viernes, 30 de julio de 2010

Ensalada templada de bonito patata y tomate


   Bueno, ¡tenemos un veranito cargado de concursos! Esta vez le toca el turno al concurso de Recetas de Ensaladas de Alfonso, de DeRechupete.

   Esta ensalada tan rica tenía pendiente de hacerla para publicarla desde hace tiempo. Así que cuando ví el concurso, tuve claro cual iba a presentar. 

   Os voy a contar como la descubrimos, que es una historia que me hace mucha gracia. Mi madre venía conduciendo del trabajo con la radio puesta cuando dieron esta receta. Le gustó tanto que paró en el arcén para apuntarla antes de que se le olvidara! Sólo tenía un sobre del trabajo a mano, así que ahí lo escribió, en forma de notas que luego hubo que descifrar en casa... Ese sobre sigue doblado dentro del cuaderno de recetas de la cocina, por supuesto, y es que así sabe más auténtico enredar en busca de recetas...

   La conclusión es que no sabemos si la receta original era así o no. Solo sabemos que está buenísima. preparada de esta manera. Es increible como con 3 ingredientes básicos a veces pordemos lograr una combinación de sabores riquísima. Os animo que la probeis porque está buenísima.

Ingredientes:
   - 1 patata grande
   - 100-150g de bonito fresco. Mejor si es de la parte del cogote
   - 1 tomate maduro
   - 1/2 cebolleta
   - Sal, aceite de oliva virgen extra, vinagre de vino, vinagre de frambuesa, pimienta negra

Preparación
   Primero tenemos que cocer la patata. La pelamos y la cortamos en láminas, como para tortilla. La cocemos en abundante agua con sal, aceite y un buen chorro de vinagre de vino. Esto le va a dar un sabor y una textura muy ricos. La cocemos hasta que esté hecha pero firme y dejamos enfríar.
   Por otro lado picamos el tomate en daditos y lo dejamos macerando unos 15 minutos con una pizca de sal y vinagre de frambuesa.
   El bonito lo cortamos en daditos, salpimentamos y freimos con un buen chorro de aceite de oliva. Ojo que el bonito se hace muy rápido y no queremos que quede seco.

   Tan sólo queda montar el plato. Ponemos la base de patatas, que deben estar frías (el toque templado será solo el del bonito). En el centro sobre ellas colocamos los tacos de bonito, y alrededor el tomate, un poco escurrido, ya que habrá soltado mucho caldo. Podemos añadir un poco de cebolleta picada que le da un toque fresco muy rico.
   Aliñamos tan solo con un par de cucharadas del vinagre de la maceración de los tomates y el aceite de freir el bonito (si es necesario añadimos algo más de aceite y mezclamos en la sartén antes de ponerlo en la ensalada). Esto le va a dar el toque final a nuestra ensalada.

   ¡Que aproveche!

miércoles, 28 de julio de 2010

VII Tapas&blogs

 
Foto de Fiona
 
   Me cuesta arrancar para escribir el resumen del VII Tapas&Blogs, porque me sale una sonrisilla...

   Una vez más, Dani y Alfonso lograron sorprendernos con un encuentro diferente a los que hemos hecho hasta ahora. Esta vez consistía en juntarnos el sábado 17 de julio en el parque Dehesa de la Villa. Teníamos que llevar cada uno algo de comer, y a nuestros respectivos pinches, peques, etc...


   Además Sandwich Leger nos patrocinaba, de la mano de Celina y Alejandra, trayendo una gran cantidad de riquísimos sandwiches y bebidas, de manera que como podeis imaginar, sobró un montón de comida. Los sandwiches estaban riquísimos, muy finitos con rellenos de lo más originales, nos encantaron.


   Una vez más, un gusto volver a encontrar caras cada vez más conocidas, y seguir forjando grandes amistades. Y una vez más, más alegría aún al conocer gente nueva, y gente con la que hablamos todos los días a traves de Facebook o Twitter pero que no conocía en persona. Y también conocer a los pinches y catadores de nuestras recetas, y a los peques de la casa... ¡ya somos como una gran familia! 


   Como siempre, no da tiempo a hablar con todo el mundo, ¡¡¡es que eramos tantos!!! Aunque se echaron de menos a algunos habituales de los encuentros, espero veros a todos en septiembre!



   Se que me voy a olvidar cosas y asistentes, pero aqui hay algunas de las cosas ricas ricas que comimos ese día:
Fotos de Luisete

   - Pintxo y su familia (¡que estaba a puntito de aumentar!) trajeron una riquísima empanada de bacalao con pasas
   - Ana y Victor,  rollitos de ensalada campera, empanada de atún y galletas mediterraneas, todo sin gluten, por supuesto!
   - Luisete, Laura y Eric onigiri y magdalenas con pepitas de chocolate de Kuna Yala
   - Belén una rica Vichyssoise
   - Minue nos alegró el cuerpo con sus  mojitos, que con tanto calor estabamos un poco aplatanados
   - Paco trajo empanadillas de sobrasada y miel, para chuparse los dedos
   - Loreto, Ceviche
   - Damián Mousee de salmón 
   - Montse cecina y patatas con alioli
   - Y bueno, yo triángulos de queso feta y Coronation Chicken
   - Sofía, pastel de pollo y quiché 
   - También había más quichés, sobrasada antigua, quesos, guacamole... ¡pero no se de quien eran!

   ... y tantas cosas que se que se me están olvidando...
   - El postre corrió a cargo de Marta con sus copas de mascarpone y Alfonso, con una rica tarta de chocolate y Nutella


Y os dejo también los post de algunos de mis compis, que nos lo cuentan todo a las mil maravillas:

   - Cocina con encanto (Gran vídeo!)


