martes, 29 de noviembre de 2011

Como cerrar botes de conserva: chutney de calabaza


   Como os decía en el post del chutney de calabaza, éste se conserva estupendamente unos meses si lo embotamos correctamente. 

   Mis abuelos embotaban mermelada, melocotón en almíbar, pimientos, salsa de tomate... y ahora en mi casa se sigue utilizando el mismo método de toda la vida: casi nunca falla, es raro que un bote se eche a perder, así que os voy a dar las pautas que usamos nosotros, aunque ya sabéis, en cada casa se hace de una manera.

lunes, 28 de noviembre de 2011

Ya ha llegado mi AIG 2011


   Por fin. Se ha hecho esperar, pero 15 días después de salir de Palma de Mallorca ha llegado hasta mi casa en Viena el regalo de mi AIG. Teresa, de Los Postres de Teresa ha sido mi encantadora amiga invisible de este año. ¡¡Encantadora y generosa!! 

   No veáis la cara que se me ha quedado al coger el paquete de manos del repartidor: "¡Pero si pesa un montón!" No podía con las ganas de abrirlo, pero he ido haciendo fotos de todo el proceso, para mantener un poco la emoción... Lo primero que encuentro debajo del papel de embalar, una caja envuelta en rojo y dorado. Navideño y emocionante... 


   Dentro, una preciosa caja de mariquitas. Me encanta ya la caja en sí, pero esperad a ver lo que había dentro.

domingo, 27 de noviembre de 2011

Dos años


   Dos años de blog...

   Dos millones de satisfacciones, casi 700 seguidores (públicos y según blogger; sé que sois muchos más), más de 1850 amigos en Facebook, ¡¡casi 2600 personas que leen mis tonterías en Twitter!!!

   Y la ilusión de publicar cada receta, de leer cada comentario...

   La gente que he conocido. Personal y virtualmente. Grandes amigos. Sentirme un poco más cerca de todos desde la distancia...

   Poder colaborar con I Love Tapas y Mumumío. Participar en Tapas&Blogs (y morirme de envidiacochina cuando no puedo ir...)

   ¡Hasta mi primera video-receta!

   Simplemente gracias. Hoy no hay receta, sólo un abrazo muy muy grande para todos y cada uno de los que pasáis por aquí. Siempre o por casualidad, los que comentáis y los que no, los que leéis en silencio todo lo que me pasa por la cabeza... GRACIAS

viernes, 25 de noviembre de 2011

Tosta de chutney de calabaza, pollo y queso brie


   Tan sólo una idea para comer el chutney de calabaza. Como guarnición de un poco de carne, cerdo o pollo está estupendo, con el toque agridulce, un poco picante...

   Pero esta tosta fue todo un acierto. Estaba buscando cómo combinar sabores, y me pareció que el pollo y el queso brie, que son de sabor suave le irían bien. Y acerté.

miércoles, 23 de noviembre de 2011

Chutney de calabaza


   Hace tiempo que de vez en cuando preparo chutney de mango. Lo suelo hacer en bastante cantidad y lo congelo o envaso para poder disponer de él para acompañar una carne, o preparar un coronation chicken. Sabía que se pueden hacer un montón de versiones de chutney: pimiento, tomate... y siempre van quedando en pendientes y no termino de hacerlos.

   Pero hace poco comiendo con unas amigas nos sirvieron acompañando a un jamón asado una especie de chutney de calabaza que me encantó. Así que me puse a buscar una receta para hacerlo en casa, con alguna de las calabazas que había comprado para Halloween. Y desde luego ha sido todo un descubrimiento.

   Da un poco de trabajo, sobretodo por picar la calabaza y todos los ingredientes, pero el resultado merece mucho la pena. Igual 1kg de calabaza es demasiado, pensaba que se reduciría bastante y casi no lo hace. Pero la verdad es que una vez que te metes en faena cuesta casi lo mismo, y así tenemos chutney siempre que queramos.

   El chutney es una especie de mermelada agridulce que combina genial con carnes (sobretodo de cerdo) y pescados. Este que hemos hecho hoy con calabaza tiene un sabor dulce y ácido con un toque picante que nos ha encantado Es una guarnición diferente, que también podemos utilizar para tostas, con un poco de queso por ejemplo. Cuando vaya encontrándole usos ya os iré contando, de momento os dejo con la elaboración, y pronto os contaré como lo hemos estrenado, os va a gustar.

lunes, 21 de noviembre de 2011

Gyozas japonesas


   Me encanta la cocina japonesa. El sushi me vuelve loca, y suelo prepararlo en casa bastante a menudo. Pero la cocina japonesa es mucho más, y aunque no soy ninguna experta, voy aprendiendo poco algunos platos. Como estas gyozas, que no son nada complicadas de hacer pero quedan riquísimas.

