domingo, 27 de junio de 2010

Wrap de atún con Tzatziki


    El viernes llegué tarde a comer a casa, y tenía mucha hambre, calor, pocas ganas de cocinar y muchas sobras en la nevera de la cena del día anterior.

   Abrí la nevera, cogí cuatro cosas que me apetecieron, las metí en una tortilla para rollitos, me senté delante de la tele. Y le pegué un bocado. Abrí mucho los ojos, y le pegué otro. Madre mía, ¡¡que descubrimiento más rico!!

   Por la noche, no pude resistirme y repetí, entre otras cosas, para que lo probara mi pinche, y así también para hacerle fotos, ¡esto tenía que enseñaroslo!

   Al pinche le pasó lo mismo que a mi, que parece que va a ser una cosita sosa, pero la verdad que entre el sabor de un buén atún en aceite, y el sabor del tzatziki la combinación es espectacular...

   Además así aprovecho para participar en el concurso de recetas de conservas Serrats. Hace un tiempo en un sorteo de su grupo de Facebook me toco un estupendo lote de sus productos, y aún no había publicado nada con ellos, ni participado en el concurso. ¡Con lo rico que está todo! Hoy podeis ver en la foto de arriba el atún en aceite, riquísimo. 


Ingredientes:
   - 1 tortilla para hacer rollitos, o wraps
   - Lechuga. Yo en este caso una mezcla de brotes tiernos.
   - 2 trozos de Bonito del Norte en aceite de oliva Serrats
   - 2 cucharadas de Tzatziki

Preparación: 
   No necesita explicación: ponemos todos los ingredientes sobre la tortilla, enrollamos, sujetamos con un palillo ¡y a disfrutar!


viernes, 25 de junio de 2010

Tzatziki


    Sigo celebrando mi cumple, ¡no me canso! Esta vez ha sido en casa, en la terracita, todo de picoteo. Así que os iré enseñando poquito a poco las recetas que aún no tengo colgadas, porque salió todo riquísimo, y encima era todo muy fácil de hacer, que últimamente no tengo tiempo de nada.

   El menú consistió en:
   - Salmorejo
   - Bienmesabe
   - Tatziki, Baba Ghanoush y Hummus acompañados de pan pita
   - Ensalada de pasta
   - Lacón con patatas
   - Rollitos de jamón y queso con nueces
   - Jamón serrano y queso
   - Y de postre, intento de Clafoutis de cerezas... pero esto es otra historia, jajaja...


   Cuando estuvimos en Viena comimos el último día en un restaurante griego, y yo pedí un surtido de entrantes, me encantaron. Así que venía con las ganas de más Tzatziki, y me acordé que Lolah había publicado un surtido de aperitivos muy rico... ¡¡asi que me fui corriendo a visitarle!! Y aquí tenemos su receta, que como todas las suyas, no falla!

Ingredientes:
   - 1 pepino pequeño
   - 300 ml de yogurt griego
   - 1 diente de ajo
   - Menta fresca picada

   Pelamos el pepino y rallamos. Lo colocamos en un colador y lo dejamos un rato que escurra todo el agua. Para ello lo estrujamos un poco al final. 
   Lo colocamos en un bol y añadimos el yogurt, el ajo majado y una cucharada de menta fresca muy picadita.
   Lo mezclamos tod bien y lo dejamos reposar un par de horas en el frigorífico.

   Servimos acompañado de pan pita o similar. Fresquísimo y muy rico para el verano, para tenerlo listo con antelación y tener un aperitivo listo en un momento. 

   Y que viva el veranito, las terrazas, los amigos, el picoteo, las historias viejas que nos hacen reir una y mil veces, y las nuevas también! Y los abanicos, y la sangría, hasta las tormentas de verano!!!

miércoles, 23 de junio de 2010

Ensalada Corchu


    El verano pasado estuvimos una semana en Asturias, tierra que me encanta. Fuimos, tienda de campaña a cuestas, de ruta variada: playa, montaña...

   Una de las noches estuvimos en un camping muy cerquita de Cangas de Onís. Y aprovechamos a acercarnos a este pueblo a tomar unas sidras y cenar. Y uno de los sitios en los que estuvimos fue la Sidrería Corchu. Pedimos entre otras cosas, la ensalada de la casa. Es esta. El sitio nos gustó mucho, creo que también comimos morcilla y cebollas rellenas, ¡y sidra, por supuesto!

