jueves, 14 de febrero de 2013

Potaje de garbanzos y espinacas



   No tengo remedio. Cada vez que pienso en hacer garbanzos, busco recetas, imagino, intento ser original... pero no hay manera. Siempre los termino preparando de la misma forma, con verduras y jamón. Me encantan, no puedo evitarlo... es imaginarlos y mis papilas gustativas empiezan a salivar...

   Pero esta semana el pinche me ha pedido que hiciera garbanzos con espinacas, que hace años que no los come. Así que me he propuesto hacerlos, y aquí están. Claro que como nunca los había hecho, la receta ha tenido su investigación detrás. Primer paso, llamar a casa. Nada, claro, yo nunca los había comido porque en casa no los han preparado nunca.... así que después de divagar en familia un rato, sigue la búsqueda.

   Libros de cocina. Todas las recetas llevan bacalao. Resulta que los garbanzos con espinacas y bacalao son un plato típico de cuaresma.... todos lo sabíais, ¿verdad? Pues yo no... Y el bacalao en Austria es un lujo que no vamos a añadir a unos garbanzos para un día normal, por mucho que me tiente... porque tiene que estar buenísimo. Pero no es la receta que busco.

   Así que tras mucho buscar entre mis blogs preferidos he hecho un remix de unas cuantas ideas que he ido encontrando. La verdad es que en la mayoría de casas se preparan de forma parecida, con ligeros cambios, por lo que he visto por ahí. Hay quien usa azafrán, o quien pone pimentón, quien le añade patatas, triturando o no las verduras... Al final me he quedado con la receta de Cuisine4you, que he tuneado a mi manera. Me ha gustado la idea de la olla rápida y del huevo duro (aunque le he añadido más verduras que he triturado al final). Además tenemos una forma similar de cocinar y me encantan sus platos de cuchara que siempre prepara para sus peques, ¡así que era una apuesta segura!


   El resultado, un éxito. Para quien como yo no los haya preparado nunca, o quien quiera ver cómo los he hecho, aquí os dejo mi potaje de garbanzos con espinacas. Una receta un poco larga explicada pero mucho más fácil de preparar de lo que parece, y riquísima. Se va a convertir en un nuevo clásico en casa. Espero que al pinche le hayan gustado tanto como a mí...



Ingredientes (para dos personas):
   - 250g de garbanzos
   - 2 dientes de ajo
   - 1 zanahoria
   - 1/2 puerro
   - 1 o 2 horas de laurel
   - 1 rebanada de pan
   - 6-8 almendras peladas
   - 1/4 de cucharadita de pimentón
   - 75g de espinacas (pueden ser más)
   - 2 huevos duros
   - Sal, aceite de oliva

Cómo preparar el potaje de garbanzos con espinacas:
   Unas 12 horas antes de preparar los garbanzos, los ponemos a remojo en agua fría.

   A la hora de preparar el potaje, ponemos en la olla rápida los garbanzos escurridos, la zanahoria pelada, un diente de ajo pelado, el puerro limpio, sal y las hojas de laurel. Cubrimos con agua, más o menos el doble de volumen del que ocupan los garbanzos. Yo utilizo siempre agua filtrada o de botella, porque el agua del grifo aquí es muy dura y se nota mucho al cocer la legumbre.

   Tapamos la olla y la ponemos al fuego fuerte hasta que suba el pitorro y empiece a salir el vapor. Entonces bajamos el fuego y contamos 30 minutos.

   Pasado este tiempo, retiramos del fuego y ponemos la olla cerrada bajo el chorro del agua fría, hasta que se baje el pitorro del todo y oigamos el pffffiuuuuu que indica que ha perdido toda la presión. Entonces podemos abrir. Dicen que no es la mejor manera ni la más segura de abrir la olla, pero yo siempre lo hago así. Si no queréis arriesgaros, dejad cocer 20 minutos solamente y esperar que pierda la presión poco a poco fuera del fuego.

