lunes, 31 de mayo de 2010

Ensalada de bacalao y naranja




    Tenía muchas ganas de hacer esta ensalada. La había visto en muchos blogs, pero la combinación de Patt, de Cocinando para Lola me ha encantado. Yo lo he presentado todo en láminas, pero en salpicón como hace ella, tiene que estar buenísima también.

   Lo que más me ha gustado de esta ensalada es que tiene un sabor que sorprende, pero no es nada fuerte. Además se puede comer templada, (que es lo que hice yo) o bien fresquita para los calores que llegan…

   Esta vez he usado una bandeja de migas de bacalao, que me dan menos respeto a la hora de desalar, pero también se puede hacer con una buena tajada de bacalao.

   Así que aquí os dejo, con una ensalada más… espero no aburriros, pero es que ¡me chiiiiflan las ensaladas!

Ingredientes:
   - Bacalao salado, una bandeja pequeña de migas en mi caso
   - Patatas
   - 1 naranja
   - 2 huevos
   - 1 cebolleta
   - Aceite de oliva virgen extra, vinagre (yo de Módena) y sal

Preparación:
   Desalamos las migas de bacalao con anterioridad. Yo lo hago en 24 horas, cambiando el agua 2 o 3 veces a las migas que previamente hemos pasado por el grifo para quitar el exceso de sal.  La verdad es que quedan un pelín sosas, pero siempre me da miedo que queden demasiado saladas.

   Cocemos las patatas y los huevos.

   Para cocinar el bacalao, podemos hacerlo a la plancha o cocido. Yo, al ser migas, las he pasado por la sartén con un hilito de aceite y un ajo, para que queden más sabrosas. Si tenemos una tajada de bacalao, será mejor cocerlo para poder separar las lascas para la ensalada. ¡A tu gusto!

   Pelamos la naranja quitando bien todo lo blanco y la cortamos en rodajas finas. Cortamos también la patata y el huevo y picamos finita la cebolleta.

   Tan sólo nos falta presentarlo como más nos guste. Yo lo he hecho de la siguiente manera: Una base de patata y sobre ella, capa a capa, el resto de ingredientes: naranja, huevo, el bacalao desmigado y cebolleta. Aliñamos al gusto… ¡y a disfrutar!

sábado, 29 de mayo de 2010

Mousse ligero de fresas


   Aún con la resaca de ayer del VI Tapas&Blogs, hoy os traigo un rico postre para combatir los calores...

   No sabeis que cosa más rica. Como ya sabreis, soy muy poco golosa, así que normalmente de postre suelo comer fruta, o yogurt, (o kefir). Pero el otro día, vi esta mousse en el blog  Webos Fritos (supongo que a estas alturas todos conoceis a Su y a su familia, y si no, ya estais tardando en ir corriendo a maravillaros con sus recetas y sus fotos...) y no pude resistirme!

   Es ligera, rápida, no muy dulce, no lleva nata ni kilos y kilos de azúcar... Para mí, ¡¡es perfecta!! Teneis que probarla, ahora que tenemos las fresas en plena temporada, y que con el calorcito apetecen cositas frescas y fáciles de digerir.

Ingredientes:
   - Un sobre de gelatina de fresa
   - 200 g de fresas
   - Un yogurt Bio natura (yo usé la misma de medida de leche kefirizada)
   - Agua
   - Para decorar: fresas, menta...

Preparación:
   Preparamos la gelatina segúnas las instrucciones del fábricante, pero sólo con la mitad de agua. Yo calenté medio vaso de agua (indicaba 1 entero) diluí la gelatina y añadí otro medio vaso de agua (volvía a poner un vaso).
   Dejamos enfríar la gelatina, para que cuaje un poco. Yo lo tuve media hora fuera de la nevera y media hora dentro. Creo que podía haber cuajado un poco más.
   De mientras, lavamos las fresas y las trituramos junto al yogurt con la batidora.
   Cuando esté la gelatina en su punto, la batimos con la batidora de barillas: la montamos. Si, si, la montamos. Esto de montar la gelatina es algo sorprendente, lo había leído pero no lo había hecho, y es genial. Lo batimos hasta que doble su volumen.
   Entonces, añadimos las fresas con el yogurt y batimos durante un minuto más.
   Lo colocamos en los recipientes en que vamos a servirlo y lo dejamos cuajar en la nevera al menos 1 hora. 