   Es facilísima de preparar, es muy vistosa, y tiene un sabor estupendo... así que me he robé la receta en su día,  y de vez en cuando la hacemos en casa... que rica está. 

Ingredientes:
   - Lechuga cortada en tiritas finas
   - Cebolletas
   - Remolacha rallada (de bote)
   - Manzana
   - Queso fresco en taquitos (yo en este caso usé Feta)

Aliño: Salsa Rosa
   - 2 cucharadas de mahonesa
   - 1 cucharada de keptchup
   - Un chorrito de whiskey
   - Un chorro de zumo de naranja



   Animaos a probarla, muy original y buenisima.

lunes, 21 de junio de 2010

Cerezas y hornos


    Sigo recuperandome del viaje y sus novedades. Sigo de celebraciones de cumples y hoy empiezo con las clases de alemán. Hoy llega el verano y espero que con él la temporada terracil. Y tengo ganas de volver a retomar la cocina y el blog, pero de mientras os dejo con las cerezas que cogimos el fin de semana, en el pueblo, Albelda de Iregua. Que no sólo en el Jerte hay cerezas, y menos ¡¡tan gordas!!



   También quería contaros que el pasado jueves desde Fagor Industrial nos invitaron a un grupo de bloggers gastronómicos a su Fagor Cooking Experience. El jueves inauguraron showroom en Getafe, y tras la presentación por la mañana a los periodistas del sector, quisieron mostrarnosla también a nosotros. No somos clientes potenciales, no podemos ni siquiera hacerles publicidad, pero quisieron enseñarnos sus productos y ya de paso los entresijos de las cocinas industriales.


   De la mano de Oier, paisano mío, gran cocinero y aun mejor comunicador, aprendimos cómo se cocina con un horno mixto (al vapor, cocción mixta o en seco), para que sirve un abatidor, las distintas formas de cocinar, o como se las apañan en los restaurantes para que todo llegue a punto a la mesa. 



   Ya no volveremos a decir "esto está recalentado", sino "¡que mal recalentado está esto...!" Probamos la diferencia de varios platos cocinados a la pancha o en freidora y al horno, y bueno, en muchos casos lo que hicimos fue intentar encontrar esas diferencias... Estaba todo riquísimo. Y para mi fue un placer descubrir algunos entresijos de la cocina profesional, tan similar y tan diferente, algo que me crea una gran curiosidad.

   Y volver a ver un montón de caras conocidas, y algunas nuevas... Y un montón de regalitos... ¡Y a las cumpleañeras nos pusieron velita y todo!

   Desde aqui un beso muy grande a los amigos de Fagor Industrial y a todos los que estuvimos tan agusto una noche más.

   ¡Gracias!

jueves, 17 de junio de 2010

Brunch en el restaurante Ene

   Después de más de una semana de abandono del blog, vuelvo con las pilas cargadas, muchas novedades, poco tiempo y un post que tenía pendiente de publicar.

   Supongo que hoy casi todo el mundo ha oido hablar de los Brunch. Pero cuando nosotras lo descubrimos, en una visita a Susi en Berlín hace casi tres años, no lo habíamos visto nunca. Y nos encantó este desayuno-comida (Breakfast + Lunch) típico de los domingos. En aquel caso fue un buffet increible que incluía buffet  libre frío y caliente, con una increible variedad de panes y bollos, y también ensaladas, huevos, pasta, batidos... Estuvimos horas comiendo (o eso nos pareció) y de allí fuimos directas al aeropuerto... ni cenamos.

   Desde entonces nos apetecía mucho repetir, pero no encontrabamos el momento ideal. Y por fin hace un par de fines de semana nos decidimos. Es un plan perfecto para un domingo, has salido el sábado, te levantas tarde, no sabes bien si es el momento de desayunar tarde o comer pronto... 

Foto: Ene Restaurante

   En Madrid podemos encontrar ya una gran variedad de sitios que ofrecen esté menú, a precios muy variables de unos sitios a otros. Nosotras nos decidimos por el del restaurante Ene, en el barrio de La Latina.

   Comenzamos con un surtido de panes y bollería artesanal, acompañado de mantequilla y mermelada casera. Todo del día, muy bueno. Los panes de semillas y de nueces, con una mermelada de moras, de primera, y la bollería jugosa, riquísima.



