para untar, con un poco de mermelada de tomate por encima...


   ¡Que me voy de la receta! En cuanto se funda el queso y haga un poco de masa con las espinacas, retiramos del fuego y dejamos templar.

   Sólo nos queda rellenar las empanadillas, de la forma tradicional, pintarlas con huevo batido, y hornearlas 15 minutos, o hasta que estén doradas. 

   Están perfectas frías, pero templadas o calientes no quiero ni imaginarmelo...

jueves, 4 de noviembre de 2010

Ensalada con queso de cabra gratinado


   Poquito a poco me empiezo a adaptar a esta cocinita, y dentro de poco tocará mudarse y volver a adaptarse. Pero de mientras ya voy haciendo cositas ricas, aunque sin liarme demasiado. Ya he encontrado un buen sistema para la luz para las fotos, ¡así que las próximas serán estupendas ya! Estas son de hace un par de días, que no tenía yo perfeccionada la idea... pero eso sí, la ensalada estaba buenísima. 

   El queso gratinado para la ensalada es un clásico, pero no lo había yo publicado en el blog, y eso que ensaladas tengo unas cuantas. Este queso estaba un poco demasiado curado, cuando está "harinoso" queda mucho mejor, sobretodo de aspecto, pero aún así estaba buenísimo, y se prepara en un momento. 

   Además aprovecho la entrada para contaros un par de cosillas. La primera, un par de cambios en el blog. Hace unos días añadí un índice de recetas, que podéis ver arriba en la columna de la derecha. Puede que se me escape alguna receta, pero intentaré tenerlo actualizado con todas las que vaya añadiendo, ordenadas según el tipo de plato. Además, justo debajo podéis ver un resumen con las fotos de las últimas recetas publicadas, espero que os gusten los cambios. Hay también alguno más, pero esos son sin importancia, a ver si los encontrais. Me gustaría que me dijerais si con vuestro explorador (yo utilizo Firefox) hay algo que no encaja en su sitio o no se ve, ya que estoy intentando dejarlo bonito...

   Otra cosa que quería contaros es que he empezado a colaborar en el blog de Wikitapas, I Love Tapas, y estoy muy contenta con ello. La verdad es que junto a mis posts en Mumumío me ocupan bastante tiempo, así que si veis que tengo esto muy desatendido, os pasais a buscarme y me reñís, ¿vale? Espero que os gusten las recetas y los eventos que os iremos contando, desde luego tiene muy buena pinta, con compis así ya se puede, ¿no?


   Y bueno, voy con la receta, que es lo importante. ¡Menos mal que es corta!

Ingredientes:
   - 1 trozo de queso de cabra de rulo, como de 2cm de grosor
   - Lechuga
   - Tomate
   - Cebolleta
   - Jamón serrano
   - Frutos secos o como yo, frutos rojos deshidratados. Son del Mercadona y le dan un toque dulce a cualquier plato muy rico.
   - 1/2 manzana
   Para el aliño:
   - Sal, aceite de oliva virgen extra, vinagre de Módena, mostaza

Preparación:
   Ponemos el queso sobre una fuente válida para el horno, a gratinar. Si tiene corteza por arriba y/o abajo, se la quitamos, dejando sólo los bordes de los laterales. Gratinamos hasta que se dore y coja un bonito color.

   De mientras, colocamos el resto de los ingredientes troceados en la fuente donde vayamos a servir la ensalada. 
    
   Aparte, mezclamos los ingredientes del aliño: Una pizca de sal, 1 cucharada de vinagre de Módena, 3 de aceite y una cucharadita de mostaza. Mezclamos hasta que emulsione, o lo que es lo mismo, se mezclen bien todos los ingredientes y se haga como una crema.

   Cuando el queso esté listo, lo sacamos con cuidado y lo colocamos en el centro de la fuente sobre la ensalada. Ponemos con cuidado el aliño bien repartido y a disfrutar...


martes, 2 de noviembre de 2010

Bonito encebollado con salsa de soja


   En Austria no hay costumbre de comer pescado. Conclusión: No hay manera de encontrarlo. En el mercado sí, pero a precio de langosta... "para ocasiones especiales" como me dijeron el otro día...

   En el supermercado, sólamente en la sección de congelados. Y viene en forma de cubos. Luego no está mal de sabor, pero está cortado en forma de cubos, de 10x10 cm y 1cm de altura... pero bueno, es lo que hay, así que lo compro.

   Y que sorpresa al abrir el otro día una caja de atún, esperando encontrarme cubos de atún y me encontré dos estupendas tajadas!

   Se merecían una elaboración especial, así que nació este estupendo Atún encebollado con salsa de soja.

Ingredientes:
   - Atún limpio para 2 personas
   - 1 cebolla pequeña
   - 2 tomates de pera
   - 1 chile rojo fresco pequeñito (opcional).
   - 3 cucharadas de salsa de soja
   - Sal, aceite de oliva, pimienta negra
Preparación:
   En una sartén, con un poco de aceite de oliva, pochamos la cebolla en juliana un par de minutos, junto al chile picadito sin pepitas. Añadimos los tomates picados en dados pequeñitos, mezclamos bien y añadimos 3 cucharadas de salsa de soja. Tapamos y cocemos a fuego suave unos 10 minutos, hasta que la cebolla esté muy blanda.

   Cuando tengamos lista la salsa, la retiramos a un cuenco o plato aparte. Salpimentamos el bonito y lo hacemos en esa misma cazuela: que se dore por ambos lados, pero sin llegar a hacerse del todo. Añadimos la salsa que teníamos reservada, tapamos, y cuando rompa a hervir retiramos del fuego: terminará de hacerse con su propio calor.

   Original, fácil y rápido, con un ligero toque picante que le va estupendamente.

Related Posts with Thumbnails

  © Template Recipes by Emporium Digital 2008. [Modified by Anita Cocinitas ]

TOP