   Yo creo que tenía que haber hecho dos cosas algo distintas: dejar cuajar algo más la gelatina, ya que no me quedó con tantos "agujeros" la mousse, y batir más al final, que no llegué al minuto por ansiosa. En el vaso se puede ver como se separó un poco al enfriar. 
   Pero estaba realmente delicioso. Y no me importa que no saliera perfecto, porque repetiré y repetiré más veces...

   Por otro lado...
   Ayer celebramos el VI encuentro Tapas&Blogs. Ya os contaré con más detalle con un post dedicado, pero de momento quería agradecer la fantástica organización, tanto de Dani y Alfonso de Tapas&Blogs, como a las chicas de Guia Repsol, el trabajo que se han pegado. Y los regalos de Guia Repsol, el excelente trato que nos han dado todo el equipo de Coque, especialemente a Mario Sandoval, que además nos dio una vuelta por los entresijos de su cocina....
   Un gustazo una vez más compartir todo esto con una gente fantástica, viejos conocidos y caras nuevas, y si además todo esto va acompañado de un estupendo concurso de fotos (vaya participación! Enhorabuena a los ganadores!), y una cena espectacular...  Sin palabras!

jueves, 27 de mayo de 2010

Coliflor gratinada


   A mi la coliflor me gusta sin más que con un refritto de ajos o con pimentón. Pero mi pinche me pidió el otro día que a ver si la podía hacer gratinada con bechamel, "que está muy rica". Bueeeno, vale, hacemos verduras de no-regimen... ¡¡Que rico!!

(Que no..., que no es por el régimen, sino porque me gusta el sabor de las verduras tal cual, normalmente un poco al dente, para que conserven su sabor!)


Ingredientes:
   - 1 coliflor
   - 3 lonchas de pechuga de pavo
   - 1 diente de ajo
   - Queso rallado
   - Harina, leche, pimienta, nuez moscada
   - Aceite de oliva, sal

Preparación:
   Primero cocemos la coliflor. En olla rápida, un chorrito de aceite y sofreimos el diente de ajo en láminas. Cuando empiece a tomar color, añadimos la coliflor limpia y troceada, un puñado de sal y un vaso de agua. Cerramos y cocinamos 5 minutos desde que sube el pitorro. A mi me gusta poner la olla debajo del chorro de agua fría para que pare la cocción cuando ha pasado este tiempo.

   Por otro lado, preparamos la bechamel. Tiene que quedar un poco ligera. Le añadimos sal, nuez moscada y pimienta, un poco de queso rallado y el pavo cortado en tiritas.

   En una bandeja de horno, colocamos la coliflor escurrida, la bechamel por encima, y espolvoreamos con queso rallado. Al horno, gratinamos hasta que se dore.


   ¡¡Que fácil hacerte feliz, pinche mío!! jajaja...

martes, 25 de mayo de 2010

Ensalada de rúcula y fresas con aliño de lima


   Esta fue nuestra guarnición para unas riquísimas lubinas a la brasa que nos comimos el sábado. Una ensalada fresquita y original, con un sabor que no deja indiferente. A mi pinche las fresas en la ensalada no le gustaron nada, ¡pero a mi me encantaron!


   Las lubinas simplemente están limpias y desescamadas, con sal gorda por fuera y a la barbacoa, con cuidado de que queden bien hechas por dentro. ¡¡¡Riquísimas!!!
  