   A continuación había que elegir un entrante y un principal, de entre los siguientes:

Entrantes
Rollitos crujientes de Shitake y verduras con gajitos de Clementina
Granola de frutos secos con compota de Fresas y queso Mascarpone
Tostaditas de champiñones con jamón ibérico, nata agria y rúcula
Ensalada de frutas frescas con zumo de naranja, hierbabuena y genjibre



Principales:
Daditos de buey al curry con salsa de coco y limas
Tacos de emperador en tempura con nueces de Macadamia y hortalizas
Huevos benedictine con salsa holandesa
Rollos de California con salmón y hoso makis de calabaza



   Nosotras probamos los rollitos y las tostadas de primero, y el emperador y los huevos de segundo. Todo en su punto, perfectamente presentado y muy muy rico. Lo único a tener en cuenta que la elección tostadas + huevos no fue muy buena, ya que estos venían también sobre una tostada y resultó demasiado pan (que por otro lado si no es casero lo parecía, estaba muy muy bueno). Por separado, cualquiera de los platos que elegimos estaba perfecto.

   Además de esto, el menú incluye una bebida caliente (café, té...) y un coctail (Mimosa o Bloody Mery) o zumo de naranja que tú decides en que momento quieres tomar. Nosotras tomamos café con leche (muy rico también aunque un poquito frío, único punto negativo de la velada) con la bollería al principio. Y un Mimosa (zumo de naranja con cava) entre el entrante y el principal. 


   También incluye postre, en este caso pannacota de chocolate (muy rica de sabor, pero esta vez no tenía pinta de ser del día) y avellanas con chocolate.

   Un trato estupendo, aunque un poco lentos. Pero la verdad es que esto último lo preferíamos así, para poder ir descansando tranquilamente entre plato y plato, y estar más tranquilas y sin prisas. De echo le pedimos que esperaran un poco entre el entrante y el principal, y aprovechamos para tomarnos tranquilamente el coctail. Una mañana de chicas, excompañeras de piso que no sacamos tiempo nunca para vernos tranquilamente, charlar, pasar el rato sin prisas...

   El sitio muy cuidado, con una decoración muy bonita, repetiremos por la tarde-noche para tomarnos una copa en la "zona chill-out" de sofás que tenía muy buena pinta.

   El precio, 22€. Muy aconsejable: la conclusión fue que para ser el primero de todos los que pensamos ir probando, el listón ha quedado bastante alto. Espero que os haya gustado el brunch, ya que os pienso ir haciendo una ruta por Madrid.



   Y por si no estais suficientemente aburridos a estas horas, os cuento porqué he os he tenido tantos días abandonados, ¡que teneis que haber acabado hartos de salmorejo!

   Hemos estado mi pinche y yo de minivacaciones en Viena. Ha sido escapada turística, pero también "de negocios"... Resulta que mi pinche además de todo es un empollón de cuidado, y bueno, tantas matemáticas para arriba y para abajo al final dan sus frutos. Le han ofrecido hacer el doctorado en Viena.

   ¡¡Y allí que nos vamos!! Yo ya llevo 9 años en Madrid, y si a estas alturas sigue sin gustarme esta ciudad, creo que es que nunca me voy a adaptar del todo. Son muchos años, muchos momentos, mucha gente la que vamos a dejar... pero tenemos muchísimas ganas de arrancar esta nueva etapa, nuevo pais, nuevas experiencias, ¡¡nuevo idioma!!

   Así que iros preparandoos a partir de septiembre para un montón de recetas invernales, strudeles y sopas... ¡¡Eso si, me quedo aquí el veranito con el gazpachito!!


martes, 8 de junio de 2010

Salmorejo


   Soy una apasionada de los tomates. En todas sus formas. En ensalada, al horno, en salsa, en guisos, en pizzas... y por supuesto, en gazpachos y salmorejos. 

   Lo malo es encontrarlos con un sabor decente, para poder disfrutarlos como es debido. Así que cuando el otro día los ví, me guiñaron el ojo, me los tenía que llevar! Además, tenía el cazón macerándose para la cena... ¿que mejor acompañamiento que un salmorejo fresquito?