   Y para no variar, al encuentro le siguió la tradicional Cata de Gintonics. Pero mi pinche y yo tuvimos que retirarnos prontito. ¡Gracias a todos por una tarde para recordar!

(Los que me leeis y faltais aquí, porfavor, decidmelo y lo edito, no me gustaría dejarme a nadie!)

lunes, 26 de julio de 2010

Granizado de melón y hierbabuena


   Este es un postre muy muy refrescante, ideal para verano. En mi casa llevamos haciéndolo un montón de años. Va perfecto por ejemplo para después de una barbacoa, porque es ligero, fresquito y muy vistoso.

   Como no lleva más que la fruta triturada, cristaliza mucho, no podemos hacer un sorbete o helado. Lo ideal es hacerlo entre 4 o 5 horas antes de consumirlo, para que quede como máximo con la textura que se ve en la foto. Si queda más líquido está perfecto también, para poder tomarlo con pajita. No le doy más vueltas: os cuento cómo se hace, lo probais y me contais...

Ingredientes:
   - 1 melón
   - 1 limón
   - Azúcar
   - 2 ramitas de hierbabuena

Preparación:
   Primero tenemos que hacer un corte en el "culo" del melón, para hacer una base, tiene que quedar recto y estable. Ahora lo abrimos por arriba tal y como se ve en la foto, haciendo cortes en pico. Quitamos la parte superior, y por el agujero que queda y con ayuda de una cuchara, vaciamos bien todas las pepitas. 
   Con ayuda también de la cuchara, vamos vaciando el melón, dejando unas paredes lisitas y uniformes de 1cm de espesor aproximadamente. Hay que tener algo de cuidado con el fondo, para no perforarlo, intentando que quede además lo más lisito posible. Cuando esté listo, tapamos la carcasa con film y la metemos en la nevera hasta la hora de servir. Es perfecta también para servir bebidas, ensaladas tropicales... ¡queda chulísima!

   En un bol ponemos la pulpa del melón, 3 cucharadas de azúcar y el zumo del limón. Es mejor no pasarse con el azúcar, dependiendo del punto del melón necesitaremos más o menos, es mejor probar y añadir poco a poco, que pasarse. Añadimos también la hierbabuena y trituramos con la batidora hasta que quede uniforme.

   Lo guardamos en un uno o dos recipientes (cuanto más pequeños antes se congelarán) y metemos al congelador. Cada hora hay que remover para que no se formen cristales, hasta el momento de consumirlo.

   Cuando vayamos a servirlo, volcamos el granizado dentro del melón y decoramos con algún detalle tropical.

   Editado: Tal y como sugieren en los comentarios, bien regadito de ron está estupendo. Yo quería portarme bien, pero estas chicas no me dejan... En casa solemos sacar las botellas a la mesa y que cada cual lo riegue al gusto. Así que para postres sin remordimientos: añadir ron y a disfrutar :)

viernes, 23 de julio de 2010

Empanadillas de feta y cilantro - VII Tapas&Blogs

 

   Esta es la última receta que tenía pendiente de enseñaros de la fiesta Bereber que organizaron mis amigos Ana y Jorge. Empanadillas de queso feta, mucho cilantro fresco y un toque picante. Tuvieron mucho éxito, a pesar de que el relleno había decidio salir a campar a sus anchas mientras estaba en el horno! Estaban muy ricas, así que decidí que las repetiría para llevarlas al VII Tapas&Blogs, que celebramos este pasado sábado.

   Esta vez, el encuentro consistía en juntarnos todos en el parque Dehesa de la Villa, llevando cada uno algo para picar. Me apetecía mucho que mi aportación fueran estas empanadillas, pero me parecían un poco grandes, teniendo en cuenta que allí tendríamos muchas cosas para probar. Y justo el día de antes, Mikel, antes Ondakin, ahora El Comidista, nos presenta estos estupendos triángulos de pasta filo rellenos de queso feta. ¡Ya tenía delante de mí la solución a mi dilema!


   De manera que os presento las dos opciones, para que hagais aquella que más os guste:
    - Las empanadillas, con mucho más relleno, y por tanto, mucho más sabor. Pero más grandes.
   - Los triángulos: más vistosos, de bocado prácticamente. El sabor se aprecia mucho menos, pero están riquísimos igualmente. La masa, más ligera, pero teniendo en cuenta el relleno no creo que importe mucho...

   Me ha gustado tanto esta receta, y le he hecho mía tan rápido que casi se me olvida contaros que la original la saqué del blog El aroma de Idania.

   Además aprovecho esta receta para mandarla al HEMC de este mes, cuyo tema es "delicias para fiestas". ¿No direis que no da de sí una receta, verdad?


Ingredientes:
   - 300g de queso feta 
   - 1 cebolleta pequeña (para el Tapas&Blogs se me olvidó ponerla)
   - 10g de cilantro (como 1/4 de paquetito de los que venden en el super)
   - 2 cayenas
   - 2 paquetes de obleas de empanadillas pequeñas. No usaremos todas, sobrará como medio paquete.
   - O bien: 1 rollo de láminas de pasta filo
   - Mantequilla (si usamos pasta filo)
   - Aceite de oliva virgen extra

Preparación:
    En un bol, desmigamos con un tenedor o con las manos el queso feta bien escurrido. Picamos muy finito la cebolla y el cilantro y lo mezclamos todo bien. Con los dedos, trituramos completamente las cayenas y mezclamos. Podemos añadir un chorrito de aceite de oliva para lograr una pasta más suave, pero poquito.