Ingredientes para la ensalada individual:
   - Hojas de rúcula
   - 1 fresa grande
   - 3 tomatitos cherry
   - Queso tipo feta, cabra o Philadelphia ensaladas
   - Pipas variadas
   Para el aliño (sobrará mucho, pero lo podemos guardar para otro día)
   - El zumo de 1 lima
   - 3 cucharadas de aceite
   - 2 cucharadas de vinagre de módena
   - Un par de pizcas de sal


   ¡Y a disfrutar del buen tiempo!

domingo, 23 de mayo de 2010

Pizza "caprichosa"


   ¡Que ganas tenía de hcer pizza en casa! Me parece un plato perfecto para hacer de vez en cuando, un fin de semana de quedarse tranquilos en casa... Pero al final entre los excesos de bodas y comuniones, y que no paramos un fin de semana en Madrid, o que cuando estamos aquí siempre estamos fuera de casa... Pero este fin de semana mi chico tenía que estudiar, así que hicimos viernes de pizza y peli... ¡cuanto tiempo hacía!

   Esta ha sido nuestra primera pizza casera, y el resultado nos ha encantado. Quedó finita y crujiente, pero esponjosa. Estoy deseando probar más recetas distintas de masa. Esta la saqué de Minue, de Directo al Paladar.

   Los ingredientes para la receta tradicional de pizza caprichosa son tomate, mozzarella, jamón york, champiñón y huevo.  Pero la pizza de la foto no se parece mucho a esta receta, ¿no? Es que esta nuestra es caprichosa por dos motivos: Porque le pusimos todos los ingredientes que se nos encapricharon, y porque la forma fue la que le dio la gana a ella. Ya iré prefeccionando para que salga más redonda, pero de momento... ¡¡la masa manda!! 

   Nosotros le hemos puesto jamón serrano, tomates cherrys, hojas de rúcula, queso de cabra y cebolla caramelizada. Y el resultado ha sido... ¡espectacular!

   Me encanta cuando en una receta participamos mi pinche y yo a partes iguales. Y esta ha sido una de esas. Así que hemos disfrutado juntitos de la pizza desde que hemos bajado a dar un paseito y comprar los ingredientes.

   Holly, de Holly aprendiendo a cocinar, también ha probado su primera pizza este fin de semana. Pasaros y vereis que buena pinta tiene la suya también! Este fin de semana hemos estado sincronizadas con la comida, jeje...

   Bueno, no me enrollo más, aquí va la receta:

Ingredientes:
   Para la masa:
   - 250 gr de harina de fuerza
   - 15 gr de levadura fresca de panadería
   - 1 cucharadita de sal
   - 15 ml de aceite de oliva
   - 125 ml de agua templada
   Por encima:
   - Salsa de tomate casera
   - Queso emmental rallado
   - Jamón serrano en lonchas
   - Hojas de rúcula
   - Tomatitos Cherry
   - Queso de cabra de rulo
   - 1 cebolla
   - Aceita de oliva virgen extra, azúcar moreno, vinagre de módena, sal

Preparación:
   Empezamos por elaborar la masa. Mezclamos todos los ingredientes en un bol, y los vamos mezclando con las manos hasta tener una masa que no se peguea las manos. Entonces lo pasamos a la encimera de la cocina y amasamos con fuerza hasta que se vayan todos los grumos.
   Cuando la tengamos lista, hacemos una bola y la dejamos reposar en un bol unos 30-45 minutos, hasta que doble su volumen.
   
   De mientras, vamos preparando los ingredientes. También precalentamos el horno a 215º, calor arriba y abajo. 
   Cortamos las lonchas de jamón en tiritas o cuadrados, los tomatitos a la mitad y el queso de cabra en rodajas y estas por la mitad. Lavamos las hojas de rúcula.
   La cebolla caramelizada yo la hago de la siguiente manera: cortamos la cebolla a la mitad y luego en rodajas, y la ponemos a pochar en un cazo con un chorrito de aceite de oliva y una pizca de sal. Cuando empiece a ablandarse, añadimos una cucharada de azúcar moreno y un chorrito de vinagre de módena, removemos bien y lo dejamos reducir. Así queda con un saborcito riquísimo.


   Cuando la masa haya doblado su volumen, la volvemos a colocar sobre la encimera enharinada y la extendemos con un rodillo. Tiene que quedar con un grosor uniforme, de unos 3-4 milímetros. Lo de la forma bonita... es una asignatura pendiente. ¡Pero así a ver quien se atreve a decir que no es artesana! La colocamos sobre un papel de horno y la trasladamos a la rejilla del horno. ¡Esta que vemos en la foto ocupa casi toda la rejilla!