   Me encanta. No puedo decir más. La receta es simple, tan sólo varían las cantidades de unas casas a otras según los gustos. Aquí teneis la mía:

Ingredientes:
   - 500g de tomates
   - 1 diente de ajo
   - 1/2 cebolla
   - Un buen trozo de pan duro
   - Jamón serrano
   - 1 huevo duro
   - Sal, aceite de oliva virgen extra, vinagre

Preparación:
   Lo primero que tenemos que hacer es pelar los tomates. Podemos ahorrarnoslo, pero de verdad que el poco trabajo que da compensa en la textura final. Para ello, ponemos agua a hervir, y aparte, un recipiente con agua con hielos. Ponemos por otro lado el pan a remojo en agua.
   Hacemos un gran corte en forma de cruz en la base de los tomates, tan sólo que corte la piel, no tiene que entrar más. Los sumergimos algo menos de un minuto en el agua hirviendo y a continuación en el hielo otro minuto. Así la piel sale con sólo tocarla! Pelamos y al vaso de la batidora, quitando bien la parte del tallo.
   Añadimos la cebolla, el ajo al que le quitamos el germen (no se si funciona o no, pero por si acaso...) y el pan muy bien escurrido (lo estrujamos bien). Pasamos la batidora hasta que queda un puré muy finito.
   Sólo queda añadir sal, vinagre y aceite al gusto. Y mezclarlo bien.
  
   Lo dejamos reposar en la nevera un par de horas, que esté bien fresquito. Y lo servimos con jamón y huevo bien picaditos por encima, y chorrito de aceite de oliva... ¡Para chuparse los dedos!

   A mi me gusta así para comerlo con cuchara, pero lo podemos poner sobre una tosta con jamoncito, o con lo que queramos... ¡que rico!

domingo, 6 de junio de 2010

Cazón en abodo


   En el norte se come bien. Si pensamos en comilonas, en buena gastronomía... tiramos a Galicia, a Asturias, País Vasco... 

   Pero llegan los calores, ¿y entonces? Pues recurrimos a los expertos, a los que más saben de cómo llevar bien las altas temperaturas, los reyes de las terracitas, cervecitas y tapas... ¿Hacemos una escapada gastronómica a Andalucía? Ay, que no puede ser, que medio Madrid se ha ido de puente, pero nosotros nos hemos quedado aquí.

   Pues hagamos una escapada, pero desde nuestra terraza: Cazón en abodo, Bienmesabe. Acompañado de un salmorejo bien fresquito. ¿Os apetece? ¡A mi muchísimo!

   Hay muchísimos blogs de cocina. Y no podría decir uno favorito. Pero sé que cuando busco una receta de las de toda la vida, bien contrastada, con las cantidades exactas. Una receta infalible, vamos. Y por si queda alguna duda, con unos impecables paso a paso... Me voy a ver a Carlos, de Mercado Calabajío. Y ahí está esa receta. Y como siempre, perfecta.

   O eso ha dicho mi pinche: "Está perfecto... parece mentira que se pueda hacer en casa, parece que la receta la tienen en secreto los chiringuitos..." ¡¡¡Y mira que lo dice un malagueño!!! (Sólo de nacimiento, pero algo es algo)

   Vale... no me enrollo más, ahí teneis:

Ingredientes:
   - 1/2 kg de cazón limpio
   - 4 ajos
   - 1 cucharada poco colmada de orégano
   - 1/2 cucharada de pimentón dulce
   - 1 vaso de viangre blanco
   - 1 vaso de agua
   - 1 cucharadita de cominos reción molidos
   - 2 hojas de laurel
   - Sal gorda
   - Harina especial para frituras, un poco de pimentón

Preparación: 
   Cortamos el cazón en trozos de bocado y lo ponemos en un recipiente con tapa. Añadimos los ajos chafados, el orégano, el pimentón, los cominos, las hojas de laurel partidas en varios trozos y la sal. No nos tiene que quedar soso, hay que poner bien de sal, sin pasarse, claro.
   Añadimos el agua y el vinagre, mezclamos bien y tapamos. Lo tenemos que dejar macerar en la nevera unas 6 horas por lo menos. Yo lo hice a la mañana para comerlo por la noche, y lo agité un par de veces durante el día. 

   Lo escurrimos bien con un colador, y si queremos que esté mas suave y/o quitarle el orégano, podemos pasarlo por el grifo.
   Como tiene mucha agua del adobo, lo tenemos que dejar escurrir sobre papel de cocina unos 20 minutos por lo menos, para que la suelte.
   Para el rebozado, es importante usar una harina para frituras de pescado, quedará mucho más cubierto y crujiente. Podemos añadirle un poco de pimentón para que al freir tenga un tono dorado más bonito.
   Pasamos el cazón por la harina, que quede muy bien cubierto, y lo freímos en abundante aceite de oliva bien caliente. 
   Lo dejamos escurrir sobre un papel de cocina, de mientras vamos sirviendo el salmorejo, una cervecita bien fría... ¡y a disfrutar!
   
