miércoles, 25 de junio de 2014

Strudel de espárragos y requesón


   En la anterior entrada os hablé del Strudel en la cocina austriaca. Lo versátil que es, que se puede preparar tanto dulce como salado... además, os animé a preparar en casa la masa de strudel casera en un paso a paso detallado que espero que os gustara y ayudara.

   Hoy os propongo un relleno de strudel que está riquísimo, en casa nos encanta. Una base de requesón que hace de cama para los espárragos. En este caso he usado blancos y verdes intercalados, pero se pueden hacer con los que tengáis. Es mejor que sean frescos, pero si se escurren bien y se secan con un papel de cocina, se pueden usar espárragos blancos de bote también.

   La masa de strudel es mus fácil de hacer en casa, de verdad. Pero si no os animáis o no tenéis tiempo, este strudel se puede hacer sin problema con masa de hojaldre o pasta filo.

   Un plato muy rápido y fácil de preparar, ideal para tomar templado, perfecto para una comida o merienda de verano.


   Ingredientes: 
   - 1 masa de strudel

   - 6-8 espárragos frescos. Verdes, blancos o de los dos
   - 250g de requesón
   - 1 huevo
   - 1 trozo de pan duro (unos 50g)
   - Sal, pimienta negra
   - Mantequilla para pincelar el strudel

   Cómo preparar el strudel de espárragos y requesón:
   Comenzamos preparando los espárragos. Los lavamos y les cortamos la parte dura del tallo. Si son blancos los pelamos con cuidado (con un pela-patatas se hace muy fácilmente). Ponemos un poco de agua con sal a hervir en una cazuela grande, tienen que caber tumbados en el fondo para que no se rompar. 

   Los cocemos 6 minutos y los sacamos a un plato con una espumadera. 

   Mezclamos el queso con el huevo, el pan troceado y sal y pimienta (salpimentar bastante o quedará soso).

   Precalentamos el horno a 180°. 

   Cuando los espárragos estén templados, los escurrimos bien, secándolos ligeramente con un papel de cocina.

   Estiramos la masa del strudel y extendemos la mezcla del queso. Lo hacemos en una tira de unos 10cm, en la parte más estrecha de la masa, dejando un borde sin relleno de 1-2cm por cada lado. 

   Colocamos los espárragos sobre el queso, intercalando los blancos con los verdes si usamos de los dos tipos. Es importante que cubramos de extremo a extremo de largo, para que al cortar, todos los trozos tengan la misma cantidad de espárragos. 

   Doblamos los bordes hacia adentro y enrollamos el strudel haciéndolo rodar sobre sí mismo. Pincha aquí para ver un paso a paso.

   Lo colocamos en una bandeja de horno, pintamos con mantequilla derretida o un poco de leche y horneamos durante 20-30 minutos, hasta que empiece a dorarse. 

   Más fácil imposible, y rico... ya me contaréis. En casa nos encanta...



   Variaciones:
   - La masa de strudel puede sustituirse por hojaldre o pasta filo. 
   - Intercalando los espárragos blancos y verdes queda muy vistoso y muy sabroso, pero se puede hacer sólo con verdes si los blancos no están de temporada
   - También puede hacerse con unos buenos espárragos blancos de bote, pero hay que asegurarse de secarlos muy bien, o soltarán mucha agua
   - Puede hacerse también con otras verduras, como calabacín, etc.

16 comentarios:

  1. Esta versión salada del strudel me ha dejado salivando de lo riquísimo que debe estar, muy buena receta.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Natalia. Descubrí la receta en un curso de cocina vegetariana y me encantó. Me alegro de que os haya gustado. Un beso

      Eliminar
  2. no conocia esta receta que rica
    http://senoritamandarina.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra poder dar aún nuevas ideas! Un saludo

      Eliminar
  3. Que strudel tan original, nunca lo había visto en versión salada y con esos ingredientes debía estar riquísimo. Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los strudel salados me apasionan. Son como nuestras empanadas, que se pueden rellenar de cualquier cosa y siempre triunfan. Un beso

      Eliminar
  4. Una auténtica delicia!!
    Un saludo de las chicas de Cocinando con las Chachas.

    ResponderEliminar
  5. Anita Cocinitas, veo que vuelves a la carga! A mí ahora me está pasando como a ti, que paso poco por casa y me está costando sacar ratitos para cocinar, aunque lo echo mucho de menos.
    Me encanta este strudel, la mezcla de espárragos con requesón me parece muy apetecible para época que entra ahora.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay... volví a la carga, y luego volví a las andadas... ahora varios meses después espero que esta sea la buena y que me tengáis por aquí más a menudo!! Un beso

      Eliminar
  6. Me habia perdido tu entrada...me parece una receta ideal para ésta época de calor, prepararla, presentarla en la mesa y a disfrutar....
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Verdad que es perfecta para verano? Espero que te animaras a prepararla y que fuera tan éxito como en nuestra casa. Un beso!

      Eliminar
  7. Maravilloso strudel, los sabores muy suaves y equilibrados... siempre había asociado el strudel a la manzana pero hoy me has enseñado que no siempre es así.
    Delicioso!
    Lxx

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te gustara! Los strudel salados tienen mil opciones, a mi me encantan, y siempre me anoto todas las variantes que encuentro por ahí. Anímate a probar el de col, está buenísimo! Un beso

      Eliminar
  8. Hola! Esta receta me ha gustado mucho, el hojaldre lo he hecho con harina sin gluten, creo que voy a probar hacerlos con diferentes tipos de harina para innovar en el sabor del postre y hacerlo apto para celíacos ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Genial! Yo por suerte puedo comer de todo, pero cuando puedo me gusta también experimentar para encontrar nuevas recetas aptas para todos. Un saludo

      Eliminar

Related Posts with Thumbnails
 

Anita Cocinitas Template by Ipietoon Cute Blog Design