martes, 24 de enero de 2012

Salmón con mermelada de naranja


   Esta receta es todo un vicio. A los que seguís muchos blogs de cocina, seguro que os suena. Pero es que es probarlo y te quedas enganchada... y quería compartirlo con vosotros, claro. La receta original es de Cogollos de Agua

   Como otras preparaciones parecidas, como el salmón caramelizado con salsa de soja, es contundente y en grandes cantidades podría resultar empalagoso. Es mejor preparar una ración y quedarse casi con ganas de más. Está buenísimo.

   El salmón es uno de los pescados que más preparamos desde que estamos en Viena, y es que es de los que encuentro con mejor relación calidad-precio. Y como me aburre, me gusta disfrazarlo con este tipo de recetas. El resultado es espectacular, con un juego de sabores estupendo.

   La receta más fácil no puede ser. Perfecta para impresionar, para darse un capricho o para una cena romántica (ahora que se acerca San Valentín y muchos estaréis buscando ideas...). Lo único que no todos los ingredientes son de los que hay en todas las casas (aunque en la mía no faltan). La receta lo vale, y tanto la mermelada, como las semillas de amapola (podéis encontrarlas en herboristerías), las almendras y el jengibre son productos económicos que aunque no soláis utilizar, se pueden comprar sin problema para una cena especial. 

jueves, 19 de enero de 2012

Sopa de chucrut y manzana


   En Viena estos días no hace mucho frío, parece más otoño que invierno (a pesar de la nevada del otro día) pero a mí sólo me apetecen sopas desde que he vuelto. Sopas de todos tipo. Ni purés, ni cremas... sopas. Estoy acabando con mi repertorio habitual, y me he dado cuenta de que esta sopa de chucrut y manzana, una de nuestras preferidas, no la había publicado todavía en el blog.

   La receta es de Mai, de Hierbas y Especias, que ha puesto en pausa su blog y le echamos de menos. Espero que pronto vuelva a estar a tope de fuerzas y venga con sus historias y recetas fantásticas. 

   Yo siempre había oído hablar del chucrut, con salchichas, con codillo... además a mis padres les encanta la comida alemana, con lo que lo había visto desde pequeña. Y claro, ese palabro raro, chucrut, sólo podía venir del idioma del subanempujenestrujenbajen... Pues mira tú que cosas, no. Aquí se llama Sauerkraut, literalmente col agria. Resulta que el nombre de chucrut viene del francés choucroute. Y chucrut es la palabra en castellano. Lo que se aprende...

   No a todo el mundo le gusta es sabor agrio de esta col fermentada. A mi personalmente me encanta. Y mi pinche se va aficionando también... Pero en cualquier caso, el sabor en esta sopa es suave, casi no se nota la acidez, y está realmente espectacular. Ya os lo he dicho, es una de nuestras sopas preferidas. De las que entonan rápidamente, contundente pero con poca grasa (dependerá de la salchicha que utilicemos), barata (aquí que el chucrut es alimento básico) y muy muy rica.

   Aunque yo he utilizado una salchicha austriaca, Burenwurst, tal y como propone Maite se puede hacer con cualquier longaniza, chorizo, txistorra, fuet... que tengáis a mano. A mi me gusta más si tiene base de pimentón, como ésta, pero la sopa quedará estupenda de cualquier forma.

miércoles, 11 de enero de 2012

Mejillones a la provenzal


   Después de haber tenido el blog abandonado un par de semanas (vacaciones, catarro, "vuelta al cole"...) volvemos con una receta fácil, rica y ligera. Porque sí, durante estas fiestas he comido sin remordimientos, cogiendo reservas para el invierno... ¿Que me quieren cebar en casa? ¿Quien soy yo para negarme? Espero que todos hayáis disfrutado tanto como yo. Pero claro, ahora toca volver a la normalidad. Pero aquí nadad de dietas-milagro. Se trata de comer sano, variado, y sobretodo, rico.

   Los mejillones me encantan. Y he descubierto que aquí en Viena los puedo encontrar a un precio accesible. En bolsa, envasados al vacío. Lo cual me ha hecho plantearme algunas cosas. Según tengo entendido (y encuentro en internet), los mejillones se abren al cocerse porque se mueren. Si alguno no se abre, es que estaba ya muerto, y hay que desecharlo. Pero estos que vienen en bolsa... ¡también se abren al cocerlos! ¿Entonces? ¿Es que estaban vivos durante semanas sin aire? no creo... Si alguien lo entiende, que me lo explique... De todas formas los que he usado para esta receta ya vienen cocidos, listos para comer. Y para quitar un antojo no están malos. 

   Eso sí, estas Navidades he podido disfrutar de mejillones ricos, gordos, fresquitos... ¡y no tiene nada que ver con los que compro aquí! Pero bueno, hay que conformarse con lo que hay y adaptarlo lo mejor posible. Y esta receta tan fácil viene estupendamente para los mejillones, y claro, cuanto mejores sean estos, ¡mas rico todavía!

   Es una adaptación a la salsita de tomate picante que tan bien va con los mejillones. A mi me encanta, pero para variar de vez en cuando, el toque de la albahaca te da un sabor muy rico. 

Related Posts with Thumbnails

  © Template Recipes by Emporium Digital 2008. [Modified by Anita Cocinitas ]

TOP