   [A veces no está tan mal no irse de puente...]

viernes, 4 de junio de 2010

Risotto de calabacín y limón

    Ya está. Me he aficionado a los risottos y ya no hay quien me saque... El otro día quería hacer risotto. Tenía muy claro los ingredientes que me apetecían, pero tenía que bajar a comprarlos. Y me daba una pereza tremenda. Abrí la nevera, así con cara de asco, ya sabeis, sabiendo que no vas a encontrar nada interesante... un par de tristes calabacines, poca cosa más. Y vino a mi memoria esta receta de Glutoniana que tenía pendiente hacía tiempo. ¡Menudo acierto!

   El calabacín le da un toque dulce, pero contrastado con el saborcito a limón es todo un juego de sabores riquísimo. Teneis que probarlo... Me recordó por lo cítrico a esta Pasta con puerro y lima que hice hace tiempo.

Ingredientes:
   - 175g de arroz especial para risotto
   - 1 cebolla
   - 1 calabacín
   - 1/2 l de caldo de pollo
   - 1 vaso de vino blanco
   - 1 cucharada de mantequilla
   - 1 cucharada de perejil fresco picado
   - 2 cucharadas de zumo de limón.
   - 1 cucharada de ralladura de limón
   - Parmesano rallado o en lascas para decorar

Preparación:
   En un cazo ponemos a calentar el cado de pollo. Debe estar siempre caliente, a punto de hervir, para que no pare la cocción del arroz cuando vayamos incorporándolo.
  En una cazuela, fundimos la mantequilla y en ella pochamos la cebolla picadita con una pizca de sal. Enseguida añadimos el calabacín en daditos, y lo rehogamos un poco. Añadimos el arroz, y le damos vueltas durante un minuto. 
   Añadimos el vino blanco, y a fuego medio, lo dejamos reducir. Cuando vaya quedándose algo seco, vamos añadiendo poco a poco el caldo, removiendo de vez en cuando para que vaya soltando el almidón: este es el único truco del risotto, ir añadiendo caldo poco a poco y ir removiendo. 
   Cuando llevemos unos 10 minutos, incorporamos también el limón, la ralladura y el perejil, y seguimos con el mismo proceso.
   Al añadir la última tanda de caldo, añadimos también un poco de parmesano rallado, para que se funda.
   Lo dejamos reposar unos minutos y lo servimos con un poco de parmesano por encima... está para chuparse los dedos!

miércoles, 2 de junio de 2010

Pollo a la cocacola



   Si, si, ¡pollo a la cocacola! Le receta la había oído varias veces, pero son de esas cosas que no terminas de creerte demasiado... Pero si Eva, de EBEVA dice que está bueno, yo me lo creo. Y lo pruebo, y lo repito, y mi pinche me dice a ver si lo volvemos a hacer... ¡que cosa tán fácil y tan buena!

   ¿Que llevará la Coca-Cola? Hay mucha gente que está enganchada, dicen que sirve para desoxidar tornillos... ¡y cuando la cueces huele a especias! Eso sí, no sabía decir a que especias exactamente. Y como veo que se lo preguntaron a Eva, yo me adelanto: No, no sabe a cocacola. Es una salsa dulzona que no sabrías de qué está hecha. No se si esto será muy saludable, pero lo que sé es que está rico-rico.

   Se puede usar el pollo como más nos guste. Yo lo hago con "delicias de pollo", o así lo llaman en mi supermercado, creo que son una parte del contramuslo deshuesado: es muy jugoso y se come todo, no lleva huesos, ni piel...


Ingredientes:
   - 400g de pollo
   - 1/2 cebolla
   - 1 puñadito de piñones
   - Media lata de cocacola
   - Sal, pimienta, aceite de oliva


Preparación: 
   Cortamos la cebolla y la ponemos a pochar en una cazuela con un chorrito de aceite y una pizca de sal. Cuando empiece a transparentar, añadimos los piñones y dejamos que se tuesten un poco.