   Si vamos a hacer empanadillas, ya sabemos como se hacen. Las rellenamos como siempre y horneamos a 200º unos 20 minutos, hasta que estén doradas.

   La pasta filo nos dará algo más de trabajo, pero no mucho. No la había trabajado nunca y me ha parecido muy cómodo y entretenido.
   Limpiamos la superficie de trabajo y extendemos una lámina de masa. Las otras tenemos que cubrirlas con un trapo húmedo o volver a enrollarlas, meterlas en su paquete y guardar en la nevera, para que no se sequen. 
   Derretimos un par de cucharadas de mantequilla en el microondas. Cortamos la lámina en tiras de unos 5cm. A mi me salía como para hacer 6 tiras por lámina. Una a una, pincelamos con mantequilla la tira (para que se pegue sobre sí misma al doblarlo), colocamos una cucharadita de relleno en un extremos y doblamos en diagonal ese extremos, haciendo un triángulo. Aplastamos un poquito para que el relleno se reparta bien y seguimos haciendo los pliegues tal y cómo nos "manda" el triángulo. Como se que seguramente me he explicado fatal, os enseño una foto para que lo entendais. Ojo, es importante hacer las tiras una a una, para que no se seque la mantequilla. Cuando terminemos de enrollarlo, tenemos que aplastar un poquito los extremos de los triángulos, para evitar que se salga el relleno en el horno.


    Colocamos en una bandeja con papel de horno y horneamos a 200º durante 15 o 20 minutos, hasta que tengan un bonito color dorado.

   Con cualquiera de las dos preparaciones, dejamos enfriar sobre una rejilla. Perfectas para comer frías (no de la nevera, claro, se humedecerían) aunque templaditas estás... mmmhhh!

   Os tengo que contar lo bien que lo pasamos en el Tapas&Blogs... ¡pero se merece un post para ello solo! Así que os tocará esperar a la siguiente entrada.

miércoles, 21 de julio de 2010

Hamburguesa casera - Círculo Whole Kitchen


 
   Whole Kitchen en su Propuesta Salada para el mes de julio nos invita a preparar todo un clásico de la comida contemporánea como lo es la Hamburguesa.

   Cuando conocí Whole Kitchen y su idea de hacer una propuesta mensual para publicar todos los blogs que se apunten en un mismo día, me pareció fantástico. Pero enseguida pensé: "seguro que hacen pan y cosas dificilísimas que yo no soy capaz..." Así que cuando vi que la primera propuesta era un risotto de verduras, decidí que me apuntaba, que iba a ser apto para "todos los públicos".

   Y este mes proponen: ¡Hamburguesa! ¡¡Si, si, pero con pan y todo!! Ay madre, ¿Y ahora que hago? Pues es fácil: ¡¡hago pan de hamburguesa!!

   La receta de los panecillos me la dió Belén, de Cocinar para dos, pero claro, ella la hace con Thermomix, y a mi no me ha salido muy bien. No creció mucho y se quedaron bastante espesos... pero me ha gustado a mi esto de que las masas crezcan... ¡repetiré! (Merche, no te pierdas, o intentes perderme que nos conocemos, jajaja...)

   También había que hacer o salsa Ketchup o Barbacoa. Yo elegí la segunda, ya que keptchup tenemos siempre en casa de Heinz, que nos gusta mucho, y barbacoa es más... diferente. Nos gustó mucho el resultado, así que repetiremos también.

   En casa nos encantan las hamburguesas, y vamos probando con todo tipo de "rellenos". Esta vez tocó queso de cabra y salsa barbacoa. ¡¡Mmmhh!!

   Y por supuesto, con una hamburguesa no pueden faltar unas ricas patatas caseras!! Esta vez las hice al horno, en gajos. ¡Perfectas con esa salsa barbacoa!


   Bueno, no me enrollo más:

Panecillos (receta con THX): (Copio tal cual la receta de Belén...)

Ingredientes:
   - 220g de leche
   - 110g de agua
   - 60g de mantequilla
   - 540g de harina
   - 1 sobre de levadura
   - 40g de azúcar
   - 1 y 1/2 cucharadita de sal
   - 1 huevo

Preparación:
   Echamos 240 gr. de harina, el sobre de levadura, el azúcar y la sal y mezclamos a velocidad 4. Retiramos y reservamos.
   Ponemos en el vaso la leche, el agua y la mantequilla y programamos 2 minutos, 50º velocidad 1. Añadimos la mezcla anterior y batimos a velocidad 4 unos segundos.
   Con la máquina en marcha en velocidad 3 añadimos el huevo. Programamos a velocidad 4 y añadimos la harina restante poco a poco mientras sigue funcionando.
   Programamos 5 minutos a velocidad espiga. Amasamos unos minutos más con harina según vamos necesitando (es muy pegajosa).
   Formamos 8 bolas, hundimos el centro y remetemos en el hueco la masa de los bordes.
   Ponemos los panes en la bandeja del horno bien separados porque aumentan bastante, tapamos y dejamos reposar unos 40 minutos. Aplanamos un poco con la mano. Separar bien porque crecen.
   Precalentamos el horno a 200º antes de que termine el tiempo de levado y horneamos de 10 a 12 minutos hasta que estén dorados.
   
   Yo los he pintado con un poco de huevo y espolvoreado con unas semillas de sésamo. Habrá sido por culpa de amasarlos a mano, pero no me han subido mucho, y además no me han quedado muy doraditos, pero no importa, seguiremos intentándolo!