   Colocamos todos los ingredientes: salsa de tomate, queso rallado, el resto de ingredientes, más queso rallado y un chorrito de aceite de oliva virgen extra. Horneamos a 215º unos 15 minutos, hasta que veamos que está bien hecha. No se cual es la mejor forma de cocinarla. Yo la he puesto sobre la rejilla, a media altura con calor arriba y abajo y ha quedado estupenda. Si no es así, ¡que algún experto me corrija, por favor!


   Nuestra primera pizza y ha sido todo un éxito. Si aún no os habeis animado a hacer pizza en casa, teneis que hacerlo. No tiene nada que ver con las masas congeladas, y ya no hablemos de las precocinadas....
   Ánimo que queda un estupendo domingo por delante, y ya por fin ha llegado el buen tiempo, hay que aprovecharlo!

viernes, 21 de mayo de 2010

Sorpresa de salmón ahumado


   ¡Que plato más rico y más bonito! El otro día venía hacia casa y de pronto supe que iba a hacer para cenar. Lo que no sabía era de donde había sacado la idea... al final lo encontré. Eva, de EBEVA, que siempre tiene unas cosas riquísimas, lo había publicado hacía tiempo. 

   Así que aqui teneis mi versión. En casa nos ha encantado: queda preciosa la presentación, y está riqusímo. Yo por la prisas no lo dejé reposar demasiado, así que quedó un poco más blando de lo que debía. Lo que sobró de relleno lo puse en un molde individual con más salmón picadito, ¡y de un día para otro estaba mejor aún! Así que tomo nota... mejor bien reposado.


Ingredientes:
   - 1 bandeja pequeña de salmón ahumado
   - 1 tarrina de Philadelphia light (o normal, pero es una bomba...)
   - 1 aguacate
   - 1 tomate
   - 1/2 cebolleta
   - Cebollino y lechuga para decorar

Preparación:
   Forramos un tazón de desayuno (o varios moldes individuales) con varias lonchas de salmón ahumado. Esto será lo que se vea en el plato, así que hay que ponerlas que quede bonitas... Tiene que sobresalir por los bordes, ya que luego lo doblaremos y taparemos el "pastel". Tenemos que reservar un trozo de salmón para el final, para taparlo bien.

   En un bol aparte, ponemos el queso y lo batimos con un tenedor para que se ablande un poco. Añadimos el aguacate y el tomate picados en dados y la cebolleta muy picadita. Mezclamos bien con ayuda de un tenedor. 


   Cuando lo tengamos listo, rellenamos el bol con la mezcla y doblamos hacia adentro las puntas del salmón. Con otra loncha que habíamos reservado, terminamos de cubrirlo bien. Tapamos con un film y reservamos en la nevera al menos 2 horas.



   Para servirlo, lo desmoldamos sobre una base de lechuga y coronamos con cebollino picado. ¡Todos a la mesa!

miércoles, 19 de mayo de 2010

Arroz con verduritas... en mi olla arrocera!


   Tengo un piso pequeño. Lo comparto con mi pinche, y tenemos toooodos los trastos, tecnológicos, deportivos e inservibles que uno se puede imaginar. Y ahora con esto de mi afición a la cocina, también los culinarios!!

   Cuando aprendí a hacer sushi, me planteé comprar una olla arrocera. Luego lo descarté. No era tanto el trabajo que ahorraba comparado con el espacio que ocupaba (eso, y que acababa de comprarme la máquina de hacer pasta), aunque fuera pequeñita...

   Pero ví el sorteo del grupo de Facebook de Japoexpress, y me apunté. Japoexpress es una franquicia de locales Sushi Bar (a los que pertenecen Sushi House y Sushi Olé). Yo no he comido nunca en ninguno de estos locales, así que no puedo opinar sobre ellos. Pero los conozco desde hace tiempo, de vista, y a través de Facebook.