   Las gyozas son empanadillas japonesas. La masa es de arroz y se cocinan primero al vapor y después a la plancha, para que queden jugosas pero crujientitas por debajo. Si no las habéis probado nunca ya estáis tardando, en casa son uno de nuestro platos preferidos.

   La masa es el único ingrediente algo más difícil de encontrar. No siempre está en todas las tiendas de productos asiáticos, ya que no es la misma que los dumplings chinos, aunque sí parecida. Tienen que ser obleas japonesas para que queden bien. Si es una tienda que tengan productos de todo el mundo o productos japoneses, las encontraréis seguro en los congelados. Cada paquete trae 24 obleas, que da para la cantidad que indico en la receta. Se pueden hacer de más y congelar sin problema una vez rellenas.

   Este y otros platos de cocina japonesa los aprendí con los cursos de Gastromaniac, que fueron también quienes me enseñaron a hacer sushi, en mi primer Tapas&Blogs. Os recomiendo sus cursos, son divertidos, se aprende mucho, y ellas son un encanto. Además, el día que yo fui al curso de cocina japonesa estaban grabando un programa de televisión, Nube de tags. Yo no quise hablar, pero sí que salgo en el vídeo, que podéis ver aquí. Creo que quedó muy bien y Rocío y Rocio, las chicas de Gastromaniac salen estupendas. 

   Pero además, con estas gyozas, llega ¡mi primer vídeo-receta! No he grabado toda la receta, tan sólo la parte de doblar las gyozas que es la que tal vez necesite más explicación. Pero quien sabe, a lo mejor que le cojo el gusto y pronto me tenéis haciendo videorecetas... Os dejo con la receta, el vídeo y las fotos, ya me daréis vuestra opinión. 

jueves, 17 de noviembre de 2011

Calabaza rellena de carne


   Os prometí un montón de recetas con calabaza y aquí está la segunda. La verdad es que el libro que me compré tiene un montón de sugerencias que estoy deseando probar, pero es un sabor un tanto peculiar que puede cansar si es todos los días así que voy racionando. 

   Cuando vi esta receta de calabaza rellena se me hizo la boca agua, pero la verdad es que no me imaginaba que estuviera tan tan buena como está. Viendo el relleno tal vez yo aumentaría la proporción de carne respecto al arroz, pero la verdad es que puede que esté bien así para que el sabor sea más suave. Mi pinche dijo que ni se me ocurra cambiar nada, que así está perfecto.

   Y el sabor de la calabaza... buenísimo. Supongo que el asarla en el horno durante hora y media es lo que le da esa suavidad y un toque... ¡a mi me sabía a castaña asada! La piel se corta y se desprende sola, no tenéis más que ver la última foto. El relleno salado pero no muy intenso, con la calabaza dulce, no podíamos parar de comer.

   La receta original decía una calabaza de 2,5 kg, la mía pesaba unos 800g. Supongo que el tiempo de horno depende de eso. De las dos horas de la receta, la mía se hizo en 1 hora 20 minutos aproximadamente. Cuando fui a verla y al tocarla con un tenedor la piel se hundió supe que estaba hecha.

martes, 15 de noviembre de 2011

Pasta con salami, rúcula y piñones


   Esta receta de pasta es una adaptación de una cadena de restaurantes de Viena, Vapiano (he descubierto en su web que están por un montón de ciudades del mundo). Tienen pasta y pizzas a una buena relación calidad-precio, así que vamos de vez en cuando a comer o cenar.

   Una de las mejores cosas de este sitio es que te preparan en el momento y delante de ti la pasta, lo que a los cotillas como yo nos sirve para fijarnos y coger ideas. Este plato es uno de los que más me gusta, aunque ellos lo preparan con mucha más mantequilla y grasa. Eso le aporta mucho más sabor, claro, pero al hacerlo en casa intento rebajar estas cantidades para hacer un plato más aceptable, y muy rico también.