Hamburguesa (carne):

Ingredientes para 2 personas:
   - 300 g de carne de ternera picada
   - 2 cucharadas de pan rallado
   - 1 cucharada de perejil fresco picado
   - 1 cucharada de mostaza de Dijon
   - 1 huevo pequeño
   - Sal, pimienta, aceite de oliva

Preparación:
   Mezclamos todos los ingredientes y dejamos reposar en la nevera 1 hora, para que se mezclen bien los sabores.
   Hacemos 2 hamburguesas, más o menos del tamaño del pan y cocinamos a la plancha, al gusto de cada uno.


Salsa barbacoa:

Ingredientes:
   - 2 cucharadas de aceite
   - 1 cebolla muy picadita
   - 3 cucharadas de vinagre de vino tinto
   - 1 cucharada de azúcar moreno
   - 80ml de salsa de tomate
   - 2 cucharaditas de salsa worchestershire
   - 2 cucharaditas de salsa de soja

Preparación
   Pochamos la cebolla en un cazo con el aceite. Cuando empiece a tomar color, añadimos el resto de ingredientes y cocemos a fuego bajo unos 10 minutos.
   Lo trituramos y lo probamos. Como mi salsa de tomate era casera, sabía mucho a tomate, de manera que le añadí más salsa de soja y worchestershire hasta conseguir el punto que quería. Id probando.
   Dejamos enfriar, si podemos resistir...


Patatas en gajos al horno:

Ingredientes:
   - 3 patatas medianas
   - Tomillo
   - Sal, aceite de oliva virgen extra

Preparación:
   Lavamos muy bien las patatas y las cortamos en gajos. Las ponemos en una fuente de horno y añadimos sal, tomillo y un hilito de aceite. Mezclamos bien para que impregne todas las patatas y metemos al horno a 200º unos 40 minutos, o hasta que estén hechas. Durante este tiempo tenemos que darles vuelta alguna vez, para que se hagan todas igual y no se quemen. Le podemos dar un último toque de grill para que se doren.


Montaje de la Hamburguesa:

   Al gusto de cada uno. Al gusto de cada día. Nosotros hoy: lechuga y tomate, cebolleta cortada muy finita. Encima la carne y enseguida, que esté caliente aún, queso de cabra aplastandolo para untarlo por la superficie. Cerramos con el otro pan untado en salsa barbacoa.
   Las patatas en un platito junto a la salsa para mojar y no parar.


   Y en nuestra casa, por supuesto, la hamburguesa ¡se come con las manos!

martes, 20 de julio de 2010

Refresco de verano: sandía y naranja


   Un refresco perfecto para estos días abrasadores. Sano, fresco, fácil, ligero y vistoso, ¿quereis un vasito?

Ingredientes (aproximados):
   - 4 naranjas de zumo
   - 800 g de sandía, pesada sin piel
   - 1 cucharada de azúcar
   - Hielo

Preparación:
   Exprimimos las naranjas. Lo ideal es que tengamos unos 350ml de zumo.
   Pelamos la sandía y, a trozos, le quitamos bien todas las pepitas. Ponemos los trozos en el vaso de la batidora y trituramos bien hasta tener un zumo. Podemos usar también la licuadora para esto. Necesitaremos unos 700ml de zumo de sandía, si hace falta añadimos más fruta. Incorporamos una cucharada de azúcar y el zumo de naranja y batimos un poco más, para que se mezcle bien. Reservamos en la nevera, para que no se caliente, pero tenemos que tomarlo enseguida.

   Picamos los hielos. Podemos hacerlo golpeandolos, con la picadora... Yo lo hago con cuidado con la batidora, me gusta mucho como queda: una parte se hace polvillo que se deshace rápidamente enfríando la bebida y quedan también trozos un poco más grandes, dejándonos una especie de granizado.

   Llenamos 3/4 de los vasos con hielo picado y llenamos el resto con el zumo de sandía y naranja. Decoramos con un trozo de sandía, una rodaja de naranja, pajitas... ¡Y a disfrutar del verano!

domingo, 18 de julio de 2010

Pollo con jarabe de cerezas


   Me encanta la fruta de verano, pero las cerezas ya me vuelven loca. El problema es que casi todos los años me pego un empacho de ellas al empezar la temporada, directamente del árbol. Y luego me llevo un cajón de 5 kilos a casa y las devoro... ¡¡y luego ya no compro más en todo el verano!! 

   Por eso, cuando ví el concurso organizado por Lazy Blog y Cerezas del Jerte, me acordé de lo poco que compro esta fruta. Así que corriendo a por unas picotas del Jerte, y hacer mi contribución al concurso.

   La receta de pollo con jarabe de cerezas es un plato de verano (por la fruta) con aires de fiesta, ya que recuerda a los guisos invernales y los platos navideños, dulzón, con el toqué de canela... está riquísimo. Lo podemos acompañar con patata asada o puré de patata, aunque es esta época apetece más una ensaladita...

Ingredientes:
   - 4 muslos de pollo de corral sin piel
   - 100g de cerezas picotas del Jerte
   - Un buen chorro de whisky
   - 1/2 cucharadita de canela
   - Sal, pimienta, aceite de oliva
   Para el adobo
   - 2 cucharadas de zumo de limón
   - El zumo de 1 naranja
   - 2 cucharadas de miel
   - 2 cucharadas de agua

Preparación:
   Ponemos los ingredientes del adobo en un cazo y lo ponemos al fuego. Cuando rompa a hervir, retiramos y bañamos los muslos de pollo salpimentados con él. Reservamos una horas, dándole unas vueltas de vez en cuando, para que se impregne todo.