   Y siguiendo con la racha... ¡me tocó la arrocera! ¡¡Que suerte tengo!! Jeje... Me llegó hace una semana, pero no había podido ir a Correos a por ella hasta ayer. Y al abrirlo me encuentro... una olla arrocera enooorme! Jajaja... ¡ahora ya no tengo escusas para no hacer otra sushi party! ¡¡Es para 10 raciones de arroz!!

   Y claro, corriendo a casa a probarlo. Y claro, como soy un culo inquieto, no puedo hacer arroz blanco de acompañamiento como todo el mundo (buf, me aburre soberanamente, a no ser que haya salsita de por medio). Así que hala, a buscar formas distintas de cocinar con la arrocera...


   Me ha llamado mucho la atención la forma en que funciona: La olla es como una báscula, sobre la que apoya el recipiente interior. Tu pones en el interior las raciones que quieres de arroz, y llenas de agua hasta la rallita correspondiente. Lo conectas... y ella calcula el tiempo necesario en función del peso que detecta Cuando se ha evaporado/absorvido el agua correspondiente, pasa a modo "mantener caliente" y lo conserva a esa temperatura. También vale para cocer al vapor, el funcionamiento es el mismo.


   ¡Así que manos a la obra! Arroz con verduras para acompañar las brochetas de pescado que teníamos para cenar.

Ingredientes:
   - 1 puerro
   - 1 cebolleta
   - 1/2 brócoli pequeño
   - 2 cacitos de arroz basmati
   - Agua
   - Sal, aceite de oliva, especias al gusto (yo pimienta negra molida y jengibre)

Preparación:
   Por un lado, cocemos en agua con sal el brócoli en ramilletes pequeños. En un principio pensé en cocerlo al vapor a la vez que el arroz, pero iba a ser demasiado experimentar y esto del cálculo de pesos no me convencía... Así que ya iré probando más adelante.
   Ponemos en la arrocera un pelín de aceite y la encendemos. Sofreímos el puerro y la cebolla cortados en tiritas, con una pizca de sal. Enseguida añadimos el arroz, damos unas vueltas, salpimentamos y añadimos el agua. Tapamos y dejamos cocer hasta que se apague, mezclamos con el brócoli bien escurrido, ¡y listo!

   Es un invento bastante práctico, pero teniendo en cuenta las veces que comemos arroz en casa, en nuestro caso no es para nada imprescindible. Claro, que para el sushi va a ser una gran ayuda, ¡y a lo mejor nos hacemos ahora "arrozadictos"!

   En cualquier caso, muchas gracias a Japoexpress por el regalo. ¡Ahora me toca probar sus locales!

lunes, 17 de mayo de 2010

Kefir adoptivo



    Hace un tiempo, Lore, de Cocinandotelo Light nos enseñaba su Kefir. ¡Que envidia me dio! Yo he tenido  kefir varias veces, hace años ya, pero al final me he acabado cansando y regalándolo. Tradicionalmente se pasa de mano en mano, ya que va creciendo y te puedes quedar una parte y pasar otra.

   Para los que no lo sepais, el Kefir es una combinación de bacterias probióticas y levaduras en una matriz de proteínas, lípidos y azúcares. Lactobacilus acidophilus es la bacteria y Saccharomyces kefir la levadura más habituales en el Kefir, aunque varían las regiones y culturas.

   El resultado de kefirizar la leche es un líquido similar al yogurt líquido (una vez colado), con un aspecto más granuloso (como cortado) y un poco más ácido. Se recomienda para personas intolerantes a la lactosa, por el tipo de fermentación, y en general, beneficia a la flora intestinal. A mi me gusta tomarlo porque me parece un producto mucho más natural y así me obligo a tomar leche más a menudo.


   Esta es una foto de cómo le gusta a Lore tomarse el kefir. ¡Que envidia me dió! Se lo dije... y ella se puso a investigar a ver cómo podía mandarme una parte. Una de las posibilidades era mandarlo en un tarro con agua, pero nos daba un poco de cosa. Otra forma era deshidratarlo, mandarlo en un sobre, e hidratarlo de nuevo yo en casa.