   Normalmente a mi la pasta me gusta con salsas más cremosas, pero así está buenísimo. Los sabores se mezclan lo suficiente y el resultado es muy bueno. 

jueves, 10 de noviembre de 2011

Brownie marmolado dos chocolates #eldiadelbrownie


   Creo que fue más o menos así: yo estaba pensando en hacer algo dulce cuando encontré en twitter a @Pintxo y @DavidMonaguillo hablando de brownies. Mmmhh... que buena idea. Les dije a ver que receta me recomendaban... y de pronto estábamos junto a @Sandeea ideando #eldiadelbrownie. ¿Os acordáis de la Megagalleta? Pues así, sin más. Pero esta vez hasta el fondo: si yo estaba en la idea original, no podía faltar mi brownie hoy...

   Y aquí es cuando viene el problema. Punto uno: no he hecho nunca este postre. Punto dos: es dulce, es decir, tengo un montón de probabilidades de liarla... Así que mejor empezamos con tiempo, por el tema de prueba error...

   Comienza la búsqueda por la red de "la receta". Mi idea es hacer un brownie básico con un acompañamiento original. Finalmente me decido por Recetas de Rechupete. Alfonso lo explica todo estupendamente y lo tiene todo requeteprobado, no puede fallar.

   Claro que puede fallar. No hay más que darme a mí un montón de ingredientes dulces, una báscula y un horno. Puede salir mal. El resultado: un bizcocho duro e insípido. Menos mal que aún era martes.

   Se va acercando la fecha definitiva y no tengo muy claro qué hacer... así que me decido por repetir la receta, esta vez me tiene que salir bien. ¿Pero Ana, en serio no vas a hacer nada un poco original? El pinche me decía que le pusiera café, pero no me terminaba de convencer la idea... así que piensa que piensa surgió este brownie marmolado que véis.

   Si queréis ver todos los brownies participantes en #eldiadelbrownie podéis pasaros por el blog de Comoju. Cova, además de preparar un brownie ricorico ¡los va recopilando en directo para que no nos perdamos ninguno!

miércoles, 9 de noviembre de 2011

Champiñones Strogonoff


   Desde que vivimos en Viena, como casi no comemos pescado, a menudo tenemos la sensación de comer demasiada carne. Por eso muchas veces tiendo a preparar platos vegetarianos: por variar, por reducir la cantidad de carne... y porque en realidad me gustan mucho los platos que se pueden preparar tan sólo con verduras y no por ello son menos sabrosos. 

   Es el ejemplo de estos champiñones Strogonoff, que he adaptado de una receta de mi blog de recetas vegetarianas de referencia, delokos, y que me encanta. Lo he preparado ya unas cuantas veces, pero el pobre plato es muy poco fotogénico, y aunque no son maravillosas, es la primera vez que he logrado sacarle unas fotos decentes.

   El Strogonoff o Stroganoff es un plato ruso preparado tradicionalmente con carne de ternera, pero que hoy en día se encuentra en un montón de variantes, como de pollo, o este que he preparado hoy, sólo con champiñones. 

   Eugenio utiliza en su receta vino tinto, que creo que no es lo más clásico, pero que le da un toque estupendo. Yo la he ido adaptando a mis gusto y aligerándola, y para mi es un plato riquísimo, ligero, barato y espectacular. Acompañado de un poco de arroz blanco es todo una delicia, espero que os guste.

   Editado: Yo he preparado estos champiñones como plato principal, acompañados de un poco de arroz, pero tal y como me sugieren en los comentarios, son estupendos también para guarnición, ¡claro!

lunes, 7 de noviembre de 2011

Receta de crepes


   Nuestro amigo Fabien es de un pueblito de la Bretaña, en Francia. Y a través de él hemos ido descubriendo las maravillas gastronómicas de esta punta del norte de Francia. Es una de las regiones de Europa donde más cerdos se crían, pero además tienen unos dulces fabulosos, que Fabien nos va trayendo poco a poco... 

   En su última visita además de unas galletas riquísimas nos trajo el bote de dulce de leche con mantequilla salada que veis en la foto, también muy típico de la zona. A la pregunta de ¿esto como se come? la respuesta fue contundente: ¡con crepes! 

   Y es que los crêpes son otra de las especialidades de la Bretaña. Dulces con harina blanca, o salados, con trigo sarraceno, las galettes, acompañados normalmente con jamón, queso y huevo. Estos quedan pendientes para cuando aprenda la receta auténtica. De momento os recomiendo que si pasáis por Viena os acerquéis hasta Cafe der Provinz a probar sus galettes.