   Partimos por la mitad y deshuesamos las picotas, y las ponemos en una cazuela junto al adobo del pollo, el whisky, la canela y una pizca de sal y pimienta. Lo hervimos durante 5 minutos, tapado.
   De mientras, en una sartén aparte, doramos ligeramente los muslos. Los añadimos a la salsa y cocinamos a fuego medio con la cazuela tapada, para que no se reduzca demasiado rápido la salsa, durante unos 20 minutos, o hasta que esté bien hecha la carne.

   Servimos en un plato bañando por encima con el jarabe, que nos habrá quedado bastante denso, y a disfrutar...

viernes, 16 de julio de 2010

Pastela Moruna


   Hoy os traigo la segunda receta que hicimos para la fiesta Bereber: Pastela moruna. En realidad es una "simplificación" de las recetas que sacamos de algunos blogs, Amiloquemegustaescocinar, Pepekitchen y Las recetas de Marichu y las mías. Ana y Jorge ya están viviendo allí, pero como no son muy cocinillas (¡de momento!) y no les ha dado mucho tiempo aún, no tienen la cocina completamente equipada. Por eso intenté con esta receta varias cosas: por un lado, que vieran como podemos variar una receta y adaptarla un poco a lo que nos gusta o tenemos en casa, y por otro lado que no compraran miles de ingredientes ni especias que no iban a usar nunca más.

   Por ejemplo, el pollo mucho mejor si es en trozos y desmigarlo al final, pero no iba a haber tiempo, y les iba a parecer más elaborado, así que lo hicimos con pechuga de pollo bien picadita. Las especias, utilizamos algunas que creo que les van a venir muy bien en casa, en cuanto le pierdan un poco el miedo. En vez de pasta brick usamos hojaldre, que es más fácil de encontrar. Piñones en vez de almendras, nada de orejones, sólo pasas...

   Y aún así estaba tremenda de buena... ¡¡no quiero imaginar cómo estará siendo fieles a las recetas!! Os dejo aqui nuestra adaptación, por si quereis probarla. Con estas cantidades nos salió para esta cuadrada y otra en forma de empanadilla gigante, hecha con una masa redonda doblada a la mitad. ¡Y eso que las rellenamos mucho!

Ingredientes:
   - 4 pechugas de pollo
   - 1 cebolla grande
   - 2 tomates grandes
   - 2 pimientos verdes
   - 1 vaso de vino blanco
   - 1 cucharadita de jengibre en polvo
   - 1 cucharadita de canela en polvo
   - 1 cucharadita de nuez moscada
   - 2 hojas de laurel
   - 1 manojito de perejil
   - 2 cucharadas de azúcar
   - Unas hebras de azafrán
   - 6 huevos
   - 1 puñadito de pasas
   - 1 puñadito de piñones
   - 2 (o 3) láminas de hojaldre
   - Sal, aceite de oliva, pimienta
   - Azúcar glass

Preparación:
   Picamos el pollo en trozos pequeños y lo freimos salpimentado en una cazuela con poco aceite. Cuando esté hecho lo reservamos.
   Picamos las cebollas, los tomates y los pimientos pequeñito y los ponemos a pochar en una cazuela con un chorrito de aceite y una pizca de sal. Cuando comiencen a hacerse, añadimos el pollo, las especias, el perejil picadito, el laurel, el azafrán, el azúcar y el vino.
   Lo dejamos cocer unos 15 minutos, destapada, para que vaya reduciendo. "Es verdad, ya huele a Marruecos" dice Ana...
   Luego añadimos las pasas, los piñones y los huevos batidos (nos guardamos un poco de huevo para pintar la superficie) y removemos bien, dejando cocer otros 5 minutos.
   Lo retiramos del fuego y dejamos enfríar. Mientras, podemos precalentar el horno a 220º.
   Cuando esté templado el relleno, estiramos una lámina de hojaldre sobre un papel de horno, colocamos encima el relleno, y cubrimos con la otra lámina. Doblamos los extremos pellizcándolos, para que no se salga al hornear y decoramos si queremos con un poco más de hojaldre. Pintamos la superficie con el huevo que habíamos reservado y espolvoremos con azúcar glass.
   Lo horneamos a 220º durante 20 minutos, con cuidado de que no se queme. Al sacarlo podemos espolvorarlo con algó más de azúcar glass y canela en polvo.
   
   Estaba buenísima, nos gustó mucho, así que pienso repetir, siendo un poco más fiel a las recetas originales, ¡eso sí!
   
   En la foto de abajo podeis ver parte del festín, con la otra pastela, bien rellenita ella...

miércoles, 14 de julio de 2010

Tabouleh


   Seguimos con las fiestas veraniegas. Esta vez era la fiesta de inauguración del piso de nuestros organizadores de eventos favoritos: Ana y Jorge.

    Si tu tienes una casa sin amueblar y quieres inaugurarla con tus amigos, lo normal es que la gente se siente en el suelo, pidas unas pizzas y compres unos vasos de plástico.

   Pero por supuesto, no si vas a casa de nuestros amigos. ¡¡Anita saca 4 trapitos, unas cajas de la mudanza... y ya tenemos una fantástica fiesta bereber en la que no falta detalle!!! Ni por supuesto, los disfraces, que para eso somos los que somos...