   Nos decidimos por la segunda opción, ¡así que Lore se puso manos a la obra! Estas son sus fotos, de como fue secándose el "bicho" (que es como lo llaman nuestros chicos, los dos igual de reticentes a probarlo...)



 
  
   Y por fin viajaron los nódulos Aturias-Madrid en un sobre. Que ilusión recibirlos.


   Para "reactivarlo",  lo puse en un tarro de plástico con leche entera, fuera de la nevera, en un lugar oscuro (vamos, dentro de un armario). Cada día lo colaba con un colador de plástico (nunca debe tocar nada de metal) y le cambiaba la leche.

   Al cabo de algo más de una semana de repetir este proceso, ¡ya está listo! Lore se había guardado unos cuantos nódulos secos para reactivarlos a la vez que yo, y ambas coincidimos en que el resultado son unos nódulos algo más compactos que antes de la deshidratación, menos gelatinosos. Pero la leche kefirizada sí está perfectamente.

   La cantidad que veis en esta foto, es como una cucharada grande, y en 24 horas, convierte la leche (en este caso yo uso semidesnatada) en un rico "yogurt". 

    Colocamos los nódulos en un recipiente de cristal o plástico con tapa, y añadimos la leche. Tiene que quedar al menos 1/3 del recipiente con aire, por los gases debidos a la fermentación. Pasadas de 24 a 30 horas, colamos y volvemos a repetir el proceso con más leche. La leche Kefirizada se puede guardar unos días en la nevera, pero el recipiente con los nódulos debe guardarse a temperatura ambiente.

   A mi me gusta tomarlo tal cual, sin azúcar, pero he de reconocer que al principio cuesta un poco acostumbrase al sabor, ya que estamos acostumbrados al sabor del yogurt y esto no es igual.


   También podemos usarlo para ensaladas, hacer queso, o un rico batido fresas como me hice yo ayer, ¡que bueno!

viernes, 14 de mayo de 2010

Escalivada


    Llega la primavera, nos quitamos los jerseys gordos de invierno... y llegan los arrepentimientos (un año más) de lo poco que nos hemos cortado a la hora de comer durante el invierno. ¿A quien no le pasa?

   Pues esto mismo ha pensado Palmira, la anfitriona del HEMC 44: Recetas para llevar bikini este verano


   En casa nos gusta comer mucha verdura, cosas fáciles y rápidas... ¡Y la escalibada es un plato perfecto para todo esto!

Ingredientes:
   - Berenjenas
   - Pimientos rojos
   - Cebollas
   - Tomates (a mi me gustan de pera)
   - Sal, aceite de oliva

Preparación:
   Limpiamos las verduras, y pelamos las cebollas. Hacemos un par de cortes en la piel de las berenjenas y los tomates, y las colocamos sobre una bandeja de horno. Echamos un chorrito pequeño de aceite de oliva sobre todas las verduras.

   Lo llevamos al horno. Cada uno es distinto, en el mío se hace muy bien a 180º, calor arriba y abajo con ventilador, aproximadamente en una hora. Durante el horneado, le damos la vuelta a todo un par de veces. Los tomates tardan menos, de manera que podemos meterlos más tarde o sacarlos antes.


   Cuando esté listo, sobre la misma bandeja, lo tapamos unos minutos con un trapo, para que sude y se pelen mejor los pimientos. 

   Lo cortamos todo en tiritas, salamos, rociamos con aceite de oliva y a disfrutar...


   Se puede comer fría, templada o caliente. Sola, como acompañamiento, en tosta, con atún, o anchoas. Aliñada, como ensalada. De un día para otro. Me encanta. ¿Cómo la comeis vosotros?


martes, 11 de mayo de 2010

Risotto de espárragos trigueros y parmesano

 
   Tenía muchísimas ganas de hacer un risotto, pero nunca veía el momento. ¡Y este mes, el reto de Velocidad Cuchara, es risotto! Hasta ahora no había podido participar, así que esta vez tenía que ser. Si no lo conoceis, pasaros por el blog. Rosa y Vicky, a parte de de hacer cosas riquísimas y unas fotos estupendas, se pegan un currazo cada mes con los retos!!