   En una sartén ponemos un poco de aceite y freímos la rebanada de pan. Una vez dorada por las dos caras, la ponemos en el vaso de la batidora junto al pimentón, el otro ajo y las almendras. Cuando esté abierta la cazuela retiramos las verduras y las añadimos también al vaso de la batidora, junto a unos poquitos garbanzos y un par de cucharadas de agua de la cocción. Trituramos hasta tener un puré.

   Dependiendo de si nos gustan más o menos caldosos los garbanzos, podemos retirar un poco de caldo, que reservamos por si luego engorda demasiado y queremos rectificar. Ojo, que siempre engorda en el último hervor y al reposar.


   Ponemos de nuevo la cazuela al fuego, esta vez abierta. Añadimos las espinacas limpias y cortadas si son grandes y el puré. Movemos con cuidado para no romper los garbanzos y llevamos a ebullición.

   Cortamos los huevos duros en trozos o rodajas y los incorporamos a los garbanzos. Dejamos hervir todo junto unos 10 minutos, hasta que se hagan bien las espinacas. Si vemos que se ha quedado demasiado espeso, añadimos el caldo si teníamos reservado, o un poco de agua, y damos un último hervor.

   Como la mayoría de las legumbres, están mejor de un día para otro, así que es un plato perfecto para llevar en el tupper, o dejar la comida lista para el día siguiente. ¡Que aproveche!

13 comentarios:

Cacahuete

Que rico potaje, con un color tan precioso.

Besitos

Reme

Deben estar buenisimos, voy hacerlos el sabado, ya te contare
Besos

La Cocina de Raquel

Muy buena receta. A veces las recetas más comunes son las más ricas, y con este invierno tan frío que estamos teniendo últimamente estos garbanzos nos vienen ideales.
Un abrazo.

Bárbara

Riquisimo e ideal para este fresquito. Además los garbanzos son mi legumbre preferida ;)

Maite

Tomo nota, ideal para semana santa. Besos.

Galletitis

Di que sí, hay recetas que no admiten variación de lo buenas que son. Y esta es una de ellas.
Un plato buenísima y que además ahora apetece un montón
Saludos!!

Rosita Vargas

Siempre en casa decimos este es el plato más espectacular somos fan de los garbanzos lo has cocinado como a mi me gusta,abrazos y abrazos.

Anita Cocinitas

Cacahuete: El color me ha enamorado a mi. Nunca lo había hecho y el resultado me ha encantado. Gracias. Un beso

Reme: ¿Que tal salieron? Espero que os gustaran tanto como a nosotros :) Un besote

Raquel: Es verdad, anda que no eran listas nuestras abuelas... Y si, estos platos contundentes son perfectos para los días más fríos. Un beso

Anita Cocinitas

Bárbara: Creo que la mía también. Digo creo porque luego me plantas unas lentejas y digo, ¡las lentejas lo mejor! Y si hablamos de una fabada ya... jajaja, no se decidirme! Un beso

Maite: Si, son tradicionales, también les puedes poner bacalao. Yo en mi caso no hago vigilia pero sí que intento comer menos carne en general, así que me vienen estupendos. Un beso

Galletitis. Es verdad, me ha sorprendido que casi todas las recetas son parecidas. Pero es que yo no le cambiaba ni una coma, que ricos! Un beso

Anita Cocinitas

Rosita: Jajaja, eso me pasa a mi con muchos platos, que digo... este es e mejor de todos. Lo que me gusta comer, madre mía... jajaja. Besos

Espe Saavedra

q bueno.me han entrado ganicas de comerlo.a ver si esta semana cae

Espe Saavedra

q ganicas de comerlo,igual esta semana cae

Anita Cocinitas

Espe: Es que con este frío, es lo que más apetece, guisos calentitos, verdad? Un beso guapa

Related Posts with Thumbnails

  © Template Recipes by Emporium Digital 2008. [Modified by Anita Cocinitas ]

TOP