   Alguna incidencia hubo, pero como ya está solucionada, nos olvidamos de ella y nos quedamos con lo bueno. Gracias chicos una vez más por tener esa  imaginación y hacernos pasar un buen rato. [Momento nostálgico: Os voy a echar muuucho de menos...]


   Para la cena me pidieron que les echara una mano: ¡por supuesto! ¡¡Mi regalito de inaugración!! Así que corriendo a investigar y visitar blogs amigos y pedir sugerencias, y ya tenemos un estupendo menú que gustó mucho:

   - Hummus
   - Tabouleh
   - Pastela moruna
   - Empanadillas de queso feta
   - Pinchos de pollo


   Poco a poco iré mostrandoos la recetas. Las fotos me las ha pasado Ana y son tomadas sobre la marcha, ¡úlitmamente saco las cosas a la mesa antes que la cámara! De momento, vamos con el Tabouleh, ideal para los calores veraniegos que tenemos encima.

Ingredientes:
   - 200g de cuscus
   - 2 tomates maduros
   - 1 pimiento verde
   - 1 pimiento rojo
   - 1 pepino
   - 1 cebolleta
   - 1 ramillete de menta o hierbabuena
   - Aceite de oliva virgen extra, viangre, sal

Preparación:
   Cortamos las verduras y la menta muy pequeñito, y lo aliñamos generosamente. Hay que tener en cuanta que el aliño va a ser también para el cuscús. Reservamos en la nevera.
   Ponemos a hervir la misma cantidad de agua que de cuscus. En este caso, teníamos 2 vasos y medio de cuscus. Pues 2 vasos y medio de agua con sal y un chorrito de aceite. Podemos añadir al agua alguna especia, una pastilla de caldo...
   Cuando esté hirviendo, retiramos del fuego, añadimos el cuscus y dejamos reposar 3 minutos. Pasado este tiempo, habrá absorvido todo el agua. Lo desmigamos bien con un tenedor, para separar los granos, y dejamos enfríar. 
   Lo mezclamos con el resto de ingredientes que teníamos reservados, y volvemos a guardar en la nevera hasta la hora de servir.

    Ojo que el cuscus cunde muchísimo. Con las cantidades que os indico salió todo esto que tienen nuestros anfitriones. ¡¡Gracias chicos!!


lunes, 12 de julio de 2010

Gazpacho de melón con menta


   ¡Que ganas de hacer gazpacho entran con estos calores! Y mira que nos lo ponen fácil, entre retos y concursos que nos invitan a participar con nuestra versión de este plato típico veraniego...

   Con esta receta aprovecho para participar en el 6º Reto de Velocidad Cuchara, y en el concurso de Gazpachos de Santa Teresa.

   Me gusta mucho el gazpacho de melón, en el que ponemos esta fruta en vez de pepino. El sabor es similar, pero mucho más suave, y sobretodo... ¡repite mucho menos! Si además decoramos con unas bolitas de melón, unos taquitos de jamón y un aceite con menta... ¡nos chupamos los dedos!

Ingredientes:
   - 4 tomates maduros
   - 1 cebolleta grande
   - 1 pimiento verde
   - 1 raja hermosa de melón
   - 1 diente de ajo
   - Agua fría
   - Sal, vinagre, aceite de oliva virgen extra
   Para decorar:
   - Taquitos de jamón
   - Bolitas de melón
   - Unas hojas de menta o hierbabuena fresca
   - Aceite de oliva virgen extra

Preparación:
   Trituramos con la batidora los tomates, la cebolleta, el pimiento, el melón y el ajo, hasta conseguir una crema fina. Añadimos agua fría al gusto y aceite, sal y vinagre y seguimos pasando la batidora, según nos guste más o menos líquido.
   Lo pasamos por un colador fino para quitar todas las pieles y pepitas y dejamos enfríar en la nevera.
   Mientras, preparamos los taquitos de jamón, y las bolas de melón. En un mortero, trituramos la menta fresca y añadimos poco a poco el aceite de oliva.

   Servimos bien frío, colocando con cuidado los tropezones sobre el gazpacho, y finalmente, un chorrito de aceite de menta por encima.

   Sólo queda disfrutar...

viernes, 9 de julio de 2010

Tarta de queso facilísima



   No me van demasiado los dulces. Y encima cuando me da un antojo y lo intento, no me salen bien. Por eso veis tan poquitas recetas dulces por aquí.

   Para la cena de mi cumple, con las cerezas recién recogidas, lo tuve claro: Clafoutis de cerezas!! Media hora deshuesando cerezas, pero no desisto. Al horno. Debe ser un poco más alto de lo que mandan los cánones, y aquello no cuaja. Espero. Y espero. Tengo sueño, pero yo espero. Empieza a crecer, ¿Esto debería crecer? Creo que no. Pero sigue sin cuajar. Y sigue creciendo... Solo de un lado... Después de 1h y media de horno, desespero y lo saco y tras darle varias vueltas, comprendo el problema: el molde ha cascado y le ha salido una mini grieta por la que ha ido entrando aire, haciendo que el pastél "flote" dentro del molde. Por eso parecía crecer. Pero el aire dentro del molde no se calienta igual, por eso no cuajaba... Comerlo nos lo comimos, mis invitados muy obedientes pusieron buena cara y lo comieron todo todito todo... ¡Pero que majos que son!

   Siguiente evento: picnic con mantel de cuadros. Pues yo pienso hacer tarta de queso. ¿No hay nada más fácil? Si, pero quiero tarta de queso. Así soy yo, cabezona. Así que busqué y busqué la receta más facilísima de tarta de queso de la historia... y la encontré en el blog de Javi Recetas. ¿Sabeis que es el primer blog de recetas que descubrí? Me encantó porque hacía que las cosas parecieran realmente fáciles. Y si, siguiendo sus pasos, lo son. ¡¡Gracias Javi!!