   Rosa propuso risotto de Hongos, pero mi pinche no puede ni verlos, así que el mío fue de espárragos trigueros y parmesano. Para ser el primero, me salió buenísimo (que modesta soy), pero es que es facilísimo, y se puede hacer de tantas cosas...!!!

   Si el caldo es casero, muchísimo mejor, como siempre. Yo lo hice con un caldo de brick, no había tiempo para todo! Y en vez de parmesano, un queso viejo de oveja de Zamora que tenía mi padre esperando encontrar su momento de gloria... y lo encontró, vaya si lo encontró...

Ingredientes (para 4 personas):
   - 350g de arroz arborio (especial risotto)
   - 1 manojo de espárragos verdes
   - 1 cebolla
   - 150g de queso parmesano
   - 1 vaso de vino blanco
   - 1 litro de caldo de pollo
   - 2 cucharadas de mantequilla
Preparación:
   Limpiamos los espárragos, reservamos las puntas y cortamos los tallos en trozos de 1 cm (desechando la parte dura). Ponemos el caldo a calentar y cocemos en él los espárragos troceados durante unos 5 minutos. Pasado este tiempo, retiramos los espárragos y mantenemos el caldo caliente, casi hirviendo.

   Picamos o rallamos el queso, reservando una parte que rallaremos en forma de lascas para decorar. Salteamos en una sartén con un poquito de aceite las puntas de los espárragos y las reservamos también para decorar.

   Picamos la cebolla en trocitos pequeños. Fundimos la mantequilla en una cazuela ancha, y le añadimos la cebolla. Cuando comience a ablandarse, añadimos el arroz y removemos bien unos 2-3 minutos. Añadimos el vino blanco y dejamos reducir. A partir de ahora, tenemos que ir añadiendo el caldo cazo a cazo, según vaya pidiendolo el arroz. No tiene que estar nunca ni muy seco, para no parar la cocción, ni muy caldoso. Y tenemos que ir removiendo con una cuchara de madera casi todo el rato, para que el arroz suelte bien el almidón: esto es lo que va a dar cuerpo al risotto. Vamos haciendo esto hasta que el arroz esté bien hecho. Viene a tardar en total unos 20 minutos, y deberemos utilizar casi todo el caldo.

   A media cocción, cuando lleve unos 15 minutos, añadimos los espárragos, y seguimos haciendo el risotto de la misma forma. Cuando esté casi apunto, al añadir el último cazo de caldo, añadimos también el queso rallado, para que se funda y se integre bien.

   Servimos inmediatamente, y coronamos con las puntas de los espárragos y las lascas de queso... y a disfrutar!

domingo, 9 de mayo de 2010

Ensalada tropical con yogurt


   Entre que vuelve o no vuelve el buen tiempo y las cenizas del volcán deciden si nos dejan o no volver a Madrid, una ensaladita fresquita para levantar los ánimos.

La ensalada:
   - Lechugas variadas
   - Mango
   - Aguacate
   - Cebolleta muy picadita
   - Pollo en taquitos, con sal y pimienta,  a la plancha

La salsa de yogurt
   - 1/2 yogurt natural desnatado
   - 1 cucharada de ligeresa (yo si, pero también se puede mahonesa, y si es casera mucho mejor, claro)
   - 1 chorrito de zumo de limón
   - 1 pizca de sal
   - Cebollino picado

viernes, 7 de mayo de 2010

V Encuentro Tapas & Blogs

   Tengo el blog abandonadísimo. Esta semana no tengo tiempo para nada, y la que viene pinta parecido... mucho trabajo, comunión, boda, todas las compras que esto supone... buf!

   Así que va pasando el tiempo, y no he publicado un post sobre el V encuentro Tapas&Blogs, y mira que tenía ganas!
   El IV encuentro me gustó mucho, pero el formato "clásico" es otra cosa. Y este además, como fue "tipo coctail", me permitió charlar y charlar y conocer y "desvirtualizar" y poner cara a un montón de gente! Fuimos alrededor de 30 personas, no las voy a ennumerar, porque me dejaría a muchos.