   Y como somos muy obedientes, hemos ido dando buena cuenta de la Confiture de lait au Beurre Salé de Guérande, con sus correspondientes crepes... toda una delicia. Es un dulce de leche riquísimo, supongo que con un toque extra de intensidad gracias a la mantequilla salada. No soy muy experta en dulces, así que no sé daros más detalles, pero si tenéis ocasión, no podéis dejar de probarla.

   Así que aprovecho nuestro último desayuno de domingo para mostraros la receta de crepes que utilizo yo. Seguramente no es la mejor, pero casi sin dejar tiempo de reposo (se me antojan de pronto, qué vamos a hacerle...) me parece que están estupendos y siempre salen bien. Las cantidades son muy similares a las de Recetas de rechupete que es de dónde saqué la receta en algún momento. Con esta cantidad salen unas 12 crepes del tamaño de mi sartén pequeña (15 cm de fondo).

   Para hacer crepes salados se pueden utilizar las mismas proporciones pero sin el azúcar ni la vainilla. 

viernes, 4 de noviembre de 2011

Crema de remolacha apio y manzana


   Hoy os traigo una crema para los primeros fríos. Aquí en Viena hace ya frío como para sopas y cremas humeantes, pero esta crema, templada o caliente, fue todo un descubrimiento. La remolacha dulce le da un color y un sabor al puré muy rico, que contrasta con los trocitos frescos y crujientes del apio y la manzana.

   Aunque a mi la remolacha no es un sabor que me enamore, de vez en cuando me animo a preparar algunos platos con ella, como ya hice con la crema fría de remolacha hace tiempo.

   Si os gusta la remolacha no podéis dejar de probar esta forma diferente de tomarla, ¡que la disfrutéis!

miércoles, 2 de noviembre de 2011

Tarta tres chocolates


   La semana pasada fue el cumple de mi pinche. Como pocas veces le hago tartas y postres, buscaba algo original para sorprenderle ese día. Tenía que ser de chocolate, cremosa... La tarta tres chocolates la había visto en mucho blogs, pero por alguna razón no me llamaba la atención más que visualmente.

   No tengo muy claro por qué, pero creía que el sabor sería soso, la textura gelatinosa... no, no me convencía. Pero buscando, buscando... la encontraba una y otra vez. Y llegué a la página de Webos Fritos, que nunca falla. Y también la recomendaba, por fácil y por su sabor. Pues nada, si Su lo dice, tiene que ser buena.

   ¡Y tanto! Quedó preciosa, al pinche le encantó... La textura es estupenda, consistente pero cremosa. El sabor, a chocolate, tipo mousse, un sabor suave y cremoso también, como le gusta al pinche. (Yo y mis distintas definiciones de los dulces y los chocolates, no hay quien me entienda). ¡¡Vamos, que un éxito!!

   Así que esta tarta va con dedicatorias. Será que el otoño me pone mimosa o que tengo exceso de chocolate en el cuerpo...

   En primer lugar a mi pinche, por supuesto. Muchas felicidades. 

   En segundo lugar a su madre. Porque cuando vinieron a vernos le pedí por favor que me trajera unos sobres de cuajada, y ¡¡me trajo un cargamento!! Jajaja... ¡gracias! No se cuando voy a usarlos todos, pero puedo traficar con ellos, o hacer miles y miles de tartas de tres chocolates...

   También a Elena y Alex. Se que les va agustar esta tarta. Fácil y cremosa, como les gusta. Pero Elena por favor, hazla cuando haya muchos invitados en una fiesta, que llena mucho ¡¡¡y en casa no nos la terminaríamos nunca!!!

   Y para Eva. Pendón, esta tarta no superará nunca a tu tarta de queso. Pero se le acerca. Peligrosamente... Haciéndola me acordé mucho de vosotras, ay, morriña... Creo que para ti lleva demasiada leche y chocolate, pero está buenísima.

   Y bueno, sentimentalismos aparte, la receta es fácil y rápida. Se conserva en la nevera estupendamente. Yo la he hecho más pequeña de lo normal, porque mi molde es de unos 15cm y no cabe la receta entera. Os doy las dos versiones. Aún así, con mi molde ha dado para unas 8 raciones, de las cuales 7 y media se ha comido el pinche...

   Espero que os guste, nosotros repetiremos seguro.

Related Posts with Thumbnails

  © Template Recipes by Emporium Digital 2008. [Modified by Anita Cocinitas ]

TOP