   Enseguida añadimos el pollo salpimentado y lo doramos un poco por las dos caras. Cuando lo tengamos, añadimos la cocacola y mezclamos bien. Tapamos y cocemos a fuego medio hasta que se haga bien el pollo, en mi caso unos 10 minutos. 

   Destapamos y dejamos reducir la salsa, como otros 5 minutos, hasta que quede una salsa gordita que dan ganas de mojar pan... ¡Y ya está!
   Es una receta ideal para servir a los invitados y que adivinen con que está hecha... a ver si pueden.

martes, 1 de junio de 2010

Delicias del lejano Oriente - La Sirena


    La semana pasada me mandaron de bloguzz y La Sirena estas "Delicias del lejano Oriente", una ración de sushi preparado y congelado listo para comer.
   
   La verdad es que lo solicité hace tanto tiempo que ni me acordaba, ¡ya no pensaba recibirlo! Os cuento la experiencia:


La Sirena
   Se pusieron en contacto conmigo y acordaron fecha y hora de entrega para cuando me vino bien. Lo trajeron todo en perfectas condiciones, en una bolsa isotérmica reutilizable, incluyendo un catálogo de productos y una revista de recetas de La Sirena. Nunca he comprado productos congelados por internet, pero para pedir una buena cantidad de cosas (cobran 5,50€ de gastos de envío) me parece una opción más que interesante, muy buen servicio.


Bloguzz
   La idea me parece también de lo más interesante: ofrecen productos de distintas empresas a blogers relacionados con el producto (gastronómicos, de moda, tecnología...) para que los prueben y los evalúen. Así las marcas también se hacen publicidad, si el producto está a la altura, claro.
   Sin embargo, no estoy demasiado satisfecha, en este caso por lo menos. Habiendo pasado mucho tiempo desde que solicité la promoción, no me avisaron en ningún momento de que me la iban a mandar. Directamente me llamaron de La Sirena para avisarme de que tenían un pedido para entregar. La señorita muy amable, pero no sabía si eso era de una promoción, o lo había comprado yo... claro (menos mal que ya había visto en otros blogs que estaban llegando las muestras de sushi y estaba advertida). Sin embargo, el mismo día de la entrega, desde bloguzz ya me estaban "recordando" (una y otra vez) que tenía que hacer un post al respecto.
   Creo que tendrían que mejorar el servicio y trato a los usuarios, mas que nada, porque saben perfectamente que lo vamos a juzgar, de eso viven, ¿no?


El sushi

   Viene perfectamente presentado en una bandejita: 5 makis, 5 nigiris, salsa de soja, wasabi y gari (estos últimos envasados individualemente), de manera que sólo hay que sacar del congelador, meter al microondas 1,5 minutos y servir a la mesa, directamente en la bandejita. ¡Trae hasta los palillos!
   Una vez más, la idea me gusta: por unos 6€ puedes tener en el congelador tu plato de sushi para darte un capricho en un momento. Y una vez más, el resultado no me convence. El alga (solo la traen dos de los makis) se queda húmeda al descongelar, por tanto algo "chiclosa". El resto de makis algo mejor, pero los nigiris resultan bastante secos, y en general el arroz está un poco soso.
   Pero también es verdad que yo me estoy volviendo algo más "sibarita". Mi pinche, que es más de abrir el congelador/encender el horno/sentarse a comer, dice que no está mal, que él si lo compraría (pero que a mi me sale mucho más rico...), que para tener de fondo de congelador para una cena rápida no está mal. Así que 2 opiniones por el precio de 1! jajaja...

   Supongo que es como todo, si no lo comparamos, no está mal. Me encanta la comida asiática, desde la china "de toda la vida" a los nuevos sabores que voy conociendo. Y la cocina de calidad se valora muchísimo, pero de vez en cuando se nos antoja y pedimos "chinorris" (así lo llamo cuando es en plan guarrete), que nos lo traigan a casa, y a guarrear!!


Conclusión:

   Si os gusta el buen sushi, no os importa pagar lo que cuesta, o no teneis problema en hacerlo en casa, no es un producto para vosotros.
   Si sois como mi pinche, "si es rápido y está rico es perfecto", os gustará probarlo.
   Mi nota: un 6.

   Por cierto, para completar una cena para dos, lo comimos junto a una tempura de verduras, que siempre triunfa!!

Related Posts with Thumbnails

  © Template Recipes by Emporium Digital 2008. [Modified by Anita Cocinitas ]

TOP