Ingredientes:
   Para la base:
   - 1 rulo de galletas tipo Maria. Yo usé de las cuadradas
   - 75g de mantequilla
   Para la crema:
   - 300g de queso Philadelphia
   - 150g de azúcar
   - 2 yogures naturales
   - 3 huevos grandes o 4 medianos
   - 75g de harina
   Para la cobertura:
   - 1 bote de mermelada de frutos del bosque (o la que más os guste)
   - 2 cucharadas de agua

Preparación:
   Precalentamos el horno a 180º, calor arriba y abajo.
   Fundimos la mantequilla en el microondas y la mezclamos bien con las galletas machacadas. Yo las trituré con la picadora. Cuando tengamos una masa, la extendemos en el fondo de un molde desmontable, apretando bien con los dedos para que quede muy compacta. Conservamos en la nevera para que se endurezca.
   Por otro lado, mezclamos con la batidora de barillas el queso y los yogures hasta que tengamos una mezcla homogenea. Aparte, mezclamos también con las barillas los huevos con el azúcar hasta que blanquee, y coja algo de volumen. A continuación, añadimos a los huevos la harina tamizada y damos vueltas con una espátula hasta que se mezcle bien. Con esa misma espátula, añadimos el queso y yogurt y seguimos mezclando hasta que se integre todo perfectamente.
   Lo vertemos en el molde sobre la base de galletas y horneamos durante 35 minutos. Pasado ese tiempo, vamos pinchando con un palillo en el centro cada 5-10 minutos hasta que salga limpio. Vienen a ser sobre los 50 minutos lo que tarda en hacerse bien por todas partes.
   Leí por algún lado que las tartas de queso hay de dejarlas enfriar dentro del horno apagado con la puerta abierta,  para que no baje la temperatura de golpe, y se vayan deshinchando poquito a poco, y así que eso hice. 
   Cuando esté fría, añadimos la cobertura: en un cazo, calentamos la mermelada con las 2 cucharadas de agua hasta que se haga un almibar. Lo colocamos sobre la tarta poco a poco. Como solidifica rápido, podemos ir haciendo pequeñas capas hasta lograr el grosor que queramos.
   Guardamos en la nevera hasta la hora de consumir, y a disfrutar!
   Esta vez me ha salido, ¿eh? Estad atentos, está naciendo una repostera!! Jajaja...


   Esta foto del corte a medio comer es la única que me dió tiempo a hacer, ¡somos unos tragones! Además se que os gustó el mantel de cuadros, así que os enseño también los platitos campestres, que son una monada. ¡¡Y no sabeis lo bien que queda en ellos la tortilla de patatas!!

miércoles, 7 de julio de 2010

Coronation Chicken


   Impresionante descubrimiento el Coronation Chicken. Lo hice para la fiesta de cumple (si, aún siguen quedando recetas, jejeje...) y tuvo tanto éxito que repetí el fin de semana que nos fuimos de picnic, con mantel de cuadros y todo, ¡¡a seguir celebrando!!

   La receta me la aconsejó Lolah, un día que pedí sugerencias en Facebook para una comida campestre. Desde entonces la tenía en mente, y como si fuera una señal, hace poco Lore la publicó también. El único ingrediente un poco fuera de lo habitual es el chutney de mango. Yo os animo a que lo hagais en casa, pero si os da pereza, lo buscais en el super, porque este pollo... ¡teneis que probar este pollo!

   Yo he seguido (mas o menos) la receta de Lola, que es la primera que ví. No os extrañeis mucho con los ingredientes... simplemente probadlo: se hace en un momento y está riquísimo frío o templado.

Ingredientes: 
   - 3 pechugas de pollo en filetes no muy finos
   - 1 cucharada sopera y media de miel
   - 2 cucharadas soperas y media de curry
   - 6 cucharadas soperas de chuney de mango
   - 100g de pasas rubias
   - 4 cucharadas soperas de mayonesa
   - 2 cucharadas soperas de nata
   - 70g de almendras en láminas
   - Aceite de oliva, sal

Preparación
   Ponemos a hidratar las pasas en un poco de agua y doramos las almendras en una sartén sin aceite.
   Mientras, cortamos las pechugas en tiritas, las salamos y las hacemos a la plancha con un chorrito de aceite. Yo esta cantidad la he hecho en 2 veces, para que se doren. Lolah las cuece en caldo de pollo, por si preferís esa opción.
   En un cuenco grande, mezclamos todos los ingredientes incluyendo las pasas bien escurridas y las almendras. Añadimos el pollo (en mi caso escurriendo bien todo el agua que ha soltado) cuando esté templado, mezclamos bien y a la mesa.

   Es un plato perfecto para comer frío o templado, así que es ideal para tenerlo listo de antemano, para una excursión, un picnic... ¡¡Como veis en la foto de abajo!!

lunes, 5 de julio de 2010

Baba Ghanoush


   Este fue otro de los platos estrella de la fiesta de cumple. Otra sopresa que les gustó mucho. En la foto se ve un poco extraño, pero aunque en la realidad tiene también un color poco apetecible, está muy rico, gracias a la berenjena y el tahini. 

   Si lo acompañamos con pan pita recién salido del horno, es un pecado que no podemos parar de comer! No, no os engañeis, aún no me he animado con el pan. Pero el pan pita comprado, si le damos un toque de 5 minutos en el horno antes de servir, ¡queda estupendo!