 Foto: Fagor Industrial

   El tema del encuentro era "Sin gluten". Ana y Victor, de Caminar sin gluten nos contaron de primera mano, las dificultades a las que se enfrentan cada día los que sufren esta enfermedad. Un tema interesantísimo, del que hay un gran desconocimiento.Por ejemplo, yo había oído hablar de la contaminación cruzada, pero no sabía que, en casos agudos como el de Ana, el simple hecho de que alguien pase un trozo de pan (con gluten) sobre su plato y caiga alguna miguita puede tener efectos malísimos en su salud. Y el poco apoyo que hay de las organizaciones y organismos, la falta de subvenciones, acuerdos... Su medicina es la comida, y sin embargo, los productos específicos sin gluten hoy en día siguen siendo muy caros. Y todo esto nos lo contaron desde la experiencia, manteniendo atenta a la audiencia hasta que los del restaurante nos cortaron para sacar la cena! No dejeis de pasaros por su blog...

   El sitio elegido para este encuentro fue Loft39, y cenamos tipo coctail, todo sin gluten por supuesto! Para que veais la de cosas ricas sin gluten que puede preparar un restaurante en su carta si se lo propone...

 Foto: El monstruo de las galletas

Foto: Caminar sin gluten

Foto: Caminar sin gluten 

 
 Foto: Caminar sin gluten

   Yo me llevé la cámara, pero estaba demasiado entretenida comiendo, bebiendo, y hablando sin parar, así que he tenido que coger prestadas algunas fotos...

   Fue una gozada conocer a tanta gente. Como se comentó en un momento de la noche, que estemos gente de edades y dedicaciones tan distintas, unidas por una afición común, disfrutando de una noche de cena y copas... ¡tiene mérito! Así que una vez más, gracias a la organización, Dani, Alfonso, por este trabajo tan tremendo, espero que os gustara el resultado. A mi desde luego me encantó. Y gracias a todos con los que compartí ese rato, ¡nos vemos en la próxima! (y prometo ir mejorando y que en vez de un Gintonic caigan dos...)


Nos cuentan también  sus crónicas:
   - Fiona en Tapas&Blogs
   - Gijon 2013

lunes, 3 de mayo de 2010

Muslitos de pollo con pasas


   Una receta fácil y rápida, y riquísima. Receta de mi abuela, y por supuesto, no ta buenos como le salen a ella... habrá que ir a su casa y observar con atención... Pero estaban riquísimos! Para acompañar, unas patatas rápidas al microondas, la idea, de Espe.

Ingredientes:
   - 8 muslitos de pollo
   - 1 bolsa pequeña de pasas
   - 1 diente de ajo
   - Whisky
   - Sal, pimienta, aceite de oliva
  Patatas:
   - Unas patatas pequeñas, o grandes troceadas
   - Hierbas o especias al gusto. Yo usé una mezcla de hierbas provenzales
   - 1 bolsa de asar apta para el microondas
   - Sal, pimienta, aceite de oliva
  
Preparación:
   Salpimentamos los muslitos a los que previamente hemos quitado la piel.
   En una sartén, los doramos ligeramente junto a un diente de ajo y los pasamos a una cazuela ancha con un chorrito de aceite. Añadimos un vaso de whisky, tapamos y cocemos a fuego medio 5 minutos. Añadimos las pasas y dejamos cocer, removiendo de vez en cuando, hasta que estén bien hechos, para que se suelte la carne con facilidad. Si vemos que está quedando muy seco, podemos añadir algo de agua, pero no tiene que quedar mucha salsa.

   Aparte, hemos cocinado las patatas en un momentito. Cogemos una bolsa de asar, introducimos las patatas peladas, que en este caso eran pequeñitas. Añadimos sal, pimienta, hierbas aromáticas, un chorro de aceite, cerramos la bolsa y agitamos bien para que se mezcle todo. Lo colocamos en un plato, hacemos unos agujeritos a la bolsa y ponemos 6 minutos al microondas.

   ¡Tachán! Plato express rico rico!!!

Related Posts with Thumbnails

  © Template Recipes by Emporium Digital 2008. [Modified by Anita Cocinitas ]

TOP