   La receta la podemos encontrar por muchos blogs, pero yo en este caso la he sacado de Velsid, de Gastronomía&Cía.

Ingredientes: 
   - 2 berenjenas grandes
   - 2 cucharadas de tahini 
   - 2 dientes de ajo
   - 1 cucharada de zumo de limón
   - 1 cucharadita de comino
   - 2 cucharadas de aceite de oliva
   - 1 pizca de pimentón picante, 1 de pimienta negra y 1 de sal

Preparación: 
   Primero tenemos que asar las berejenas en el horno. Yo las hago enteras, en una fuente con una pizca de sal y un chorrito de aceite. 220º, unos 40 minutos. Les voy dando la vuelta de vez en cuando, hasta que están blandas. Las dejamos enfriar.
   Cuando estén frias, las trituramos con la batidora junto al resto de ingredientes. Yo usé estas cantidades, pero la próxima vez pondré menos tahini al principio y probaré hasta ver el punto, ya que creo que el tahini que tengo tiene demasiado sabor y camuflaba un poco al resto de ingredientes.

   En cualquier caso, ¡un picoteo riquísimo y delicioso!

sábado, 3 de julio de 2010

Tofu ahumado salteado con brócoli y soja


   Habíamos probado el tofu algunas veces en algún restaurante, y o nos había gustado (mi pinche dice que de eso no se acuerda) o nos había resultado una pasta viscosa e insípida.

   Y claro, a mi estas cosas no me dejan tranquila: ¿me gusta el tofu o no me gusta el tofu? Tengo que aclarar esta duda! Pero como siempre, pasa el tiempo y me da pereza experimentar... Había leido que el tofu ahumado tiene más sabor que el natural, así que cuando lo ví en el super, totalmente decidida lo compre: ¡tengo que salir de dudas!

   Mi pinche no ponía buena cara al experimento, así que intenté esmerarme en un plato en el que el sabor del tofu (fuera el que fuera) no estuviera como protagonista, por si acaso...

   Y este fué el resultado. A mí me gustó mucho. Cierto que la textura es un poco extraña, un poco chiclosa, pero el sabor difrente me gustó. Mi pinche dice que a él no... pero no dejó nada en el plato, así que no estoy yo tan segura...

Ingredientes:
   - 1 trozo de tofu ahumado
   - Unos ramilletes de brócoli
   - 1 puerro
   - 1 puñado de brotes de soja frescos
   - Salsa de soja
   - Un par de rodajas de queso de cabra de rulo (yo uso rulo pequeño, por eso un par de rodajas)

Praparación:
   Lavamos y cortamos el brócoli en ramilletes pequeños partidos a la mitad, y el puerro en trocitos. En un wok con una gota de aceite y una pizca de sal, salteamos un par de minutos. 
   Añadimos entonces el tofu en daditos y los brotes de soja, y una o dos cucharadas de salsa de soja. Salteamos todo junto otro par de minutos.
   Le añadimos el queso de cabra en dados, damos un par de vueltas y servimos enseguida antes de que se funda por completo el queso. 

   Probadlo y me contais, ¡para contrastar opiniones! Yo repetiré experimento, y seguiré buscando formas de preparar el tofu. ¿Alguna sugerencia?

jueves, 1 de julio de 2010

Chutney de mango


   Las poquitas veces que he probado la comida hindú me ha cautivado, y aunque de momento no me había atrevido demasiado con ella, siempre me leo todas las recetas que veo, imaginandome mezclas de aromas y especias que me evaden...
   
   Es lo que me había pasado con el chutney, que nunca imaginé que fuera tan fácil de hacer en casa. Después de buscarlo bastante envasado para una receta que pronto os mostraré, al final decidí hacerlo yo, y la verdad es que es mucho más fácil de lo que pensaba. Y el resultado.... me ha enamorado.

   Bueno, a mi, y a mis invitados del otro día, que saqué un cuenquito en la última cena pensando que no les iba a hacer mucha gracia, para acompañaran el queso, y para que lo probaran, y les encantó. 

   Para acompañar carnes, queso, para distintas recetas... yo ya he embotado una parte en tarros pequeños y congelado otra para tener siempre a mano. Y repetiré la receta, seguro.

   Esta receta la cogí de una asturiana esupenda, que esta primavera nos ha mostrado un montón de recetas de mango, Lore, de Cocinándotelo.

Ingredientes:
   - 3 mangos grandes bien maduros
   - 225 g de azúcar moreno
   - 225ml de vinagre de vino
   - 1 cucharada y media grande de canela en polvo
   - 1 cucharada y media grande de curry
   - 1 cucharada grande de jengibre molido
   - 1 cebolla
   - 1 diente pequeño de ajo
   - 1 pizca de sal

Preparación:
   Pelamos los mangos y los troceamos pequeñito. Mezclamos bien con las especias y dejamos reposar de un día para otro.
   Una vez macerado, en una cazuela pequeña les añadimos el resto de ingredientes, con el ajo y la cebolla bien picados y cocinamos a fuego suave, removiendo de vez en cuando para que no se pegue al fondo. Aproximadamente en una hora adquiere textura de mermelada. Aunque mis trozos era un poco grandes y lo podía haber dejado algo más de tiempo, la verdad es que me encantó también encontrarme los trozos de mango. Podemos pasar por la batidora si queremos.

   Teneis que probarlo...

Related Posts with Thumbnails

  © Template Recipes by Emporium Digital 2008. [Modified by Anita Cocinitas ]

TOP